Pepe 'El marismeño' confiesa la relación destructiva que vivió con Carmen Ordóñez

Conoció a Carmina Ordónez cuando tenía 20 años y se embarcaron en una relación marcada por la drogadicción y las fiestas. Ahora, con 42, el sevillano habla sin tapujos de una época que ya está superada. “Creo que es un buen momento para hablar desde el corazón”, confiesa al romper su silencio.

image

Conoció a Carmina Ordónez cuando tenía 20 años y se embarcaron en una relación marcada por la drogadicción y las fiestas. Ahora, con 42, el sevillano habla sin tapujos de una época que ya está superada. “Creo que es un buen momento para hablar desde el corazón”, confiesa al romper su silencio.

1 de 7
El Marismeño cuenta en Diez Minutos su historia con Carmina Ordóñez

José Luis Gómez, más conocido como Pepe, 'El Marismeño', concede por primera vez una entrevista valiente y a corazón abierto.

Tiene 42 años, empezó muy joven en el mundo del cante y a los 20 todo dio un vuelco al conocer a Carmina Ordóñez. Ambos vivían deprisa, pero él supo poner freno al tren de excesos en el que estaban metidos.

A día de hoy dirige su propio centro de rehabilitación en Sevilla, Instituto Galeano, donde se ha convertido en una persona muy querida entre sus pacientes.

Han pasado muchos años, ¿por qué hablas ahora?
Han pasado trece años desde que me recuperé, creo que es un buen momento para hablar desde el corazón de cosas que hasta ahora permanecían en mí.

Ahora no paras de trabajar
Estoy en uno de mis mejores momentos. Hace diez años que abrimos la clínica en Sevilla, hemos abierto otra en Málaga y estoy recorriendo España con el espectáculo 'Huelva, la luz del flamenco'. Estoy muy bien, nadie me ha regalado nada y me siento orgulloso de haber creído en mí cuando nadie lo hacía.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 7
''Cuando conocí a Carmen pasaba por la peor etapa de mi vida''

Con apenas 20 años, te haces popular por tu relación con  Carmina Ordóñez. ¿Qué significó esto en tu vida?
Ella formaba parte de la farándula y, de la noche a la mañana, me vi inmerso en un mundo que no me pertenecía. Carmen fue una mujer importante para mí, con sus locuras, su mundo, que algunos tratan de ocultar. Cuando empezamos nuestra relación, ella ya era una persona enferma, estaba mal. Vivía en un mundo de mentira y locura. No quiero que se moleste nadie con lo que digo, pero es la verdad.

Y tú, demasiado joven para poder controlar ese descontrol…
En ese momento pasaba la peor etapa de mi vida. Mucha gente culpó a Carmina de mi drogadicción y para nada, yo ya venía con ese problema de antes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 7
''A Fran Rivera le gusta vivir de cara a la galería''

¿Cómo fue esa época?
-Fue una locura, había muchísimo dinero, mucha libertad y mucha falsedad. Carmen, cuando yo la conocí, estaba completamente sola, no tenía absolutamente a nadie. El único que se preocupaba por Carmen era su hijo Cayetano.

¿Cayetano?
Sí, era centrado y con mucho carisma a pesar de su juventud.

Siempre se dijo que el que estaba a su lado era Julianín.
Julián estaba con su madre porque era pequeño y vivía con ella, pero realmente, cuando hacía falta, el que siempre estaba allí era Cayetano.

Actualmente, ¿cómo es tu relación con los hijos de Carmen?
Mi relación con Julián es inexistente porque no le volví a ver, pero en aquel momento me llevaba muy bien. Con Cayetano no tengo relación pero sí hemos coincidido y nuestro trato ha sido siempre muy cordial, es un caballero y nos alegramos cuando nos vemos. De Francisco no quiero opinar porque no quiero polémicas. Mi relación con él es inexistente, le gusta vivir de cara a la galería.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 7
''A nadie le interesaba ver a Carmen curada''

¿Qué fue Carmen para ti, fue la mujer de tu vida?
Evidentemente no, yo tuve una relación con Carmen muy intensa por el estado en el que estábamos. Fue una época de muchos viajes, muchos escándalos, muchas idas y venidas.

¿Te arrepientes de aquello?
No, para nada. La adicción es una enfermedad y me tocó vivirla. Me arrepiento por el daño que hice a los míos.

Tú pudiste salir.
Carmen no llegó a aceptarlo, porque nunca tuvo a nadie de verdad a su lado dispuesto a ayudarla, por lo menos en los últimos años. Carmen se convirtió en una marioneta y yo decidí iniciar mi tratamiento y me alejé de ella para poder hacerlo. Al poco tiempo falleció.

¿Qué sentiste cuando te enteraste que había muerto?
Sentí mucha rabia e impotencia. Carmen era una gran persona, un gran ser humano. Pagaba fiestas a mucha gente, pero su problema es que a su lado no tenía a nadie. Contaba con su hermana, su sobrina Belén, con Curro y poco más. Cuando escucho hablar a personas que dicen que la conocían… Ojalá pudiera hablar claro.

¿No contó con ayuda para salir de aquel mundo?
Nunca, y te digo más, aunque sea una burrada, Carmen no interesaba curada. Es tremendo, pero es la puñetera verdad.

Tú nunca has hablado como lo estás haciendo conmigo
Nunca. Es que mucha gente le debe mucho a Carmen a día de hoy. Gente que trabaja en estos momentos en televisión, que si no fuera por ella estarían de camareros, con todos mis respetos a la profesión.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 7
''Tuve tres intentos de suicido''

 Qué pena que tú no estuvieras como estás ahora para poder ayudarla, ¿verdad?
Es una pena que haya muerto un persona así. Carmen tenía un adicción muy severa. No estoy descubriendo nada, son cosas que ella confesó en su día y forman parte de una etapa de mi vida. La droga se está llevando a muchas personas válidas, porque Carmen Ordóñez era una mujer inteligente, con un gran sentido comercial, que dio de comer y estudios a sus hijos, que vivieron muy bien. Sus hijos no siempre han sido toreros y mayores, también fueron pequeños y ella estuvo ahí. Carmen podría haber hecho muchas otras cosas interesantes, pero la droga y la vida que llevaba no le dejaron. La droga te acaba llevando a la cárcel, al manicomio o a la tumba, como la llevó a ella.

Me imagino que verte hoy curado, sano y que ayudas a la gente, te hace sentir bien, ¿no?
Sin duda, mientras exista un corazón que late y una cabeza que piensa, hay esperanza. Yo tuve tres intentos de suicidio, mi vida y mi familia perdida, y aquí estoy.

Te has hecho tan necesario que muchas familias recurren a ti en busca de ayuda, por ejemplo el torero Ortega Cano para su hijo José Fernando.
Siento la misma responsabilidad con el hijo de Ortega Cano que con otras familias anónimas que me piden ayuda. En este caso el maestro es amigo mío, una gran persona a la que admiro, e intenté echarle una mano. Ojalá que hubiese tenido una varita mágica en este caso, pero existe un diez por ciento de riesgo de recaer y este chico recayó.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 7
''A Carmen Ordoñez y a mí sólo nos unió la droga''

Cuando te encuentras con un caso de recaída, supongo te sientes fatal.
Fatal no, porque mi trabajo lo hago. Me siento mal porque me  da pena, porque ellos no son conscientes de lo que pueden perder. Pueden perder su vida.

Viendo la situación de José Fernando, ¿temes por su vida?
Sí, sí temo por su vida. José Fernando es un niño al que le tengo cariño y no acaba de salir. Si este niño me hiciera caso se curaba seguro, igual que me curé yo. El tema está en que no llegó su momento y creo que este chiquillo necesita tiempo, está pasándolo muy mal.

¿Qué les aconsejas?
No hay que maquillar las cosas. Hablar claro y no decir tonterías. Muchas veces escuché hablar de este crío y he pensado por qué no le dejan en paz, que pueda hacer una vida normal, eso es lo que le ayudará.

¿Tu vida hubiera sido de otra manera de no haber estado con Carmina Ordóñez?
Mi relación con Carmen marcó una época, sobre todo me metió en un mundo al que yo no pertenecía. Si Carmen y yo no hubiéramos consumido, no hubiéramos coincidido nunca en la vida. A Carmen Ordóñez y a mí sólo nos unió la droga, aunque después descubrí a una gran persona. Si no hubiésemos consumido, nunca hubiéramos sido pareja. Un chico con veinte años...., difícil, ¿no?

¿Qué sientes al ver la mala relación que tienen sus hijos, los niños que tú conociste?
Me da pena porque su madre, dentro de los problemas que tenía, siempre intentó mantenerlos unidos. Es una familia rota. Julián junior nunca ha tenido una vida normal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 7
''Participar en 'GH VIP' no es el mejor camino para Julián

¿Sientes pena cuando le escuchas hablar de sus problemas familiares?
Julián no me da pena, lo que tiene que hacer es dejar de vivir una vida de mentira, porque es muy joven. Debe de ponerse a trabajar y hacer cosas valiosas.

¿Sabes que está participando en “Gran Hermano VIP”?
No me extraña, pero participar en ese programa no creo que sea el mejor camino para Julián. Si yo fuera su amigo le aconsejaría que no se metiera ahí, que siguiera estudiando, que haga cosas e intente rehacer su vida. Por desgracia, al pequeño le tocó vivir con una madre enferma y perderla siendo todavía muy joven. Tiene que asumir sus circunstancias. Julián debería elegir cosas que le sumen no que le resten, elegir una vida fácil y de mentira no es lo que más le conviene.

¿Cómo es tu vida en estos momentos?
Una vida muy normal, tengo a mi pareja, María José, somos padres de un niño de once años y doy gracias a Dios. María José fue mi novia antes de estar con Carmen y después de romper con ella, al cabo del tiempo, volvimos con la condición de que yo me recluyera en un centro para curarme. Me desintoxiqué, retomamos la relación y ha sido lo mejor que me ha pasado en la vida. Ella lo dejó todo por mí.

Tu historia tiene un final feliz
Claro, es posible cambiar de vida. Lo que siempre digo es: si yo he podido, tú puedes, y no fue fácil, tuve muchas puertas cerradas y ofertas millonarias para hablar de esto que estoy hablando hoy gratis y no sucumbí. Empecé a trabajar a los 13 años y a mis 42 sigo trabajando. A día de hoy, nadie me puede tachar de beneficiarme de Carmen Ordóñez y escuché muchas tonterías durante años sobre mí y mi relación con ella.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo