Paloma González, tras su enfrentamiento con Natalia: ''Me entró fobia paranoica''

La nueva incorporación al equipo de estilistas de 'Cámbiame' rompe a llorar y confiesa que no lo ha pasado nada bien.

El comienzo de la nueva andadura de 'Cámbiame' estuvo marcada por una monumental bronca entre Natalia Ferviú y Paloma González, la joven estilista que venía a cubrir el hueco dejado por Pelayo Díaz, quien a partir de ese momento se limitaría a ejercer labores de jurado. Una discusión que acabó provocando la marcha definitiva de Ferviú y que convirtió a Paloma en el blanco de casi todas las críticas en redes sociales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Los días han ido pasando y, pese a que la nueva estilista ha intentado mostrar públicamente su imagen más dura, ha acabado derrumbándose en plató al recordar lo mal que lo pasó por la repercusión del enfrentamiento con Natalia. "Lo que tengo lo he conseguido sola y nunca hago daño a nadie. Tengo una familia que me ha enseñado que tengo que ser empática con las personas y ser buena persona", señaló visiblemente emocionada.

La joven acabó pidiendo perdón por llorar y es que, pese a lo que se pueda pensar, asegura ser una persona muy sensible: "Llevo muy mal las críticas, no físicas, me han dolido más las psicológicas, personales… Me han dicho que tengo gordofobia cuando mi abuela ha sido gorda toda la vida".

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Tras ver un vídeo en el que se recogían algunos de los ataques recibidos en la Red, González Durántez confesó que se pasó dos semanas llorando cuando llegaba a casa y que llegó a barajar la idea de abandonar ella también el programa. "Como nunca me habían criticado así, dije… 'Me voy', pero llamé a mi padre y me dijo que él me había visto a mí y me dijeron que no lo hiciera", reconoció con lágrimas en los ojos.

De esta manera, intentó mostrar en el programa la mejor versión de sí misma, pero el miedo comenzó a hacer mella en ella y a pasarle factura. "Iba por la calle pensando que me iban a insultar, me entró una fobia paranoica y me padre me dijo 'Sí, vete'", recordó. Sin embargo, una comida con su progenitor en la que le dejó bien claro lo orgulloso que estaba de ella, le hizo recapacitar y cambiar de opinión: "Si mi familia está orgullosa de mí, sigo aquí y ya está".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Para levantarle el ánimo, el programa le tenía preparada una grata sorpresa. Carmen, la abuela de Paloma González y la mujer que ella más quiere, ha entrado por teléfono para darle ánimos a su nieta y mostrarle todo su cariño.

Paloma González ha luchado mucho para llegar donde está. Y es que fue después de licenciarse en Derecho cuando decidió probar suerte en el complicado mundo de la moda, pasando momentos difíciles antes de alcanzar el éxito. "He trabajado mucho gratis", explicó. "Porque la moda, a veces, no es fácil. Como todo en la vida". Durante el programa también conocimos una de sus metas a corta plazo: quiere dejar de estar soltera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo