Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Ana Obregón: "Fernando Martín es el único que ha tenido la llave de mi corazón"

La actriz nos abre las puertas de su casa y de su corazón para darnos una entrevista muy íntima.

Ana Obregón con Rosa Villacastín

Por una vez, y sin que sirva de precedente, Ana nos abre las puertas de su casa. Un bonito chalé en el que priman los blancos y negros, en una urbanización privada, donde viven algunos de sus hermanos.

Amante de la vida, de Ana me gustaría resaltar su positivismo, sus ganas de emprender proyectos, el amor que siente por sus padres, lo orgullosa que está de su hijo, la relación que mantiene con la edad pese a lo mucho que se ha especulado con sus años, que ahora sí asume con naturalidad.

1 de 12

Ana, 28 películas, 20 series de televisión, y 9 programas como actriz o presentadora es todo un récord.

He trabajado tanto que, a veces, cuando me preguntan no recuerdo el título de todas las películas y series en las que he participado, pero nada comparable con mi relación con el teatro.

¿Qué tiene de diferente?

La primera función que hice de "Sofocos", al terminar me fui al camerino y me puse a llorar de emoción. No es igual estar en un plató o en un set que ante el público.

Mayoritariamente femenino, supongo.

En "Sofocos", sí, pero al final todos se ríen por las mismas cosas. "El contador del amor" es una comedia brillante que enseña a los hombres cosas de las mujeres que no conocen, y a las mujeres cómo vengarse del marido infiel de forma inteligente. Sin gritos, sin violencia, una obra muy pedagógica.

En Venecia han apostado por la madurez. ¿Ahora se valora más la experiencia?

Claro, los americanos lo hacen muy bien. Ahí tienes a Meryl Streep con 70 años haciendo de protagonista de grandes películas, y de Robert Redford, qué te voy a decir, son ejemplos de que se puede y se debe apostar por la experiencia.

¿No cree que el público es más generoso con las arrugas masculinas?

En algunos momentos sí, pero creo que las cosas están cambiando. Lasactrices se hacen con la edad, porque interpretar es comunicar emociones y sentimientos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12

¿Lo dice por propia experiencia?

Por supuesto, a los 25 años no sabes cómo vas a reaccionar cuando te ponen los cuernos, o cuando una relación se rompe después de diez años juntos, eso se adquiere con la edad. Prueba de ello es la apuesta de las grandes marcas de cosméticos por la mujer madura, lo que demuestra que saben lo que hacen.

A usted, ¿qué le ha aportado la madurez?

Aceptarme, todos cumplimos años, y lo difícil es aceptar el paso del tiempo sin que te traumatice. Yo ahora me siento mejor como madre, como hija, y profesionalmente.

Leí unas declaraciones en las que decía: ahora me toca a mí. Se refería a la relación con sus padres.

Es una asignatura que no te enseña nadie. Cuando los padres se hacen mayores hay un momento que tienes que estar a su lado, cuidarles como ellos te cuidaron a ti. Es duro pero es emocionante.

Está al borde de las lágrimas...

Porque ahora estoy muy involucrada con mis padres. Todo mi tiempo libre es para ellos. Hoy me ha escrito mi padre un mail que me ha hecho llorar, y que dice: "Eres una de las flores que nos ha regalado Dios, la que endulza nuestros últimos días". Cómo no voy a emocionarme...

Tiene cuatro hermanos más.

Sí, pero ahora me toca a mí, quizá porque me siento culpable de no haberles dedicado más tiempo cuando era más joven.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12

¿Le queda tiempo para pensar en el amor?

Sí, pero fíjate que es la etapa de mi vida más plena. Estoy en ese instante que me permite disfrutar mucho de todo lo que tengo, de lo que he conseguido, y sobre todo de mi hijo, que es una maravilla.

¿Feliz sin pareja?

Muy feliz, una pareja no te garantiza la felicidad. Ahora dispongo de tiempo para mí. ¿Sabes lo importante que es no tener que dar explicaciones a nadie? Ahora toco mucho el piano, además de hacer yoga y meditación. No estoy para perder el tiempo, que es lo único que tenemos limitado.

¿Y a la vida qué le pide?

Algo que no me puede conceder, que se pare el tiempo en este instante, así podría estar más con mis padres, pero eso no va a ocurrir, hay que seguir adelante.

Hábleme de sus compañeros en "El contador del amor".

César Lucendo es el director y uno de los intérpretes, mi marido en la obra, al que le planteo la pregunta clave: ¿Cuántas? Un ser maravilloso. Y Elías González, un gran gran actor.

Una obra que le llega caída del cielo.

