El cocinero David de Jorge nos cuenta cómo ha adelgazado más de 130 kilos

Aunque no se considera chistoso, el cocinero vasco ha conquistado con mucho humor a la audiencia con las recetas que explica cada día en su programa “Robin Food: Atracón a mano armada” (Telecinco).

image

Aunque no se considera chistoso, el cocinero vasco ha conquistado con mucho humor a la audiencia con las recetas que explica cada día en su programa “Robin Food: Atracón a mano armada” (Telecinco).

El ''Robin Hood'' de los fogones

Si Robin Hood robaba a los ricos para dárselo a los pobres, este “Robin” de los fogones tiene claro cuál es su recompensa: “Que cada día haya más conversos. Que la gente se levante del sofá y se ponga a cocinar”.

David de Jorge da el salto a la televisión nacional, pero llevaba ya cuatro años en la ETB (televisión vasca) enseñado sus recetas y su cambio de imagen, ya que, en este tiempo, preparando guisos sanos y con ayuda médica, ha perdido más de 130 kilos.

1 de 6
''No tengo sensación de hacer dieta''

-Cada día enseñas una receta distinta, desde las dietéticas hasta las más calóricas, ¿cuál es tu día favorito?
-Me gustan los jueves porque viene Martín Berasategui. Es un colaborador de lujo y da sencillos trucos. También los lunes, cuando muestro las recetas que me han ayudado a perder 130 kg. La gente se agobia cuando hace dieta, pero hay que hacerle ver que no hay que agobiarse.

-Es muy personal, ¿no?
-Claro. Hay que explicar que se adelgaza comiendo variado y con ejercicio. Que se puede adelgazar comiendo guisos, postres...

-¿Tienes médicos que te ayudan?
-Sí. Me dicen que no me obsesione, y lo he conseguido. Algún día llegaré a mi peso ideal. Cada lunes me peso en el programa.

-Al estar todos los días entre fogones, ¿cuesta más perder peso?
-No me cuesta adelgazar. No tengo sensación de hacer dieta, sino de alimentarme mejor que nunca.

2 de 6
“Todos los días intento ir a nadar y a caminar”

-Tuviste que someterte a una operación de reducción de estómago.
-Me pusieron un balón para bajar peso y tener las garantías de ir a un quirófano y hacerme una reducción de estómago. Con el balón bajé 70 kilos y pude operarme.

-Además, haces ejercicio.
-Todos los días intento sacar un par de horas para nadar y caminar. Me lo tomo como una disciplina pero sin obsesionarme.

-¿Cocina tradicional o vanguardista?
-Me vale todo. Es como cuando te preguntan a quién quieres más, a tu padre o a tu madre.

-¿Prefieres cocinar o que cocinen para ti?
-Me gusta mucho más que cocinen para mí. En el fondo, tengo un vago escondido.

-¿Cuál es tu plato favorito?
-La tortilla de patatas me gusta hasta la obsesión.

3 de 6
“Cortar la hierba de mi casa me relaja”

-¿Se conquista por el estómago?
-Sí. Eso es un tópico de verdad. La cocina es muy poderosa.

-¿A tu mujer la conquistaste así?
-Creo que sí, aunque habría que preguntárselo a ella.

-Dicen que tus chistes recuerdan a los de Karlos Arguiñano.
-Es imposible. Karlos tiene un estilo único que no se puede copiar. Bastante tengo con ser yo mismo como para intentar ser otra persona. Somos amigos y casi vecinos. Siempre me dice que sea yo mismo.

-¿Qué haces en tu tiempo libre?
-Me gusta no hacer nada. Leer, la música, reírme... Cortar la hierba de mi casa, que me relaja.

 

4 de 6
Martín Berasategui, su descubridor

El chef Martín Berasategui –siete estrellas Michelín– fue su maestro y descubridor televisivo.

 

5 de 6
Pesaba 267 kilos

En 2012, el cocinero dio un cambio radical a su vida. Como él mismo explica, tenía que adelgazar o seguir expuesto a que le diera un “jamacuco”.

Pesaba 267 kilos y por eso se puso en manos de expertos –primero un balón gástrico y luego una operación de reducción de estómago– hasta llegar a los 136 kilos que pesa ahora.

No se pone metas, aunque le gustaría bajar a 100. Cada lunes se pesa en su programa, en el que también participa el chef Martín Berasategui, para demostrar sus progresos.

6 de 6
Publicidad - Sigue leyendo debajo