Lola Herrera: "Nunca he perdido la cabeza por amor"

Nuestra colaboradora entrevista a la veterana actriz, que ha creado una  línea de ropa y decoración.

Nuestra colaboradora entrevista a la veterana actriz, que ha creado una  línea de ropa y decoración.

1 de 10
La entrevista

Lola Herrera no deja los escenarios –su gran pasión, que la ha convertido en una de las actrices más queridas y admiradas–. Simplemente cumple otro de sus grandes sueños: abrir un espacio donde se pueden adquirir los trajes que ella misma diseña, y que pueden lucir desde las jovencitas a las señoras de 90 años. Un espacio que nació de la necesidad de Lola, de su hijo Daniel y de los artistas Rafael Rodulfo y Saioa Aldaya de dar salida a los grandes artistas que todos llevan dentro.

-A usted no le impide mirar al futuro ni la edad ni la crisis.
-Mi cabeza sigue tan activa como cuando tenía 30 años, en eso he salido a mi padre, que estaba siempre activo. Por esa razón acabo de embarcarme con mi hijo Daniel, con Rafael y con Saioa en un proyecto al que llevaba mucho tiempo dándole vueltas. Lo hemos bautizado con un nombre muy exótico, Bababa. Está dedicado a la moda, a las joyas, a la fotografía y al diseño de muebles.

2 de 10
La entrevista

-¿Sabía que acabaría diseñando su propia ropa?
-Nunca he querido ir a una moda impuesta, de manera que buscaba quien me hiciera los trajes con los que me sentía cómoda e iban con mi estilo. No quiero ir disfrazada de chica de 20 años, quiero ropa adecuada a mi edad.

-¿Conocer los defectos propios es una virtud?
-Sin duda. A mí me gusta vestirme de colores, a veces con cosas un poco exageradas.  Esa combinación me hace sentir bien. Aquí hay trajes que son pequeñas obras de arte y otros que son muy sencillos y asequibles.

-¿El paso de los años le permiten ir más ligera de equipaje?
-Hace unos años que vacié las paredes de mi casa porque me encantaba verlas desnudas. He simplificado mi vida en la medida que puedo hacerlo porque no quiero atarme a nada. Tenía una casa divina en Galicia, pero, como no iba, la vendí, creo que fue una premonición antes de que llegara la crisis.

3 de 10
La entrevista

-¿Cree que cualquier tiempo pasado fue mejor?
-No, aunque hay cosas del pasado que me emocionan y me gusta valorarlas en su justa medida. La vejez tiene muchas compensaciones, pero hay gente que se siente mal. Es una lástima, porque una de las cosas que he aprendido con los años es a vivir lo que toca en cada momento. Mis canas no son por exigencias del trabajo, sino por edad.

-¿Qué le asusta de la vejez?
-El deterioro, pero es natural, pues no puedes ser eternamente joven. La edad te permite ser más rara, más natural y pararte a pensar que la carrera de la vida tiene un fin.

-¿Los años la han vuelto más exigente?
-Mucho, lo soy conmigo y con los demás.

-¿Dónde se siente más segura: en el escenario de la vida o en el del teatro?
-En el escenario tengo mis inseguridades, pero son controladas, en cambio, en la vida, tengo una intuición bastante buena, tan buena que si me hubiera dejado guiar por ella no me habría equivocado casi nunca.

4 de 10
La entrevista

-¿Está orgullosa de su papel como madre?
-He hecho lo que he podido y sabido, y siempre he intentado hacer las cosas con mucho amor. El resultado ha sido muy bueno, pero tengo que decir que ellos han sido unos hijos maravillosos, con una capacidad artística increíble.

-¿Qué les ha enseñado?
-Yo a ellos lo que sabía y ellos a mí cosas maravillosas. Cuando eran muy jovencillos me quedaba despierta hasta que volvían a casa. Mi madre me decía que tenía que soltar un poco la cuerda. Esa etapa fue la peor porque es cuando muchos padres se quedan sin sus hijos debido a la droga, por eso yo los vigilaba mucho.

-¿Alguna vez se deja de sufrir por los hijos?
-No, se es madre para siempre, pero esto es algo que no nos cuentan nunca.

5 de 10
La entrevista

-¿Debería de haber escuelas para padres?
-Sin duda. En mis tiempos nos hablaban de lo maravilloso de la maternidad, pero no nos decían que es un compromiso para toda la vida. La gente de mi generación ha sido muy dura porque había escasez de casi todo y muchos miedos. Por eso sería deseable no perder nada de lo conseguido.

-Sus hijos no ejercen de hijos de artista.
-Los hijos tienen que trabajar por sí mismos. Cuando tienen talento es contraproducente que los padres sean famosos.

-¿Hacer de padre y madre ha sido duro?
-Ha sido muy difícil, porque todos los momentos que tenía libres eran para ellos. A veces me lo he reprochado, porque yo también tenía derecho a vivir.

-¿Por qué no lo hizo?
-Por responsabilidad, porque antepuse mis hijos a cualquier otra cosa. Ser un ejemplo para ellos era prioritario, pero a veces yo también protestaba e intentaba encontrar mis huecos.

6 de 10
La entrevista

-¿Se ha arrepentido de no rehacer su vida sentimental?
-No me he arrepentido. A veces me doy cuenta de que para no hacerlo, he puesto a mis hijos como pretexto. Empezó a ocurrirme cuando comencé a encontrarme muy a gusto sola. Me sentía feliz. La compañía, en ocasiones, me había traído tal sufrimiento que no me compensaba. Tampoco he tenido alicientes suficientes como para añorar una vida en pareja y he sufrido mucho porque me habría gustado, pero al mismo tiempo no he tenido al lado a la persona idónea.

-¿Nunca ha perdido la cabeza por amor?
-Nunca... Bueno, miento, he perdido la cabeza un ratito, pero muy poco tiempo, porque enseguida me he dado cuenta de que no me convenía perder la cabeza por nadie, porque eso sólo me traería disgusto tras disgusto.

7 de 10
La entrevista

-¿Le ha influido tener una madre que siempre la ha apoyado?
-No lo sé, aunque lo cierto es que he tenido una vida familiar muy llena. Mi madre y yo teníamos mucha complicidad, igual que con mi padre. Con ella he podido compartirlo todo, entre nosotras no había secretos. Cuando murió mi padre me quedé muy mal, pero, cuando murió mi madre, fue la desolación. Creía que no iba a levantar cabeza. Con ella se fue la compañera de mi vida, mi confidente, mi todo.

-¿Se puede ser amiga de los hijos?
-Yo no creo que la palabra sea amistad, sino confianza absoluta, porque sabes que tus hijos no te va a traicionar nunca, como tú tampoco a ellos. Por eso yo a los míos les digo que cuando quieran confiar en alguien confíen en mí porque yo no les voy a fallar nunca.

8 de 10
La entrevista

-¿Es una mujer comprometida políticamente?
-He sido todo lo que he podido, aunque muchas veces no haya podido estar donde quería, pero la gente que me conoce sabe que estoy con ellos. Creo que el mundo tiene que cambiar porque no podemos seguir así. Me parecen espantosas las desigualdades que hay en estos momentos, porque hay gente que está sufriendo mucho.

-¿Le preocupa que se pierdan los pilares del estado del bienestar?
-Soy una persona ingenua y confiada y tengo esperanza de que eso no va a pasar. Las revoluciones las sufren los de siempre, y los desequilibrios también, y ahora son cada vez más grandes, pero aun así creo que saldremos de ésta. Hay que conseguir que la economía se mueva, y dar rienda suelta a todos los proyectos que llevas dentro porque quizá después no puedas hacerlo.

 

9 de 10
Ficha y firma de Lola Herrera

Nació: En Valladolid, el 30 de junio de 1935.

Estudios: Se inició en los musicales hasta
que se instaló en Madrid y participó en su
primera película, “El pórtico de la gloria”, en 1953.

Familia: Está divorciada del también actor Daniel
Dicenta, con quien tiene dos hijos: Natalia y Daniel.
Natalia ha seguido los pasos de sus padres.
su pasión: El teatro. A principios de los sesenta filmó multitud de obras para televisión, que compaginaba con los escenarios. En la actualidad está de gira por España con “Mi querida Matilde”.

Un sueño cumplido: Ha abierto el showroom Bababa, de ropa, que diseña ella, joyas, decoración y
muebles, donde cuenta con la colaboración, entre otros, de su hijo, Daniel. 

10 de 10
La foto favorita de Lola Herrera

"Estoy con Miguel Delibes. Nos la hicieron en Valladolid y la guardo como un recuerdo maravilloso, porque a Miguel Delibes le debo muchas cosas, muchas satisfacciones", nos cuenta la actriz.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io