Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.

Javier Sardá: ''Mi gran pasión es volar, navegar y pasar tiempo con mi mujer"

El popular presentador de televisión vuelve a las librerías con una nueva obra sobre la que charla con Rosa Villacastín.

Javier Sardá Libro

El popular presentador de televisión vuelve a las librerías con una nueva obra sobre la que charla con Rosa Villacastín.

1 de 10
Escritor y tertuliano

Nada le gusta más a Javier Sardá que provocar, sabiendo como sabe que es una de las facetas que más atrae de su personalidad a un público que le sigue desde hace años, antes incluso de que se convirtiera en el presentador estrella de Tele 5 con sus 'Crónicas marcianas'. 

Un programa que marcó una época, por el que recibió numerosos premios y críticas que no hicieron más que aumentar la audiencia. Quizá por eso disfruta en su faceta de tertuliano, tanto en la Cadena Ser, en el programa de Gemma Nierga, como con García Ferreras en La Sexta Televisión.

Autor de varios libros, vuelve a las librerías con 'Una historia de la mala leche', en el que hace un ensayo exhaustivo sobre un tema que tantas páginas ha ocupado en la historia, la literatura, los cuentos y, cómo no, en las redes sociales.

¿Dónde nace la mala leche, Javier?

Viene de lejos, de ahí que si buscamos la encontremos en el origen del mundo, en la mitología, en las religiones, en el cine y, por supuesto, en la clase política y redes sociales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10
"Trump es un señor muy peligroso"

¿Algún ejemplo de algún conocido que la practique?

El más actual es Donald Trump, un narcisista enfermizo del que treinta y cinco psiquiatras han dicho que es un señor muy peligroso y quien a sus 70 años es igual de gilipollas que cuando era un niño.

¿Las redes son el mejor vehículo para insultar?

A mí, a través de las redes sociales, me han llamado de todo, desde "español de mierda" a "catalán de mierda", es una de las razones por las que he escrito este libro, para que cuando se critique a alguien se haga con energía y decisión.

¿Casos como el de Bimba deberían penalizarse?

Penalizarse no sé, pero que alguien se atreva a insultar a una familia que está rota de dolor por la muerte de un ser querido, siendo como era Bimba una mujer fuerte, luchadora, que nunca se metía con nadie, me parece tremendo.

¿Dónde pondría el límite para evitar que estas cosas ocurran?

El límite está en el código penal porque no todo vale. Todos nosotros nos levantamos un día queriendo insultar a alguien pero no lo hacemos por cultura y coherencia. Dejarse llevar por los instintos más bajos no es el mejor camino para la convivencia democrática.


¿Los políticos están al nivel que se les exige?

Hay de todo, en todos los colectivos. A mí me han dicho muchas cosas, una de ellas que era tan feo porque mis padres me hicieron sin ganas. Al leerlo yo me miraba en el espejo para ver si tenían razón. Hay cosas que tienen gracia pero cuando se entra en el insulto, en hacer daño, eso ya no me gusta. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10
"No volvería a presentar 'Crónicas'?

¿Hay alguna diferencia entre la mala leche y el mal genio?

En el fondo no hay mucha diferencia, ya que ambas expresiones son vías de escape que utilizamos para liberar las tensiones a las que nos somete la vida. Por eso yo recomiendo utilizar el buen rollo y sólo sacar la mala leche contra los intransigentes, contra todos aquellos que quieren obstaculizar nuestra vida.

Póngame un ejemplo.

En Europa los partidos de la extrema derecha quieren cargarse la Unión Europa y para conseguirlo juegan con mensajes racistas y xenófobos, igual que hace Donald Trump, por eso es lógico que genere en nosotros una respuesta activa e incluso una respuesta de mala leche.

¿Hay machismo en esos insultos?

Mucho, lo dijo Nietzsche: "¿Vas con una mujer? No olvides el látigo". Y muchas otras frases que podemos leer en Internet o en Twitter sobre algunas políticas actuales, como Cifuentes o Soraya Sáenz de Santamaría, a las que se les ha insultado e intentado ridiculizar por el hecho de ser mujer y estar en política.

De usted dijeron que era "el caviar de la radio" cuando hacía 'La Ventana'.

Era un magazine de tarde donde además del humor, había información, tertulias muy interesantes, entrevistas, algo que podíamos permitirnos y por el tipo de colaboradores que tenía.

¿Volvería a presentar 'Crónicas Marcianas'?

No, ya no soy un chaval y para hacer ese tipo de programas diarios, nocturnos, de madrugada, hace falta fuerza. Tampoco me lo han propuesto pero en el hipotético caso de que lo hicieran diría que no porque no tengo ningún interés en hacerlo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10
"Ahora solo hago que me apasionan"

¿Qué le atrae de las tertulias?

Muchas cosas y eso que no paro, porque los martes estoy con Gemma Nierga y Juan Carlos Ortega en la Ser, los miércoles estoy en 'Al rojo vivo'. Y los sábados en 'La Sexta Noche'. Además de escribir artículos, ahora ya sólo hago cosas que me apasionan.

¿Qué hace ahora que no hacía antes?

Todavía sigo teniendo mentalidad de director o de tertuliano como a mí me gustaría que fueran los tertulianos si fuera el presentador. Lo que yo intento en las tertulias es ofrecer un punto de vista distinto, ya que yo no aporto información.

Podría vivir sin trabajar, ¿por qué no lo hace?

Porque no olvido que vengo de una familia de trabajadores, que mi padre vestía mono azul porque se dedicaba a cargar camiones, y tenía 5 bocas que alimentar. Y que al quedarse viudo tuvo que sacarnos adelante, y eso lo quieras o no, marca mucho.

Mantiene que el espionaje a los jefes de Estado tienen precedentes.

Por supuesto. En Estados Unidos han espiado a todos los presidentes, unas veces por seguridad y otras para chantajearles.

En el caso del Rey Juan Carlos parece que fue un chantaje.

Lo que no me queda claro de esta historia es el papel que desempeñó el CNI y la Policía, y si había vínculos entre los unos y los otros, y con la propia Bárbara Rey.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10
"Hay que ayudar a los huidos de Siria"

¿Le ha sorprendido esta información?

Lo que me sorprende y preocupa es que los servicios de inteligencia graben al Rey y después lo hagan llegar a la Prensa.

Una guerra entre policías y espías, digna de Pérez Reverte.

Es muy fuerte lo que está saliendo y lo que está pasando. Nos indignamos con lo que está haciendo Trump con los sin papeles y no decimos nada con lo que ocurre en el Mediterráneo con la gente que viene huyendo de la guerra.

¿Cerrar las fronteras sería la solución?

No, pero hay gente que hace exhibicionismo de la bondad, algunos políticos incluidos, pero luego miran para otra parte cuando les toca decidir. Es un tema complejo porque si permiten la entrada sube la extrema derecha y si no, también porque amenazan con lo que puedan hacer los que ya están dentro.

Menudo dilema.

A los huidos de la guerra de Siria hay que ayudarles, a los españoles que huían de la guerra civil les ayudaron países como México, Argentina, y sin embargo los periódicos de la derecha francesa decían que eran delincuentes, lo mismo que hacen ahora.

La historia se repite y no siempre para bien.

Lo que está pasando en Oriente Próximo, en Siria, en Irán, en Yemen… es espantoso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10
"La felicidad es reaccionaria"

¿Pilotar sigue siendo su gran pasión?

Ahora lo hago en simulador. Volar es algo extraordinario, yo no sé cómo es la vida de los pájaros porque dicen que los pájaros cantan para estar alegres, cuando la realidad es que están alegres y por eso cantan. Los aviones corren como un puma y vuelan como un pájaro.

¿No le da vértigo la altura?

Es curioso, yo siento vértigo si me asomo a un balcón, pero cuando voy pilotando, no. Cuando estás arriba sientes una sensación de libertad absoluta.

¿Hay que estar muy en forma para pilotar?

Yo suelo andar unos 8 kilómetros diarios, no está mal, sobre todo si lo haces a diario.

¿Le preocupa envejecer?

Me estoy haciendo pruebas, un chequeo, y hasta ahora todo me da bien, pero ya sabes que esto es como la lotería.

¿El humor ha sido su aliado?

Por supuesto que sí, de todas formas yo soy de los que piensa que la felicidad es reaccionaria.

¿Lo dice en serio?

Muy en serio. Si te he de ser sincero yo aspiro a la calma, prueba de ello es que cuando me siento bien es porque estoy calmado y prueba de ello es lo bien que se sienten los que hacen yoga, o los budistas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10
"Con mi mujer tengo la situación perfecta"

La felicidad es calma, bienestar...

Bueno, la falta de calma sí sé lo que es, por eso hay que aprovechar momentos como éste, de calma irrepetible.

¿Es lo que ha encontrado con Ana, su mujer?

Ana me ha aportado estabilidad, porque nada hay más gratificante que estar bien, y si lo estás como lo estoy yo con ella, es la situación perfecta.

¿Del 1 al 10 qué nota se daría como padre?

Eso lo tendría que decir ella, pero sí creo que he sido buen padre.

¿A Elena, su hija, le da muchos consejos?

No, pero no se los doy porque no los requiere la puñetera. Es una mujer a la que le interesa todo, se apasiona por todo. Trabaja en una empresa donde está muy contenta porque aunque no ha estudiado Periodismo hacer entrevistas forma parte de su trabajo. Es como a mí me gustaría que fuese, de manera que no puedo decir nada en su contra.

¿La juventud de ahora es muy diferente a la suya?

Totalmente, pero depende de muchas cosas, hay chicos que lo están pasando muy, muy mal. Jóvenes que se dan cuenta de que no van a tener opciones y que van a vivir peor que sus padres, y eso es desalentador.

Y sin embargo, están mejor preparados.

Dicen que es la generación más preparada, sin olvidar que muchos jóvenes con talento están trabajando fuera de España.

¿Cómo ve el futuro, con optimismo?

Lo que está pasando en Europa y con Trump me tiene muy preocupado. Que al presidente del país más poderoso de la tierra le estén investigando por si tiene conexiones con Rusia es pero que muy preocupante.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
En pocas palabras

¿Cocinilla?

Mi umbral de saciedad es muy bajo porque como poco. A mí me cuida mucho mi mujer.

¿Sigue alguna dieta?

No, Ana es una experta en cuestiones gastronómicas, y ella es la que se encarga de elegir productos naturales, sanos.

¿Presumido?

No, siempre voy muy estándar, soy más de uniforme, en 'Crónicas' siempre llevaba el mismo tipo de ropa.

¿Su gran pasión?

Volar, navegar, y pasar tiempo con mi mujer, juntos tenemos muchos proyectos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
¿Quién es él?

Nació en Barcelona, el 16 de abril de 1958.

Estudios: Licenciado en Ciencias de la Información por la Univ. Autónoma de Barcelona.

Inicios: Comenzó su andadura como cronista musical en varios periódicos de Cataluña. A los 19 años obtuvo una beca en Radio Nacional de España, donde dio vida al Señor Casamajor.

Trayectoria: Durante varios años presentó y dirigió "La Bisagra" en RNE y "La ventana" en la Cadena SER, que abandonó para presentar "Crónicas Marcianas" en Tele 5, programa por el que obtuvo el Ondas y el 10 TP de Oro, además de la Rosa de Plata del festival de Montreaux y el Premio de la Academia de Televisión como Mejor Comunicador en programas de entretenimiento. Actualmente colabora en la Cadena Ser, con Gemma Nierga, en 'Al rojo vivo', y en la Sexta Noche. Ha escrito varios libros, entre otros: 'Eros, Thanatos y su puta madre', 'El asesino de presentadores', 'Catalunya, España y la madre que las parió' y 'Mierda de infancia'. El último: 'Una historia de la mala leche', ed. Espasa.

Familia: Está casado con Ana Gutiérrez y tiene una hija, Elena, de una relación anterior.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
Mi foto favorita

"Soy simulador de vuelo y piloto de avión. Hacer lo que te gusta es una forma de aprovechar la vida"

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo