Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Álvaro de Luna: "La palabra de Pepe Sancho valía tanto como un documento ante notario"

El actor y gran amigo del recientemente fallecido Pepe Sancho, nos abre su corazón se sincera en una larga entrevista con nuestra colaboradora.

El actor y gran amigo del recientemente fallecido Pepe Sancho, nos abre su corazón se sincera en una larga entrevista con nuestra colaboradora.

1 de 10
La entrevista

'Gran reserva', 'Herederos' y 'Luna, el misterio de Calenda' son algunas de las series en las que he visto a Álvaro de Luna, un veterano actor, muy querido y respetado por el público. La gente mayor de 40 años aún recuerda a Álvaro con el papel de 'El Algarrobo', que interpretó en 'Curro Jiménez'. Hablo con Álvaro justo cuando conocemos la inesperada muerte de Pepe Sancho, el que fuera su compañero en aquella inolvidable serie.

El actor, que recibe a nuestra colaboradora Rosa Villacastín en su casa madrileña, lo recuerda emocionado: "Se va un amigo, un amiguísimo, una persona a quien conocía desde niño, un hombre muy valiente y un actor de primera serie".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10
La entrevista

-¿Sabía que estaba tan enfermo?
-No sabía que estuviera tan grave, y eso que he hablado varias veces con él en este tiempo. Fue Reyes, su mujer, quien nos llamó para darnos la noticia y no nos lo podíamos creer. Teníamos que haber presentado juntos el último libro de Alfonso Ungría, pero me dijo que no podía hacerlo porque tenía que estar un tiempo sin hablar.

-¿Cómo era realmente Pepe?
-Era una de esas personas que si te daba su palabra, ésta valía tanto como un documento ante notario. Es una pena. Y es el tercero en tan poco tiempo, porque también se me han muerto Carlos Larrañaga, amiguísimo, y Sancho Gracia, por quien sentía un gran cariño y un enorme respeto.

-¿Cuál fue el secreto del éxito de “Curro Jiménez”?
-Fue un invento de Sancho Gracia y Paco Barreta. Una historia que tardó cuatro años en ser aceptada por TVE y que todavía hoy sigue emitiéndose. Parte de su éxito es que en España no se conocía lo suficiente esa Andalucía que Curro mostraba, y luego están los directores que tuvo, que eran verdaderos magos, amén del reparto, siempre con primeros actores y actrices.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10
La entrevista

-¿Creó escuela?
-En 'Curro Jiménez' pude trabajar con directores de la talla de Rovira Beleta, Pilar Miró, Mario Camus... Se usaban dos cámaras en el plano y el contraplano. Había acción, amor, aventura…

-¿Le molesta que alguna gente le recuerde como “El Algarrobo”?
-No, porque el gran público me conoció por ese papel y después por “La Barraca” de Blasco Ibáñez. Interpretaciones que me permitieron conocer el sentimiento del cine y del actor, algo que no enseñan en las escuelas.

-¿Cómo se logra que la cámara le quiera?
-No lo sé. La experiencia ayuda. Yo soy muy disciplinado y prefiero que la responsabilidad recaiga sobre el director.

-¿Cómo se encuentra un actor veterano y comprometido con la situación actual?
-Muy triste, porque nunca pensé que se iban a dar tan escasos niveles de aceptación política en la sociedad española. Y lo peor es que no se ve el final del túnel.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10
La entrevista

-¿Eso es lo que más le preocupa?
-Y el paro juvenil; que una juventud de la que tan orgullosos nos sentíamos y que está tan preparada tenga que salir de España para buscarse la vida es tremendo. También la paralización del mundo de la cultura, tan vapuleada últimamente, me produce tristeza.

-Si los jóvenes se van y los mayores no encuentran trabajo, ¿quién sostiene este país?
-No sé. Es terrible lo que está pasando.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10
La entrevista

-¿Tienen los jóvenes otra solución?
-Yo creo que el camino no es irse de casa sino apretar a los que nos representan en el Parlamento para que solucionen nuestros problemas. Tenemos una sociedad que es más culta y está mejor preparada que la de hace 30 años. Y hay que luchar para mantener lo que tenemos.

-¿La gala de los Goya es el lugar adecuado para protestar contra los recortes?
-Se diga lo que se diga, en España no hay más de ocho directores que empiezan a ser conocidos en Estados Unidos, el resto es gente con mucha ilusión y talento que apenas  puede trabajar por falta de dinero para llevar a cabo sus proyectos. Si al mundo de la cultura, del cine, de la música, del arte, no se le ayuda desde el Gobierno, se paraliza la creatividad. Pero también es cierto que en momentos sin libertades se hicieron películas como las de Berlanga.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10
La entrevista

-¿El hambre agudiza el ingenio?
-Sí, el hambre agudiza el ingenio, pero...

-Pero, ¿qué?
-Que además de agudizar el ingenio, uno de los graves peligros del hambre es que crea guetos anticulturales. Que los políticos no admitan las preguntas de los ciudadanos o de los periodistas asusta un poco, porque todo eso desencadena lo que después reflejan las encuestas: a la gente no le gusta la forma de gobernar de sus políticos.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10
La entrevista

-¿Alguna vez se ha sentido perseguido por sus ideas?
-La edad te permite vivir con mayor libertad y con los mínimos necesarios. Yo al socialismo llegué tarde, pero como ciudadano pienso que la socialdemocracia sirve para mejorar la vida de los ciudadanos. Como dice José Luis Sampedro, lo importante es la honradez y la dignidad de las personas.

-¡Quién iba a pensar que la corrupción llegaría a las puertas de La Zarzuela!
-Eso es lo sorprendente y lo triste, sobre todo, porque el Rey, después del 23-F, había conseguido una gran reputación en el exterior. La corrupción hay que eliminarla de las instituciones.

-¿Por qué los españoles no ven el cine que se hace en España?
-Nuestra sociedad ha cambiado mucho. Antes, el cine en España no competía con las televisiones, ahora sí. Tampoco hemos sabido enamorar a los espectadores. Es importante que el público se identifique con las historias que le contamos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
La entrevista

-¿Alguna de sus hijas sigue sus pasos?
-No, a Andrea, la mayor, que es abogada, cuando tenía nueve años, la llamó Jaime de Armiñán para que interpretase un papel en la serie “Cuentos imposibles”. La escena salió muy bien, pero cuando le pregunté si le gustaba esta profesión me dijo que esos juegos de los mayores eran muy aburridos, y nunca más. Y Gabriela, que estudió Biología, me comentó que eso de repetir los textos tantas veces no le gustaba nada.

-¿Cómo aterrizó usted en el cine?
-Estudié Medicina porque era la gran ilusión de mi madre, pero no acabé la carrera. Como actor empecé en un momento bueno, pero había meses en los que no trabajabas nada. Entonces, las actrices llevaban sus joyitas al Monte de Piedad para poder sobrevivir hasta que volvían a llamarlas.

-¿Mejor que un gran éxito es permanecer haciendo lo que a uno le gusta?
-En eso también han cambiado mucho las cosas. Hay gente a la que le perjudica hacer en una serie un papel protagonista que le marque demasiado, porque después tardas mucho en salir de él. Yo he tenido la suerte de no tener un físico muy marcado y de que cuando empecé “Curro Jiménez” ya era calvo.

-¿Cómo es su relación con Concha Velasco?
-Muy buena. En “Herederos” está espléndida. Es una actriz que se desdobla, que toca todos los palos, y a la que le queda mucho por hacer porque está empezando.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
La foto favorita de Álvaro de Luna

"Como he sido una persona que he llegado tarde a casi todo, me casé maduro y tuve a mis dos hijas –en la foto– a una edad también madura. He intentado dedicarles el mayor tiempo posible", nos cuenta Álvaro de Luna.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
Ficha y firma de Álvaro de Luna

Nació: En Madrid, el 10 de abril de 1935.

Estudios: Medicina, pero dejó la carrera sin terminar porque le atraía la escena.

Profesión: Actor.

Familia: Está casado con Carmen Barajas desde el 16 de julio de 1975. Tienen dos hijas, Andrea, que es abogada, y Gabriela, que es bióloga.

Debutó: En la película 'La máscara de Scaramouche', en 1963. Más tarde trabajaría en numerosos 'spaghetti western', en series como 'Curro Jiménez', 'Gran Reserva', 'Herederos'... Y tiene en su haber una lista interminable de películas.

En la actualidad: Interviene en la serie de Antena 3 'Luna. El misterio de Calenda', en la que interpreta a Ernesto Cruz, el padre de Sara, papel que hace Belén Rueda.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo