Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Cristina Almeida: ''Me he casado dos veces, y he tenido muchos amores"

La abogada se ha jubilado, pero no para. Hablamos con ella sobre su apasionante trabajo y su vida.

Cristina Almeida

Es difícil imaginar a Cristina Almeida mano sobre mano ahora que se ha jubilado. Apasionada y luchadora infatigable, es precisamente en estos momentos cuando más tiempo dedica a todos aquellos asuntos que tienen como protagonistas a las mujeres, a las maltratadas, a las que siguen padeciendo todo tipo de desigualdades sociales y profesionales, que todavía son muchas, también a hacer posible la reconciliación a través de la Memoria Histórica. Un trabajo que le apasiona y además le da vida.

1 de 10

¿Por qué se jubila si está más activa que nunca?

Porque me obligaban. No es algo que yo haya podido decidir, es simplemente que al ser abogada no podía seguir ejerciendo a mi edad. Pero sólo de eso me he jubilado, de lo demás, de nada.

¿La curiosidad es un antídoto contra la vejez?

Eso es algo que siempre he tenido, mucha curiosidad, y ahora más porque no sé decir que no a nada de lo que me piden.

De lo que hace, ¿qué le gusta más?

Estoy muy metida en la Memoria Histórica, porque olvidar la historia es una causa demoledora. Si no conocemos nuestros antecedentes, lo que ha ocurrido en el pasado, no podemos apreciar el presente. Para mí es un deber reconocer a la gente que luchó, a los que estuvieron en la cárcel, a las mujeres que murieron por un ideal.

Hay quien piensa que es mejor no remover el pasado.

Se equivocan, nosotros no queremos venganza, sólo queremos recuperar la historia como han hecho en países como Alemania. Es una página que hay que cerrar, porque eso va a beneficiar a toda la sociedad.

¿No echa de menos nada de su etapa anterior?

No, porque había una parte que era la judicial, que es lo único que he tenido que abandonar, el resto no. De mi etapa como abogada, te diré que no tengo añoranza porque he tenido que aguantar a muchos jueces muy prepotentes que no tenían una visión social de las leyes y eso me desilusionó muchísimo en la época en la que estábamos haciéndolas precisamente, porque la Ley se transforma con acciones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10

¿Es eso lo que le mueve a levantarse cada día?

Sí, seguir luchando por una justicia social, por una forma más conciliadora de ver la vida, porque eso es lo que me hace libre.

Usted estuvo detenida.

Me mandó detener Gregorio Peces Barba por protestar por la Ley del aborto en el año 83. Para modificar las leyes hay que hacerlo por los cauces legales, pero a veces hay que utilizar la presión social para conseguirlo.

Uno de sus referentes es el poeta Miguel Hernández.

No sólo por su obra, también por su humanidad. Este año se conmemora el 75 aniversario de su muerte y estoy yendo mucho a Orihuela, donde todavía se conserva su casa, también al pueblo de su mujer, porque quiero conocer cómo era la vida de esta pareja. Han salido unos sellos con su efigie, que compro y envío por tarjeta postal a los amigos, para que Hernández, que no pudo viajar, lo haga ahora.

Su padre, abogado, era del bando franquista.

Sí, pero en mi casa nunca nos inculcaron el odio a nadie, por eso lo que yo quiero es convivir con todos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10

¿Es la esencia de la democracia?

Sí, la democracia es una cultura de dentro, de respeto a todos los que no piensan como uno. Yo desconfío del concepto de democracia que tienen muchos de los actuales dirigentes.

¿Por qué?

Porque tienen un ramalazo autoritario impresionante. Lo estamos viendo todos los días, no sólo por la represión en Barcelona, que ésa la hemos visto mil veces en otros sitios, pero sí porque procesan a sindicalistas por organizar una huelga que está reconocida en nuestra Constitución. Y eso te da una visión de autoritarismo que nada tiene que ver con la democracia.

En la Transición se aprobaron leyes como la del divorcio o el aborto. ¿Qué nos queda por conseguir?

Yo luché mucho por la igualdad jurídica, porque es lo que nos permite ser iguales, eso es fundamental. Pero la cultura de la desigualdad está metida en la sociedad porque no hemos sido educados en la igualdad. Yo quiero ser igual en todos los niveles.

¿Hay un retroceso de la mujer?

Todo lo que no se avance es volver atrás, pero no estoy de acuerdo con quienes dicen que los jóvenes son reaccionarios. No lo son, yo siempre digo que la juventud es una enfermedad que se cura con el paso del tiempo. El problema es si les estamos formando bien.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10

¿Lo estamos haciendo?

Algunos sí y otros no. El otro día, cuando oí a Susan Sarandon decir que iba a hacer porno feminista, me sorprendió, porque la pornografía es absolutamente contraria a la mujer, a su sensibilidad, y a todo.

Para algunos jóvenes es el catecismo de la vida.

Ése es el problema, la proliferación de la cultura de la prostitución. Hay jóvenes que juntan las pagas que les dan sus padres para que cada uno de ellos se acueste con una prostituta. Por eso digo que mientras no se les eduque en el respeto a la mujer, en el compañerismo y en la igualdad, seguiremos viendo este tipo de cosas.

¿Quién debe educarles, los padres o los profesores?

Todos, pero la educación, para que sea educación, tiene que enseñarse en las escuelas, en los textos, a nivel humano y social. Hay que hacerles ver cómo deben entender el sexo, las relaciones de pareja. Hay padres que no tienen los conocimientos suficientes para educar a sus hijos, por eso deben ser los profesores.

Estará de acuerdo en que la educación es política.

Por eso es tan importante el comportamiento social. La política no son los políticos, la política es la convivencia, los políticos deberían estar para hacer programas sobre las cosas que interesan a la sociedad, a todos.

Elija: ¿educación pública o concertada?

Yo estoy por la educación pública de calidad, laica y obligatoria para todos. La concertada se hizo cuando no había colegios para todos, pero ahora se está metiendo en una privada-pública, a la que no pueden acceder todos los que quieren.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10

¿Es por lo que se está deteriorando la pública?

Y porque todos los medios van a la concertada, porque ahí se está impartiendo un ideario que diferencia a unos y a otros, cosa que no hace la pública.

Está aflorando también la segregación por sexos.

La mujer siempre ha estado discriminada en los casinos, en las sociedades gastronómicas, en muchos sitios. Ahora ha llegado el momento de que prefieran estar solas, sin hombres, por eso hay tantos club de mujeres. Yo no me he peleado nunca por entrar en la cocina, prefería estar haciendo otras cosas. 

¿Alguna vez se ha sentido discriminada?

Como mujer sí, pero he tratado de pasar de todo superando todo lo que me parecía que era un obstáculo para seguir avanzando profesionalmente.

¿Y por su físico?

Cuando alguna vez me decían que era gorda, pues sí porque lo era, pero siempre me he hecho otros planteamientos para superar todas esas cosas. Mira, gracias a mi madre, las tres hermanas tenemos todas una carrera universitaria. Y eso para una familia de Badajoz no era fácil.

Su madre ha muerto recientemente, ¿la echa de menos?

La echo de menos en la convivencia, porque iba a cumplir 100 años y estaba preparando la fiesta para celebrarlos, pero como he disfrutado tanto con ella, la he abrazado tanto y tenía una edad tan avanzada, nada más se podía hacer.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10

¿Vivimos demasiado?

No se trata de vivir como sea, hay que vivir con calidad de vida. Yo prefiero morirme joven pero llena de vida, antes que estar vegetando. Lo único que pido es que no me falle la cabeza.

¿Por qué valoramos tan poco la experiencia?

A los jóvenes les pagan una miseria porque no tienen experiencia y a los que la tienen no les contratan por la edad, estamos en una sociedad muy al día, incapaz de invertir en investigación, habiendo como hay gente tan valiosa que no ve compensado su trabajo. Una sociedad que sólo piensa en pagar menos, en cobrar impuestos, es una sociedad empobrecida.

¿Ve algún resquicio de esperanza?

Hay que valorar más a quienes han estudiado, trabajado, formado. Me preocupa que hayamos perdido la costumbre de escribir a mano, que son las cosas que quedarán para el futuro.

¿Quién sería hoy Miguel Hernández?

Para mí, Mario Benedetti, pero también Ángel González, y otros que han tenido un compromiso con la cultura y la paz de una época.

¿Cómo es la Almeida menos conocida?

Yo soy sobre todo una mujer muy "apañá", sé hacer de todo. Sé coser, yo me hacía los trajes porque como tenía talla grande una amiga me traía las telas de Londres y yo me hacía mi ropa. A veces me los he tenido que comprar en Prenatal porque no había mi talla.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10

¿Es una mujer sin complejos?

Solamente en la adolescencia que es una época en la que no eres tú, pero como era bastante lista me relacionaba con los chicos a través de la cultura, de la filosofía y eso me hacía sentir segura. Donde no me sentía así era en los sentimientos.

¿Debido a qué?

Yo me he casado dos veces, he tenido muchos amores y he hecho lo que me ha dado la gana siempre. Y nunca me he sentido acomplejada porque en mi vida cotidiana era y soy muy feliz.

¿Qué consejos le dio su madre?

Tú, niña, sé muy lista pero que no te lo noten los hombres porque a ellos les gustan tontas.

¿Qué le unía a Paloma Gómez Borrero?

Cuando hay alguien a quien le preocupa ayudar a los demás, y ésta coincide con quienes ayudamos, la relación es estupenda. Yo la he disfrutado porque era una mujer que sabía de todo. La amistad no es una comunión de ideas sino de ilusiones, y yo con ella las tenía.

Y a Manuela Carmena, ¿qué le une?

Desde el año 61 que nos conocimos en la Facultad no nos hemos separado. Ella vive a mi lado, me casó, cuando ella opositaba me llevaba a sus hijos para que pudiera estudiar, siempre ha sido una persona ejemplar allí donde ha estado. Para los presos, fue la virgen de Lourdes porque es la sensatez y la bondad andando, por más que le quieran hacer la vida imposible.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
¿Quién es ella?

Nació En Badajoz, el 24 de julio de 1944. Su padre ejerció el Periodismo hasta que fue encarcelado tras el inicio de la Guerra Civil. Se unió al ejercito de Franco después de que el general Yagüe tomara Badajoz.

Estudios: A los 11 se traslada con su familia Madrid. Cursa Derecho en la Univ. Central.

Inicios: Destacada abogada laboralista, defendió los derechos de los trabajadores y los presos políticos en el Franquismo.

Trayectoria: Con la llegada de la democracia, centró sus esfuerzos profesionales en el feminismo. Ha participado en conferencias organizadas por Naciones Unidas en Nairobi y Pekín. En 1977 fue una de las abogadas de la acusación en el juicio por la matanza de Atocha. Ha sido concejala en el Ayuntamiento de Madrid por el PCE, en el mandato de Tierno Galván. En 1981 fue expulsada del PCE al enfrentarse a Santiago Carrillo. Participó en la fundación de Izquierda Unida, que abandonó por su discrepancia con Julio Anguita. Fue candidata a la presidencia de la Comunidad de Madrid por la coalición PSOE-Progresistas. Desde 2014, es colaboradora de "Amigas y Conocidas", en TVE.

Familia: Ha estado casada en dos ocasiones. No tiene hijos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
En pocas palabras

¿Le queda por hacer?

Aprender inglés, yo que tengo tanta facilidad para comunicarme, no he sido capaz de hablar inglés.

¿Algún sueño?

Viajar a países donde estar tranquila, con amigos con los que poder ir a tantos lugares que me quedan por conocer.

Ponga música a su vida.

"Mediterráneo", de Serrat, y "El tiempo que te quede libre", de María Dolores Pradera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
Mi foto favorita

"Estoy en un decorado, pero me parece que representa lo que yo pienso: tenemos que pensar más en la vida que queremos tener".

Entrevista realizada en el Hotel Don Pío. Avenida de Pío XII, 25. Madrid

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo