Javier Collado: “Me retocaría los mofletes. Cada kilo que cojo se me va ahí”

El hijo de la actriz María José Goyanes se ha despedido de Héctor, su personaje en 'Amar es para siempre', el trabajo que más satisfacciones le ha dado, pero afronta con ilusión una nueva etapa con la gira de 'La puta enamorada'. Sueña con hacer cine y además prepara 'El beso de la mujer araña' para abril.

image

El hijo de la actriz María José Goyanes se ha despedido de Héctor, su personaje en 'Amar es para siempre', el trabajo que más satisfacciones le ha dado, pero afronta con ilusión una nueva etapa con la gira de 'La puta enamorada'. Sueña con hacer cine y además prepara 'El beso de la mujer araña' para abril.

1 de 8
Javier Collado, un 'Hombre 10'

"Un hombre 10 tiene que tener sentido del humor y saber disfrutar de la vida. Es difícil encontrar gente así, sobre todo conforme te haces mayor, porque te haces más selectivo", nos cuenta el actor Javier Collado.

¿Quién es un hombre 10?
Brad Pitt por la labor que hace a nivel profesional y humano, por la familia que tiene, y por su evolución. Y Lobezno, superhéroe de los 'X-Men'.

¿Y de tu gente?
Conozco sobresalientes, pero no matrículas de honor. Mis amigos no lo son, porque no son perfectos. Yo tampoco lo soy, me pongo un siete y medio, pero me encanta estar en esta sección.

¿Quién es una mujer 10?
Asunción Balaguer por su trayectoria y ternura, porque no se acaba nunca una conversación con ella y te mira a los ojos. Y mi madre –la actriz María José Goyanes–, una luchadora nata y mi referente. Me ha enseñado a saber estar y comportarme.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 8
''La gente me mira, me hace fotos y habla de mí cuando ando por ahí''

Tus armas de seducción son…
¡Ostras! Mis ojos y mi labia. Los actores siempre decimos que somos tímidos y luego… tenemos una imagen que guardar y hay cierta compostura y postureo.

¿Cómo llevas el postureo y la fama?
Sé que la gente me mira, me hace fotos y habla de mí cuando ando por ahí. Lo asumo. Eso sí, no me hago fotos a partir de la una de la mañana.

¿Qué te retocarías en Photoshop?
Los mofletes. La familia de los Collado siempre hemos tendido a tener mofletes y, en cuanto cogemos un kilo, se nos nota ahí.

Cómo es tu estilo.
Desenfadado, pero estudiado porque me encanta la moda.

Nunca te pondrías…
Un barbour. 

Un cosmético indispensable.
Contorno de ojos.

Un ritual de belleza…
Me hago drenaje linfático de vez en cuando. Me enseñó mi madre a hacérmelo presionando ciertos puntos de la cara para descargar y relajar el rostro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 8
''Tengo que adelgazar 10 kilos''

Comes hasta morir cuando…
Cuando hay carnaza. Soy de buen comer; me gusta todo menos la remolacha y los erizos.

Las dietas te persiguen si…
Estoy en ello porque tengo que adelgazar 10 kilos para la obra que estreno en abril.

¿Qué es para ti el deporte?
Lo he tenido olvidado durante mucho tiempo, pero veo que es cada vez más necesario para liberar estrés y estar a gusto contigo mismo. Ahora hago crossfit (un programa de fuerza y acondicionamiento físico).

¿Qué te da miedo?
La mediocridad y los tontos. Mi madre decía que a los hijos de puta se les ve venir, a los tontos no. También al desamor y decepcionar a mis amigos.

¿Qué te da pudor?
Quedarme en blanco o no estar a la altura de mi retórica –que es para mí un lema de vida–.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 8
''Me gusta el humor sarcástico''

Un momento 'tierra, trágame'.
Cuando cometo un fallo profesional, como quedarme dormido.

¿Cómo te gustaría ser recordado?
Como buen amigo, compañero, profesional, amante, y esposo y padre, si se da. Y como un buen actor porque ahora siento que estoy aprendiendo mucho. Y pondría algo gracioso en mi lápida.

¿Con qué sueltas una carcajada?
Me gustan los chistes y la gente que le saca punta a las cosas: el humor sarcástico.

Qué te emociona.
Ver a mi madre sonriendo, a dos ancianos de la mano o –en negativo– a mis amigos sufriendo.

¿A quién pondrías en un aprieto?
A nadie. Que me gustaría, sí.

Tus ratos libres son para…
Ver películas, series, jugar a la play, hacer fotos y leer cómics.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 8
''Me gustaría ser Lobezno''

Elige un superpoder.
Ser Lobezno. 

¿Para qué tienes poca paciencia?
Para la terquedad y cuando veo todos mis defectos en los demás. 

Tu momento perfecto del día.
Al llegar a casa por la noche y cuando desayuno tranquilo.

Un recuerdo imborrable.
Una noche en la playa de San José, Almería. Me pasé toda la noche mirando las estrellas al lado de un fuego y sentí –a los 24 años– que por primera vez me encontraba conmigo mismo.

Un lugar para perderte.
Londres. Me encanta

En la imagen, Javier Collado con su madre, la actriz María José Goyanes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 8
''Me marcó mucho la muerte de mi padre''

Un hecho que te cambió la vida.
La muerte de mi padre –el director Manuel Collado– cuando tenía 17 años. También me marcó el día que Calvo Sotelo acudió a ver a mi madre al teatro y, cuando fue a subir al escenario tras la función, yo también salí a encontrarme con ella por la trampilla. De repente, ¡me apuntaron 16 metralletas! Tenía sólo seis años y nunca lo olvidaré.

El mejor consejo que te han dado.
Sé humilde.

Pasarías horas hablando con…
Con Iñaki Gabilondo. Soy periodista –carrera que estudié para que mi madre me dejara ser actor–. Hablaría con él de la profesión y de todo. Lo admiro muchísimo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 8
Rufián en el teatro

Javier Collado está ahora volcado en la gira de 'La puta enamorada' –en la imagen–, obra donde da vida a un pícaro y rufián: "Encontrarme con el humor de nuevo ha sido maravilloso", explica. Y en abril estrena 'El beso de la mujer araña'.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 8
Comisario en la tele

La muerte el pasado mes de octubre del comisario Héctor, a quien ha dado vida durante seis temporadas, primero en 'Amar en tiempos revueltos' y luego en 'Amar es para siempre', ha sido triste: "Le tenía mucho cariño. Esta serie me lo ha dado todo como actor y es lo mejor que me ha ocurrido. Aún me estoy acostumbrando al cambio de rutina, sigo con el mono".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo