La verdad 'piadosa' de Jesús Mariñas: Los fracasos amorosos nunca desanimaron a Isabel

El periodista nos narra sus vivencias personales con los famosos, opina sobre ellos y revela muchos de sus secretos. ¿Por qué Isabel Preysler es la reina de corazones?

isabel preysler y julio iglesias
Agencia

Isabel Preysler ha cumplido setenta años, pero nadie lo diría. Están muy bien llevados tras una vida siempre regalada, constantemente admirada, jaleada y obsequiada como ha podido verse y aplaudirse en su reciente y clamorosa aparición televisiva. Muy pocas podrían decir lo mismo. Es ejemplo a seguir y hasta perseguir, aunque resultaría difícil.

Realmente única e incomparable, Preysler salió adelante de todas las contingencias, tropiezos y problemas. Pese a su tan solo aparente fragilidad, es mujer fuerte, dura y resistente. Lo hizo manteniendo tipo, ánimo y sonrisa inalterables. Nunca perdió el control porque sabía lo que hacia, una voluntad fuerte que contrastaba con su femineidad y tan solo aparente fragilidad. Cuando sus múltiples y sonados amores no funcionaron, sonreía y así despistaba creando dudas, inseguridad e incertidumbre. Maestra en la corrección y el disimulo, parecía sacada de una película americana de los cincuenta, algo así como la sublimación de Doris Day o Ginger Rogers.

Preysler podría resultar su sucesora, una diva siempre reinventada manteniendo sonrisa y coraje. Superó toda la enorme problemática permanente de sus relaciones sentimentales, alguna realmente conflictiva y dolorosa, pero nunca aparentó resultar afectada o maltrecha. Maestra del disimulo y la superación a fuerza de costumbre, pese a sus decepciones, jamás bajó la guardia y sostuvo ánimo, coraje y fuerzas. Una mujer única, diferente, temible y admirable que aprendió desde su inicial desengaño y decepción. En Julio Iglesias nunca creyó como artista –¡Lo que hay que ver si compartían cama y felicidad!–, ni su triunfo mundial varió tal criterio. Con Julio Iglesias tuvo a sus tres hijos: Chábeli, Julio José y Enrique, que han heredado lo bueno y lo malo de mami.

isabel preysler con sus hijos mayores chabelí, enrique y julio josé
MUY FAMILIAR. Isabel siempre ha dado una imagen de cierta frialdad, pero sus cinco hijos la adoran y no dudan en definirla como una gran madre. En la imagen, con Chábeli, Julio José y Enrique, los tres hijos que tuvo con Julio Iglesias.
DM

Aún nos darán mucho que hablar y que escribir evocando cuando iba de fiesta en fiesta y resultaba única e insuperable entre nuestras 'madamas'. Suma y sigue, contaremos su fuerte amistad con Mona Jiménez, en tiempos decisiva en la jet capitalina y que tanto la ayudó a colocarse. Es historia, lances y momentos que no merecen ser olvidados como claves de nuestra historia social.

Isabel es capítulo importante, fundamental y decisivo. Lo que se perdió Julio, podría darle para otra canción lamentadora cual 'Por el amor de una mujer'. Anímate, Julito.

isabel preysler tres matrimonios y una pareja
MUY AMADA. Isabel puede presumir de haber vivido grandes amores. Su matrimonio con Julio Iglesias la convirtió en una pieza fundamental de la crónica social. Después ha disfrutado de otros dos matrimonios, Carlos Falcó y Miguel Boyer. Tras la muerte de este último, Isabel vive otro amor con Mario Vargas Llosa.
DM
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de En portada