Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Jordi Rebellón: "Prefiero vivir solo que mal acompañado"

Para Jordi Rebellón el teatro es vida por su cercanía al público que exterioriza sus emociones, lo que no ocurre ni en cine ni en televisión. Sin embargo, ha triunfado con series tan populares como “Médico en Familia” y “Hospital Central”, en la que ha dado vida al doctor Vilches durante diez años hasta el final de la serie.  

Para Jordi Rebellón el teatro es vida por su cercanía al público que exterioriza sus emociones, lo que no ocurre ni en cine ni en televisión. Sin embargo, ha triunfado con series tan populares como “Médico en Familia” y “Hospital Central”, en la que ha dado vida al doctor Vilches durante diez años hasta el final de la serie.  

1 de 9
''Lucho por sobrevivir''

En la actualidad, Jordi Rebellón triunfa en el Teatro Bellas Artes de Madrid, con la obra “Desclasificados”, en la que se cuentan las peripecias de políticos y periodistas en una sociedad tan convulsa y tan falta de valores como la que estamos viviendo. Además, ha fichado por la serie “Amar es para siempre”.

-¿Cómo se clasificaría usted mismo profesionalmente?
-Como un pobre actor que lucha por sobrevivir, por trabajar en lo que le gusta y que no concibe su trabajo si no se divierte. Un actor que lucha mucho por el momento tan complicado que estamos viviendo.

-¿Cómo se reinventa un actor con un currículum como el suyo?
-Buscando textos, inventando proyectos, intentando venderlos. Decidí no hacer teatro porque debía compaginarlo con la televisión y eso es agotador, pero me llegó el texto de “Desclasificados” y no pude decir que no porque es maravilloso. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 9
''La solidaridad no se ha perdido''

-¿Qué tiene la obra para que le haya atrapado tanto?
-La vi en Barcelona y me gustó mucho; por eso, cuando me llamaron para hacerla en Madrid, acepté inmediatamente.

-Trata de un tema que está de actualidad: la carencia de ética.
-Lo que está de actualidad es el trasfondo de la obra. Lo que le pasa al personaje que da vida al presidente del Gobierno no es lo que está pasando en España. Hablamos de los valores humanos, de la ética, de lo fácil que es hablar de lo que hacen los demás cuando nosotros no nos aplicamos la misma receta.

-¿Se están recuperando valores que creíamos trasnochados?
-La solidaridad es un valor que no se había perdido, sino que no se había necesitado. Ahora, está de plena actualidad. El mejor ejemplo es el comportamiento de la gente en el accidente ferroviario de Santiago de Compostela donde todo el pueblo se lanzó a ayudar.

-¿Le sorprendió ese esfuerzo por salvar vidas?
-No, porque España es un país que, cuando tiene problemas, echa mano de la solidaridad. Y cada día será más solidario, porque se están aplicando políticas que nos están triturando a todos.  

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 9
''Desencantado de la falta de honestidad''

-¿La necesidad nos lleva a situaciones inimaginables hace años?
-¡Por supuesto! Si tienes hijos a los que no puedes dar de comer, haces lo que sea para que coman y, si hay que robar, robas, porque es un problema de subsistencia. Ojalá no tengamos que llegar a esta situación porque es tremendo ver que las personas que quieres lo están pasando mal.

-¿Está desencantado?
-Lo estoy de la falta de honestidad, de la falta de sinceridad, de la violencia y del terrorismo. Esto podría ser más fácil para todos, pero lo complicamos porque hay una palabra que es la gran lacra desde el siglo XXI: el poder. Mucha gente todavía no se ha dado cuenta de que los políticos están ahí porque los hemos votado y con nuestros impuestos les pagamos un sueldo para que vivan, para que nos cuiden y representen, y no para que se dediquen a luchar entre ellos para ver quién tiene más poder.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 9
Un hombre agradecido

-¿Somos condescendientes con nuestros representantes?
-Lo somos, pero espero que los ciudadanos no tengamos que hacer otro tipo de movimientos como ha ocurrido en Islandia, donde el pueblo ha llevado a todos los políticos corruptos a la cárcel. Es importante que los ciudadanos sepamos todo lo que pasa para evitar males mayores.

-¿Es de bien nacidos ser agradecidos?
-¡Por supuesto! Yo, cuando voy a Barcelona, veo a mis compañeros de cuando hacíamos teatro de aficionados en un centro cultural y me emociono con ellos porque no olvidaré que empecé ahí y que lo que he logrado ha sido porque he tenido paciencia, he luchado y me lo he ganado. No hay que olvidarse del lugar en el que naces porque forma parte de nuestra historia y todos empezamos por algún sitio.

-¿El problema es que nos hemos olvidado de donde venimos?
-Nadie ha nacido siendo presidente del Gobierno ni ostentando el poder. Algunos habrán nacido en barrios pobres, habrán pasado hambre o habrán conocido a gente que la pasaba, pero de pronto se olvidan de todo y actúan como lo están haciendo. Aquí, o nos apretamos todos el cinturón, o no se lo aprieta nadie.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 9
18 meses en el paro

-¿Los recortes están poniendo en peligro la Cultura?
-Eso se podría solucionar cambiando a las personas que suben el IVA. Cuando tenemos de ministro a una persona que dice que Lope de Vega o Cervantes son entretenimiento y no es cultura, puedes imaginar en manos de quién estamos.

-¿La austeridad está relacionada con la ideología o con la economía?
-Con la ideología. La educación es respetar lo que dice o piensa el vecino y pedir perdón cuando te equivocas.

-Ha estado 18 meses en el paro, ¿cómo ha vivido esa situación?
-Los primeros seis meses no me preocupaba porque necesitaba descansar y me venía bien. El problema no es estar en el paro sino ver las perspectivas.

-¿Y cómo son con esta crisis económica tan grave que tenemos encima?
-Las perspectivas futuras son horrorosas porque se han parado todas las producciones, no se hace cine, al teatro ha dejado de ir la gente por la subida del IVA, con lo cual se hacen obras de dos o tres personajes nada más, cuando no monólogos, porque así ahorran más. Eso es lo que asusta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 9
'Me debo al público'

-¿Qué enseñanza ha sacado de esta experiencia?
-Yo ya sabía lo que era trabajar en varios sitios a la vez. Me ha tocado hacerlo en algunas ocasiones. A mí no se me caen los anillos por poner copas en un bar porque ya lo he hecho. Lo importante es saber que ésta es una profesión en la que hoy estás arriba y mañana abajo.

-¿La experiencia es un grado?
-En la profesión de actor, la experiencia te sirve para saber lo que te puede venir: épocas buenas o de vacas flacas. Afortunadamente, a mí me ofrecen hacer mucho teatro, pero también necesito parar y descansar para volver a mi trabajo con nuevas energías.

-¿Le ha ayudado la fama que da la televisión?
-Siempre he tenido claro que trabajo gracias a la gente que paga en la taquilla de un cine o un teatro, y que me debo al público. Por eso, cuando hago teatro siempre salgo por la puerta delantera, porque esa atención se la debo a quienes van a vernos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 9
''No me pesa la soledad''

-¿Le pesa la soledad?
-No, no me pesa nada. Si vivo solo es porque prefiero vivir solo antes que mal acompañado. A vivir solo se aprende, como a tantas otras cosas, aunque, lógicamente, hay días que se te cae la casa encima, pero a mí me compensa esta situación.

-¿Su mayor diversión?
-Hacer deporte: paddel, golf... El gimnasio me aburre que me mata, pero reconozco que, cuando voy, me siento mejor.

-¿Dónde carga las pilas?
-En mi casa de El Montseny (Barcelona). Allí, desconecto de todo y, cuando regreso a mi trabajo, me siento nuevo.

-¿Sus vacaciones ideales?
-Perdido en una playa, en la selva o en una cabaña sin hacer nada.

-¿En tiempos difíciles como los que corren, hay buen “rollito” entre los actores? 
-Ahora más que nunca porque algunos se han caído del pedestal y valoran la humildad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 9
Ficha y firma de Jordi Rebellón

Nació: En Barcelona, el 15 de febrero de 1957.

Estudió: En la Escuela de Actores de Barcelona, donde recibió una sólida formación. Canta, baila e interpreta. A la vez trabajaba en un banco.

Familia: Está soltero y no tiene hijos.

Teatro: Tiene una extensa trayectoria. En la actualidad interpreta la obra “Desclasificados”, en el Teatro Bellas Artes de Madrid.

Televisión: Las series que le han aportado gran popularidad han sido “Médico de familia” y, sobre todo, “Hospital Central”, donde ha interpretado al doctor Vilches durante diez años. Ahora, trabaja en la serie “Amar es para siempre”.

Premios: Ha recibido numerosos galardones, entre otros cabe destacar la nominación al “Fotogramas de Plata” y el TP 2007 como mejor actor por “Hospital Central”.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 9
Su foto favorita

'A Brus, mi perro, lo recogí con 17 meses, y era de una familia que no lo podía tener, lo dejaron en mi casa y desde entonces no me he separado de él'.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo