Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.

Santi Rodríguez: "Siempre llevo calcetines de rayas"

Se siente afortunado por estar en una serie diaria como 'Gym Tony' y por desatar la risa cada fin de semana en el teatro con el monólogo 'Como en casa de uno... en ningún sitio', pero su mayor fortuna es su trabajo como voluntario en varias ONG y su familia, el gran pilar de su vida.

Se siente afortunado por estar en una serie diaria como 'Gym Tony' y por desatar la risa cada fin de semana en el teatro con el monólogo 'Como en casa de uno... en ningún sitio', pero su mayor fortuna es su trabajo como voluntario en varias ONG y su familia, el gran pilar de su vida.

1 de 9
Santi Rodríguez, un Hombre 10

"Solidario. Así tiene que ser un hombre para ser 10, además de buen marido, buen padre, buen hijo…", nos cuenta el actor Santi Rodríguez.

Solidaridad, un concepto que está muy presente en tu día a día.
Soy embajador de Síndrome de Down en Jaén y trabajo en otras asociaciones benéficas para ayudar a niños. Dedico mucho tiempo a esto porque pienso que, si la vida es benévola contigo, tú tienes que serlo también. Hay muchas formas de ayudar, con o sin dinero. Es penoso pensar que el mundo gira en torno a ti, y mi profesión es peligrosa en ese sentido, tiendes a creer que te lo mereces todo.

¿Cómo has combatido ese peligro?
Teniendo una familia que me recuerda que soy persona. Pero mi profesión y la fama han sido una buena herramienta para brindar mi ayuda.

¿Cuál es el mejor consejo que te han dado?
Mi abuela me decía siempre: "Cuida de la gente que veas al subir, porque te la vas a encontrar al bajar".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 9
''A mi madre le debo todo lo que soy''

¿Quién es un hombre 10?
Mi padre –mi referente– y, conocidos, Christian Gálvez, un tío solidario, encantador, cercano y que da gusto verlo con su mujer, Almudena Cid. Es la pareja ideal. También diría a Dani Rovira porque ha llegado a la cima y sigue ayudando a la gente. Tiene un festival benéfico en Málaga que le voy a copiar.

¿Y una mujer 10?
Mi madre, a quien le debo todo lo que soy; mi abuela, de quien he heredado la gracia, y, mi mujer, Vicky, con quien llevo quince años casado. Es alegre y me apoya, y eso que pasa mucho tiempo sola mientras trabajo fuera. Cuando estoy en Jaén, le dedico todo mi tiempo y me vuelco en las labores de la casa. Menos pasar el polvo, lo hago todo. 

¿Cómo la conquistaste?
Siendo como soy, porque, por mi atractivo físico, complicado (risas). ¡Y ella es un pibonazo!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 9
''No tengo estilo''

¿Qué te retocarías en Photoshop?
Las ojeras y las bolsas. No pasaría por quirófano, pero me parece bien que otros lo hagan. Si con casi 50 tacos no lo he hecho, no lo voy a hacer ahora.

¿Cómo defines tu estilo?
No tengo estilo. Soy de vaqueros y camisas, que llevo con los puños abiertos y por fuera desde que una estilista me lo dijo. 

Qué no falta en tu armario.
Doy importancia a los zapatos, es más, me hago una idea de cómo es una persona por su calzado. Y siempre llevo calcetines de rayas.

Un cosmético indispensable…
Crema hidratante y, de vez en cuando, me hago un 'peeling' natural de yogur con sal. Me asesoran muy bien. De hecho, yo le compro el maquillaje a mi mujer.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 9
''No hago dieta pero me cuido porque me va todo a la tripa''

¿Cuándo comes hasta morir?
Me encanta comer y cocinar. Una de mis especialidades: el potaje de garbanzos con espinacas. Y soy un loco de los postres, es lo primero que miro en una carta. 

¿Y las dietas?
No me obsesionan, pero tengo que cuidarme porque me va todo a la tripa. Y, aunque como bien, me gustan las chucherías.

¿Qué supone el deporte en tu vida?
De adolescente montaba a caballo –fui campeón de saltos– y hacía atletismo –tuve alguna medalla–. Ahora salgo a correr y hago ejercicios en casa.

El mejor regalo es…
Decirme que estás feliz y bien.

¿Qué te da miedo?
Que mis hijas, Victoria, de 14 años, y Susana, de 12, se encuentren con un mundo que no es el que se merecen. Lo demás no, ni la muerte siquiera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 9
''Me da pudor mi cuerpo''

¿Qué te da pudor?
Mi cuerpo, no lo tengo bonito. 

¿Qué te hace reír?
En 'Gym Tony' me he reído mucho con mis compañeros, hasta el punto de tener ataques. Me pasaba con Gonzalo de Castro en '7 vidas', que generaba buen ambiente y muchas risas.

Te gustaría ser recordado…
Como una buena persona. Un show mío puede gustar o no, pero luego me gusta saludar a la gente, que me conozcan.

Qué te emociona.
Los actos de generosidad. Soy de lágrima fácil. 

¿A quién pondrías en un aprieto?
A las malas personas y, en plan de broma, a un amigo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 9
Quiere pasar más tiempo con su familia

Tus ratos libres son para…
Mi mujer y mis hijas. Me he perdido cosas con ellas por mi trabajo y, si pudiera echar marcha atrás, lo cambiaría.

Un hecho que te marcó.
La muerte de mi abuela, mi boda y el nacimiento de mis  dos hijas.

Pasarías horas hablando con…
Con Adolfo Suárez.

Elige un superpoder.
La ubicuidad para poder trabajar y estar con mi familia.

Si no fueras actor.
Trabajaría en una ONG.

Un lugar para perderte.
Jaén, mi tierra, y León, la de mi padre.

Un momento perfecto.
Cuando me reencuentro con mi familia. Ese abrazo…

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 9
Su nuevo éxito

Además de teatro y su familia, Santi "va al gimnasio" cada día con la serie 'Gym Tony', una divertida comedia que no está funcinando nada mal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 9
Hace teatro

Santi Rodríguez lleva un año al frente del monólogo 'Como en la casa de uno... en ningún sitio', en La chocita del loro de Madrid: "Hablo sobre viajes. Aunque abordo muchos tópicos, también hay un trabajo de documentación porque me gusta hacer reír, pero también dejar buenas dosis de cultura".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 9
Un hombre de familia

A Santi Rodríguez le apasiona su trabajo, pero lo que más le gusta del mundo es pasar tiempo con sus hijas y su mujer, Vicky. En esta imagen los vemos juntos en una fiesta de la revista TP.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo