Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.

Kiti Mánver: "Me he arruinado y retirado muchas veces"

Actriz de largo recorrido, Kiti Mánver lleva más de 40 años en los escenarios. Actualmente triunfa con dos obras de corte bien distinto: “Las heridas del viento” e “Iba en serio”, basada en la novela de Jorge Javier Vázquez. Las dos obras dirigidas por Juan Carlos Rubio, su director fetiche.

Actriz de largo recorrido, Kiti Mánver lleva más de 40 años en los escenarios. Actualmente triunfa con dos obras de corte bien distinto: “Las heridas del viento” e “Iba en serio”, basada en la novela de Jorge Javier Vázquez. Las dos obras dirigidas por Juan Carlos Rubio, su director fetiche.

1 de 7
No hago distinción entre Jorge Javier y el resto de actores

-¿Qué tal su experiencia en el teatro con Jorge Javier Vázquez?
Como todas las obras, “Iba en serio” va creciendo día a día, porque las cosas se van perfeccionando. Respecto a Jorge tengo que decir que está siendo una gratísima sorpresa para toda la compañía, porque tiene una actitud muy positiva, una gran humildad, y mucho respeto por lo que hace.

-¿Es lo habitual en alguien que empieza?
-Sí, pero Jorge está tan ávido de aprender, que para alguien que lleva tanto tiempo frente a las cámaras como él, es muy positivo.

-Tiene mérito que lo diga usted, que es una actriz veterana.
-Yo con él no hago distinción respecto al resto de actores, porque en lo profesional es un compañero más, la única diferencia es que cuando vamos a algún sitio, todo el mundo quiere hacerse una foto con él.

-¿Cómo le convenció para que interpretara  el papel de su madre?
-En un principio tuve dudas porque no es un compañero con el que haya trabajado anteriormente, pero éste es un trío en el que tiene mucho protagonismo Juan Carlos Rubio, director y guionista, y eso me dio tranquilidad porque tiene mucho sentido común.
-¿Tan importante es el director en el éxito o el fracaso de una obra?
-Por supuesto, es como si tú te pones a dirigir una orquesta y no sabes nada de música, imagina lo que saldría. En este caso yo he tenido mucha suerte con los directores con los que he trabajado, lo que no impide que surjan conflictos, pero es que si no los hay es como si te faltase la sal a la vida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 7
Trabajar con Almodóvar es fascinante

-¿Qué le enseñó Almodóvar que no ha olvidado?
-Cuando empezamos éramos unos críos, yo tendría 25 o 26 años, pero él ya era un ser que se arriesgaba, que tenía una imaginación tan prodigiosa, tan rica, y al mismo tiempo era tan riguroso en el trabajo a pesar de las condiciones en las que trabajábamos, que era fascinante trabajar con él. Pedro es un director que cada minuto del fotograma lo tiene en la retina y hasta que no sale perfecto, no lo da por terminado. Y eso a los actores nos da una enorme confianza.

-De las películas que ha rodado con él, ¿de cuál se siente más orgullosa?
-Quizá por la que siento más ternura es por “Qué he hecho yo para merecer esto”. Fue una salvajada maravillosa, muy completa como melodrama, y pese a que fue de las primeras que rodó, sin demasiado dinero, le salió redonda.

-¿El mérito de Pedro es el protagonismo que da a las mujeres?
-Sin duda alguna, a él le preocupa mucho ese mundo femenino en el que no todas las mujeres son guapas, atractivas o inteligentes. Todo eso se debe a que está muy arraigado a lo social y se nota mucho en sus películas.

-Hay un debate sobre la desigualdad en los sueldos de las actrices.
-Si te soy sincera nunca he preguntado lo que cobran mis compañeros masculinos, pero creo que el problema más gordo que tenemos ahora es la subsistencia de actores y actrices que no tienen trabajo, y en general de todo el sector.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 7
Empecé a trabajar con 14 años

-¿Tener trabajo hoy es un privilegio?
-Sí, a veces me pregunto: ¿aún estoy aquí, teniendo en cuenta que empecé a los 14 años? Trabajar es un privilegio porque se han perdido 23.000 puestos en nuestro sector.

-¿Qué consejos le daría a quienes se queda en la cuneta?
-Que no se queden paralizados por la situación, que intenten engancharse a algún proyecto. Yo además de “Iba en serio”, aposté por “Las heridas del viento”, una propuesta de investigación de Juan Carlos Rubio, modesta, con la que hemos ido a Londres, Portugal, Nueva York y en enero a Madrid, en un momento muy difícil porque no hay dinero.

-¿En su gremio imperan los emprendedores?
-Siempre, yo la primera producción la hice cuando tenía 25 años, desde entonces he tenido bajones, no sólo económicos, también de otro tipo, pero he intentado salir adelante montando mi propia productora, y eso que puede parecer una locura, al final merece la pena.

-Una forma de reciclarse como otra cualquiera.
-Y de recuperar la ilusión, que es un motor importante, por más que yo me haya arruinado varias veces.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 7
Alguna vez estuve en alguna lista negra…

-La pasión por la interpretación le viene de familia, ¿no es así?
-Sí, porque mi padre aunque era comisario de Policía, siendo muy joven ya escribía guiones, y mi madre igual. Yo recuerdo como algo muy especial un magnetofón que nos regaló y con el que grabamos un cuento.

-¿Desencantada de su profesión?
-El callo en el alma te lo vas haciendo con el tiempo. Yo me he retirado varias veces, por distintas razones, algunas porque estuve en alguna “lista negra” por respondona. Los años me han enseñado a decir lo mismo pero de otra manera, porque la política está en todas partes.

-¿Qué es lo más importante para no quedarse atrás en su profesión?
-Al tener que leer y aprenderte tantos guiones diferentes, mantienes activa la memoria y eso dicen que es muy bueno para evitar el Alzheimer. También es importante el ejercicio físico porque si vas a hacer algo sin un fondo bueno, el cuerpo no te responde.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 7
Mi marido Fernando fue mi gran amor

-¿Ambiciosa?
-Yo he sido muy cauta, cuando hice películas que sonaron mucho, me llamaron para hacer otro tipo de cosas que no acepté por prudencia.

-Ha perdido a su marido ¿cómo lo ha vivido?
-Pasar el duelo es una de las cosas más difíciles que hay en la vida, pero la profesión me salvó. Es duro, y superarlo una cuestión de tiempo, pero el trabajo te impide pensar en ello, por más que cuando llegas a casa sientes la soledad. Lo peor de la educación occidental es que no te preparan para la muerte.

-Tampoco para amar.
-Tampoco. Yo tuve la suerte de conocer a Fernando, que ha sido mi gran amor, pero no sólo me refiero a ese tipo de amor, también al que puedas sentir por los padres, los hijos, los amigos, el amor en todas sus facetas. El amor de pareja hay que currárselo para mantenerlo, pero merece la pena hacerlo porque es hermoso amar a alguien.

(Entrevista realizada en Gran Hotel 
Las Rozas, Madrid. Tel. 916 30 84 10).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 7
La foto favorita de Kiti Mánver

Desde hace diez años que conocí a Juan Carlos Rubio, hacemos un tándem perfecto. Nos presentó Juan Luis Galiardo y Miguel Hermoso y he trabajado con él en seis montajes teatrales. Es mi talismán.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 7
Ficha y firma de Kiti Mánver

Nació María Isabel Ana Mantecón Vernalte el 11 de mayo de 1953 en Antequera, Málaga.

Familia Siendo adolescente abandonó Melilla 
para trasladarse a Madrid con sus padres y hermanos. Viuda del doctor Fernando Miranda, la pareja tiene 
un hijo.
influencia Fue su padre, policía de profesión, quien le inculcó la afición por el teatro, la lectura y la interpretación. A los 14 años comenzó a trabajar en la escena.

Trabajo La han dirigido los mejores directores de cine y teatro de nuestro país: Pedro Almodóvar y Manuel Gutiérrez Aragón, entre otros. Desde hace años trabaja con el director Juan Carlos Rubio, en obras tan diferentes como 'Las heridas del viento' o 'Iba en serio', basada en el libro de Jorge Javier Vázquez del mismo título y con el que comparte escenario.

Logros En 1991 consiguió el Goya a la Mejor actriz de reparto por 'Todo por la pasta', de Enrique Urbizu. Así como el de Mejor actriz por 'Una pareja perfecta', de Francesc Betriu, en el Festival de Málaga.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo