Alejandro Sanz, su ex mánager le pide 9 millones

Se vio las caras en un juzgado de Madrid con Rosa Lagarrigue, la que fuera su representante durante 25 años, que le acusa de romper su contrato de manera unilateral. Le pide un dineral.

No está siendo un buen año para Alejandro Sanz. A su separación matrimonial de Raquel Perera, madre de sus dos hijos pequeños, se suma una demanda judicial. El pasado miércoles, el cantante se sentó en el banquillo de los acusados del juzgado nº 74 de Primera Instancia de Madrid para responder a una denuncia interpuesta por Rosa Lagarrigue, propietaria de la empresa RLM, S.A., que ejerció su representación artística durante veinticinco años, por un supuesto incumplimiento contractual.

Según informa elindependiente.com, esta empresa, muy conocida en el mundo artístico por haber ejercido también de representante de otros artistas como Miguel Bosé, Raphael o Malú, le reclama 9 millones de euros por los daños causados.

Alejandro Sanz en el juzgado en Madrid
Agencias

Todo se remonta, según esta misma fuente, a 2016, cuando Alejandro habría roto de forma unilateral el contrato mercantil que les unía hasta 2019.

Los abogados del cantante, del bufete Pérez Llorca, según informaciones llegadas a DIEZ MINUTOS, habrían intentado llegar a un acuerdo por cuatro millones de euros, cifra que habría sido rechazada por Lagarrigue. La defensa sostiene la total licitud de la rescisión contractual y rechaza tener que abonar indemnización alguna a la compañía.

Alejandro Sanz en el juzgado en Madrid
Agencias

Lagarrigue, por su parte, dice que denunciar a Alejandro “ha sido lo más triste que me ha pasado en la vida”. De momento, habrá que esperar a la resolución judicial, pero las cosas no pintan bien para Sanz, que según testigos presenciales fue reprendido por el juez durante la vista, sólo repitió “no lo sé”, “lo ignoro” o “yo sólo soy el artista” ante las preguntas de los abogados de la parte contraria, y salió del juzado con cara de pocos amigos.

Alejandro Sanz en el juzgado en Madrid
Agencias

Un difícil reparto

Por si esto fuera poco, Alejandro se enfrenta a su separación matrimonial de Raquel Perera. Aunque ambos aseguran que su ruptura es de mutuo acuerdo, no parece fácil repartir el conglomerado empresarial que comparten. Los lazos que les unen, sus hijos Dylan y Alma, no se romperán nunca, pero resolver el tema económico no parece tan fácil.

Alejandro SAnz y Raquel Perera
Agencias

Dos de las tres empresas de Alejandro, incluida la que factura su música, que es la más importante ya que tiene un activo de 28 millones de euros, están a nombre de Raquel Perera y, las puso precisamente en 2017, tras romper con Lagarrigue. El artista sólo tiene a su nombre una pequeña empresa de lavado de automóviles con un capital social de 4.000 euros.

Por suerte para el artista no sucede lo mismo con sus patrimonio inmobiliario pues tanto la finca que tiene en Extremadura, como la mansión de Miami, como un piso con terraza en Madrid son bienes privativos del cantante. y, por ley, no tendrá que repartir con su ex mujer.

image
Agencias

Su hija mayor cumple 18, su única alegría

Menos mal que existe Manuela para llevar algo de calma y devolver la sonrisa a Alejandro Sanz. La joven, hija del cantante y la mexicana Jaydy Mitchel (juntas en la foto) se ha graduado en el colegio y acaba de celebrar su mayoría de edad.

El artista no pudo ir a la graduación, pero en cuanto pudo corrió a su lado para asistir al baile de celebración y colgó el vídeo en Instagram.

Publicidad - Sigue leyendo debajo