Yo siempre he tenido mucha suerte, quizá por eso llevo 35 años trabajando, pero esta obra es un bombón que me atrapó desde que me llegó el guión, porque el personaje de Diana supone un reto para mí porque son dos horas en el escenario.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12

¿Se siente identificada con ese tipo de mujer?

En algunos momentos sí, pero lo que más me gusta es que se escriban papeles de mujeres brillantes.

Imagine que le ponen los cuernos, ¿perdonaría?

Después de lo que hace Diana, ¡bien podría haberlo leído hace años! Es una forma inteligente de abordar la infidelidad. La obra plantea hasta qué punto la sinceridad une o desune a una pareja.

¿Qué opina usted?

Yo creo que desune, pero en la obra este asunto queda abierto a cualquier interpretación. El amor tiene mucho de engaño pero es indudable que la sinceridad es buena.

Dolorosa también...

Está claro, por mi experiencia puedo decir que una infidelidad se nota, hay una bombilla roja en tu interior que se enciende, otra cosa es que la quieras ver o no, yo prefiero abordar el tema.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12

¿Perdonaría una infidelidad?

No soy vengativa ni tengo rencor pero sí tengo memoria. Sinceramente te digo que llegado el caso no sé qué haría.

¿Es duro dormir con quien te ha puesto los cuernos?

Terrible para los dos. Yo jamás he sido infiel porque serlo con tu pareja es serlo contigo misma.

Elija, ¿lealtad o infidelidad?

Van muy unidas. La lealtad es transparencia, y la infidelidad por mucho que vayan de liberales, duele mucho, y obliga a tomar decisiones.

¿Quién ha amado más: usted o los hombres con los que ha convivido?

Yo siempre, porque soy muy pasional y me entrego como madre, como hija, como pareja. Si estoy enamorada, me entrego al cien por cien. El hombre es cazador, lo lleva en los genes. 

¿No hemos avanzado?

Nada, un hombre te quiere cuando te ha perdido, la mujer no. La postura de la mujer ha cambiado, pero eso va en detrimento de la pareja. Mis padres llevan 60 años casados, ¿qué jóvenes ves como a los míos dentro de 50 años? Ninguno.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12

Será porque la mujer no aguanta.

Mis padres nunca se han metido en mi vida sentimental, es lo que yo hago con mi hijo, que haga lo que quiera pero que sea feliz.

¿Qué le pide a un hombre?

Va por etapas, cuando tienes 20 buscas el príncipe azul, cuanto tienes 30 o 40, no era el azul que te gustaba, y ahora buscas un compañero para vivir. No tanto para mirarse a los ojos, como para mirar los dos en la misma dirección.

Elija: ¿amor con o sin sexo?

Buen debate, el sexo por bueno que sea, dura un tiempo, y con los años cada vez menos. ¿Sabes por qué es importante? Porque al hombre le da seguridad. Pero esa explosión de las mujeres durante el sexo, también se puede fabricar, como dice Diana en la obra.

¿El sexo desvirtúa el amor?

Claro, cuando eres joven el sexo engaña, a veces no están enamorados como creen, simplemente están enganchados, por eso hay tantas relaciones que acaban en fracaso.

¿No será que nos han vendido un amor de película?

Tengo una amiga que dice: yo sólo busco un amor de película, uno que dure hora y media. Por supuesto hay amores y amores, ahora duran menos también por la presión, por las nuevas tecnologías, y porque las mujeres somos económicamente independientes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12

Usted da miedo a los hombres.

Seguramente. Los hombres se creen superiores genéticamente, les molesta estar con una mujer que no les necesita. Prefieren la mujer florero porque es cómoda, las que tienen personalidad son más incómodas.

¿Quién ha sido su gran amor?

Fue Fernando Martín. El único que ha tenido la llave de mi corazón.

¿No lo tendrá idealizado?

No creo porque el tiempo que vivimos juntos fue la época más feliz de mi vida. Era un amor fluido, de igual a igual, nada que ver con lo que me ha pasado después.

¿Y Lequio?

Con Dado fue maravilloso porque me ha dado lo más importante de mi vida, mi hijo. Estaba enamorada, le quería un montón pero no me gusta comparar. Y con el tiempo doy gracias a María, su mujer, porque yo hubiera sido muy infeliz a su lado, en cambio como amigo es estupendo.

¿Cómo han logrado esa buena relación?

Es increíble pero he estado en su boda. Nunca pude imaginar que iría a su boda con otra mujer. Lo hice por mi hijo porque para un niño ir a la boda de su padre con otra mujer que no es su madre, no es fácil. Es la mayor prueba de amor que le he dado a mi hijo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12

¿La felicidad del suyo, pesa más que su orgullo?

Está por encima de todo. Yo nunca he actuado como una mujer despechada porque por encima de todo está la felicidad de mi hijo. Cuando nos separamos le di a Dado las llaves de esta casa para que viniera a ver a Alejandro cuando quisiera. Nunca le he pedido nada económicamente, sólo quiero que le de cariño.

¿Alessandro ha sido buen padre?

Sí, pero la que ha vivido la infancia de mi hijo soy yo, la que le ha mantenido, la que ha pasado noches sin dormir porque estaba malito soy yo, incluso fines de semana que se lo tenía que llevar y no aparecía, pero bueno mi hijo lo quiere con locura, y yo estoy feliz.

¿Le hubiera gustado tener más hijos?

No, porque he elegido una carrera que me apasiona y que me lleva tiempo. A los hijos no se les puede tener como si fuera un coche. Yo ahora estoy viviendo un momento de felicidad, porque después de darle una muy buena educación, de volcarme con él, es independiente.

¿A qué se dedica?

Vive de su sueldo, ha creado una empresa, por eso estoy más relajada. Nunca me ha pedido ayuda económica. Herencia de los valores familiares que le he inculcado. Es un chico leal, sano. Hay cosas que la gente ignora, yo llegaba de rodar y me ponía a estudiar con él, nada que no hagan otros padres.

¿Ha sacrificado alguna relación por él?

Tú conoces a Davor (Suker) yo sólo podía salir con él los sábados de 4 a 10, porque el resto era para estar con mi hijo, y claro eso es difícil.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12

Es de todos el que más me gustaba.

Porque era maravilloso, además llegó en un momento de mi vida que me dio mucha paz. Terminamos porque al acabar con el Real Madrid se fue a Inglaterra y se me planteó un problema: si me casaba con él, tenía que irme a Inglaterra con mi hijo, y eso suponía que dejaba de ver a su padre asiduamente, y fue lo que me echó para atrás.

¿No se ha arrepentido?

No, y viendo cómo está mi hijo, menos. Es importante que los hijos de padres separados sepan que ahí nos tienen siempre.

¿A cuál de los dos se parece más?

El sentido del humor es de los dos; es muy rápido, enérgico, y creativo, y eso es mío. Del padre tiene muchas cosas, pone caras que son idénticas, la genética puede mucho.

¿Qué tiene en común con Clemente, su hermano?

Aunque no se han visto casi nunca cuando se reúnen son iguales.

¿Por ellos se ha reconciliado con Antonia?

Totalmente. Yo a lo negativo le doy la vuelta, necesitaba estar a gusto con mi pasado, y era una espinita que tenía que sacarme. Nos vimos en el funeral de la madre de Alessandro, y sin decir nada nos abrazamos y ya está. A veces vale más un gesto que una palabra.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
¿Quién es ella?

Nació: En Madrid. Hija del empresario Antonio García Fernández y Ana María Obregón Navarro.

Estudios: Estudió ballet clásico y piano. Años más tarde se licenció en Biología por la Universidad Complutense.

Inicios: En 1979 debuta como actriz, películas en su mayoría de destape que rueda en España, Francia, Estados Unidos e Italia.

Trayectoria: En su filmografía hay que destacar "Tres mujeres de hoy", con Norma Duval; "Bolero", con Bo Derek. Ha trabajado con Vicente Aranda, John Derek, aunque es en televisión donde cosecha más éxitos: ha protagonizado "Ana y los 7", "Ellas y el sexo débil", "A las 11 en casa", "Hostal Manzanares", y "Aladina", entre otras. Con Ramón García presentó "¿Qué apostamos", y "Noches de Fin de Año". Ha recibido numerosos premios, como el del Festival Internacional de cine de Montecarlo a su trayectoria profesional. Después del éxito de "Sofocos", vuelve al teatro con "El contador del amor", de Eric Assous.

Familia: Tiene un hijo, Alejandro, de su relación con Alessandro Lequio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
En pocas palabras

¿Víctima de la moda?

Nunca la he seguido.

¿Ordenada?

Tengo una silla en mi cuarto donde voy echando todo, y después voy cogiendo lo que me apetece.

¿Qué resaltaría de su físico?

Mis ojos, pero para tener buena cara, lo mejor es estar a gusto contigo misma.

¿El truco para estar delgada?

Mucha agua, e intentar comer bien.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
Mi foto favorita

"Esta foto con mis padres nos la hicimos este verano en Mallorca. Un momento maravilloso porque les he disfrutado mucho, mucho".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo