Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Naty Abascal: "Las fajas son estupendas, cómodas, y quedan perfectas"

Hablar con Naty Abascal es toda una lección de vida, elegancia, supervivencia y generosidad. Icono de la moda, es querida y venerada tanto por los grandes modistos como por las nuevas generaciones de modelos, que ven en ella un ejemplo a seguir. La sevillana acaba de publicar con Vicente Gallard '100% Naty. Manual de estilo de Naty Abascal' (Ed. Grijalbo), una guía para orientar a cualquier mujer sobre cómo vestirse.

Hablar con Naty Abascal es toda una lección de vida, elegancia, supervivencia y generosidad. Icono de la moda, es querida y venerada tanto por los grandes modistos como por las nuevas generaciones de modelos, que ven en ella un ejemplo a seguir. La sevillana acaba de publicar con Vicente Gallard '100% Naty. Manual de estilo de Naty Abascal' (Ed. Grijalbo), una guía para orientar a cualquier mujer sobre cómo vestirse.

1 de 10
Naty Abascal, su entrevista más sincera

-Naty, ¿cuántas veces se ha reinventado a lo largo de su vida?
-Muchas. Unas por necesidad, y otras porque tenía que trabajar para sacar a mis hijos adelante después de aquel momento tan difícil para mí como fue mi separación.

-¿La moda la salvó de caer en el abismo?
-No sólo la moda. Cuando yo empecé a trabajar primero hice reportajes sobre casas de personajes famosos, de amigos como Valentino, Versace, Oscar de la Renta... Después, empecé con la moda. Y debí de hacerlo bien, pues llevo 24 años trabajando en esto.

-¿Es consciente de que se ha convertido en una de las mejores representantes de la Marca España?
-De la Marca España no lo sé, porque no soy yo quien tiene que apreciar eso, lo que puedo asegurar es que, vaya donde vaya, todo el mundo me conoce.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10
La entrevista

-¿Por qué no tiene su propia marca de ropa?
-Porque para educar a mis hijos y sacarlos adelante, la forma más rápida que tenía de conseguir dinero era ponerme a trabajar en lo que mejor sabía hacer. Ahí perdí quince años de mi vida. Bueno, no los perdí porque logré que tuvieran una buena formación y, sobre todo, que fueran buenas personas. Después ya estaba tan volcada en mi trabajo y me gustaba tanto lo que hacía que no pienso que me haya perdido nada. 

-¿En qué medida le afectó el escándalo en el que se vio envuelto el que fuera su marido, el duque de Feria, aunque ya estuvieran separados?
-Cuando saqué a mis hijos de España y los llevé a Estados Unidos, lo hice porque sabía la que se nos venía encima y no quería que sufrieran ni se enterasen de nada de lo que estaba pasando. Por eso los llevé a Pensilvania, a un colegio totalmente aislado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10
La entrevista

-¿De esa difícil decisión salió fortalecida?
-Me daba muchísima pena tener tan lejos a mis hijos, y había días en que me moría de pena y lo pasaba fatal, pero yo tenía que trabajar para que pudieran formarse y estudiar. El esfuerzo ha merecido la pena.

-¿Está satisfecha de lo que han conseguido Rafael y Luis?
-Estoy encantada y orgullosa de cómo son, entre otras razones porque hice lo mismo que cualquier otra madre en mis circunstancias. Además, estoy segura de que ellos aprecian mis sacrificios.

-¿Es de bien nacido ser agradecido?
-Yo lo soy, mis amigos, que los tengo muy repartidos por el mundo, han sido fundamentales en mi vida. Nunca olvidaré todo lo que han hecho por mí y por mis hijos Oscar de la Renta o Valentino. Siempre les estaré agradecida.

-¿Cómo ha influido en su vida pertenecer a una familia de once hermanos?
-Una barbaridad. Todos hemos salido adelante en tiempos en que no era fácil hacerlo, pero es que nuestros padres siempre nos inculcaron que había que trabajar, que no podíamos ir de parásitos por la vida. A ninguno se nos han caído los anillos por hacer de todo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10
La entrevista

-¿Cómo reaccionó su familia cuando se fue a Norteamérica de modelo?
-Al principio estaban horrorizados, porque entonces ser modelo no estaba bien visto. Les dije que me iba para una semana y regresé dos años y medio después. Sabía que si las cosas me iban bien, me quedaba, pero que si me iban mal, volvía con mi familia y no pasaba nada. Eso me daba una gran seguridad en lo que hacía y en mí misma. Fue un gran aprendizaje que me permitió aprender cinco idiomas y trabajar con los grandes del cine y la moda.

-Y todo eso lo deja por amor.
-Así es. Fue difícil porque venía de un mundo totalmente diferente, más abierto, para meterme en otro donde hacía una vida más tranquila: me caso, tengo dos hijos y una nueva familia.

-¿Qué le aportó la maternidad?
-Lo que aporta a todas las mujeres: me realicé como mujer. Por mi habría tenido muchos más hijos, precisamente porque vengo de una familia numerosa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10
La entrevista

-¿Cómo le ha sentado ser abuela?
-Estupendamente. Estoy encantada. Los mellizos son guapísimos, la niña es una muñeca y el niño es simpatiquísimo.

-¿Es usted una abuela consentidora?
-Mis nietos son pequeños, sólo tienen un año, pero sí, cada vez que voy por ahí, les compro un montón de cosas.

-¿Cuál es su secreto para mantenerse en forma?
-No hay secreto, es cuestión de comer sano. Yo tomo mucho arroz integral, pescado, mijo, lentejas, legumbres... nada de carne roja, grasas ni dulces.

-En su libro da mucha importancia a los pendientes.
-Porque son muy favorecedores. Tú puedes ir con una ropa sobria, pero si te pones unos pendientes, te dan luminosidad a la cara. Valentino siempre lo dice.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10
La entrevista

 -¿Qué no debemos ponernos a partir de los 50 años?
-Los leggings, porque potencian todos los defectos y no favorecen a nadie salvo que tengas 20 años.

-¿Qué prendas no faltan en su armario?
-Una camisa blanca, un vestido negro básico, que puedes ponerte con un collar por la noche y una chaqueta de día. Un abrigo negro o “camel”, recto; una falda tubo, unos pantalones  que sean cómodos. Pero todo depende de la vida que hagas.

-¿Qué me dice de la vuelta a las fajas?
-Que son una maravilla. Yo he preguntado a todo tipo de mujeres y todas dicen lo mismo: las fajas son estupendas, cómodas, y quedan perfectas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10
La entrevista

-¿Cómo le gustaría que la recuerden?
-Quienes me conocen saben que soy una mujer muy trabajadora, que si voy a fiestas es porque forman parte de mi trabajo. A mí el trabajo me da la vida, y mi fórmula para no envejecer es leer mucho y no perder el interés por lo que ocurre en el mundo.

-¿Dónde pasará la Navidad?
-En Madrid con mis hijos y mis nietos. La cena la hacemos Rafael y yo, entre los dos. Todo muy familiar.

-¿Y el fin de año?
-Estoy dudando si irme a Punta Cana o quedarme en España porque tengo que dar una vuelta por la casa de Sevilla.

-¿El mejor regalo que le ha hecho la vida?
-Haber tenido dos hijos maravillosos. Para mí lo son todo, buena gente, inteligentes y trabajadores.

-Qué le revuelve el estómago.
-Ver a tanta gente que no tiene para comer.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
Las fotos favoritas de Naty Abascal

"Me encanta ésta con Woody Allen. Nos la hicieron en el año 70, en Puerto Rico, cuando rodábamos "Bananas", nos cuenta Naty Abascal.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
Las fotos favoritas de Naty Abascal

"Esta foto con Valentino nos la tomaron en Capri, en 1972. Íbamos a una fiesta con Albertina Olivetti. Fueron años maravillosos”, nos cuenta la madre de Rafa y Luis Medina.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
Ficha y firma de Naty Abascal

Nació: En Sevilla, el 2 de abril de 1943. Forma parte de una familia de once hermanos, incluida una gemela, Ana María. Su padre era un rico abogado y empresario. Su madre fue la primera mujer que abrió una boutique en Sevilla.

Moda: En 1964, cuando tenía 21 años, el diseñador Elio Berhanyer propuso a las gemelas Abascal que presentaran su colección en Nueva York. Conocieron a Richard Avedon, que les ofreció posar para la revista 'Harper’s Bazaar'. En 1971, Woody Allen contrató a Naty para trabajar en 'Bananas'.

Es musa: De Oscar de la Renta y Valentino.

Familia: Entre 1977 y 1988 estuvo casada con Rafael Medina, duque de Feria. Tuvieron a Rafael y Luis.

Libros: Ha publicado, en colaboración con Vicente Gallart: '100% Naty. Manual de estilo de Naty Abascal', de la Editorial Grijalbo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo