Sebastián Palomo, ilusionado con su nueva novia

El hijo de Marina Danko y el desaparecido torero sale con Patricia, una joven abogada con la que le hemos visto así de cariñoso por Madrid.

Tras su ruptura con Carla Sánchez Zurdo, que era su entrenadora personal, no habíamos visto a Sebastián Palomo Danko, el hijo de Marina Danko y el desaparecido torero Sebastián Palomo Linares, con ninguna otra mujer. Sin embargo, a juzgar por estas imágenes, está enamorado y mucho.

La afortunada se llama Patricia y es abogada como él. Juntos y muy acaramelados les hemos visto pasear por las calles de Madrid. La pareja se detuvo en uno de los bares de la zona para tomar algo sentados en un banco. Y fue allí cuando Patricia besó cariñosamente a su chico.

La complicidad entre los dos es evidente y estas fotos podemos ver como Patricia estaba muy pendiente de Sebastián.

Sebastián Palomo con su nueva novia
Agencias

Patricia se mostró muy cariñosa con su chico y le besó en la mejilla. Mientras que él iba vestido de sport, la abogada iba con un mono verde y camiseta negra que combinó con unos salones blancos con puntera negra.

Sebastián Palomo con su nueva novia
Agencias

Hace ya dos años que falleció su padre, el famoso torero, y aunque en un principio se habló de una mala relación entre los hermanos, lo cierto es que finalmente acercaron posturas e incluso compraron juntos la finca El Palomar, que durante años perteneció a la familia.

Sebastián Palomo con su nueva novia
Agencias

Es Miguel, el pequeño de los hermanos, quien la gestiona, y en ella se celebran bodas y eventos. Sebastián es empresario y además ahora se dedica a escribir. Hace unos meses publicó su primera novela, 'La culpa es tuya', que publicó en febrero.

Sebastián Palomo con su nueva novia
Agencias

Sebastián estudió Derecho y Empresariales, pero después de dejar los toros, decidió probar con la escritura. 'La culpa es tuya' es una novela de amor que narra las experiencias de tres amigos suyos. Quizá la siguiente sea una novela erótica: “Podría hacerlo. No soy nada pudoroso para esos temas”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo