Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Fallece la condesa de Romanones, la espía aristócrata

Aline Griffith falleció el 11 de diciembre a los 94 años.

Fue modelo, espía y escritora. Aline Griffith, condesa viuda de Romanones, fallecía el pasado 11 de diciembre, a los 94 años en su casa de Madrid. Siendo una reconocida modelo, a nivel internacional, Aline Griffith se casó con Luis Figueroa y Pérez de Guzmán, III conde de Romanones y Grande de España, en 1947, y tuvieron tres hijos: Álvaro, Luis y Miguel. Es abuela de la artista Lulú Figueroa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Durante años, Aline fue una de la de las figuras imprescindible en las reuniones de la jet-set española y uno de los personajes más carismáticos de la aristocracia española. En los años 50 trabajó como espía –recabando información sobre los nazis–, mantuvo encuentros dignos de película con miembros de la KGB e incluso tenía nombre en clave, como 'Butch' o 'Tigre'.

Todas estas vivencias quedaron recogidas en su libro de memorias 'La espía que vestía de rojo', que publicó en 1987. Anteriormente había escrito otro libro, 'Historia de Pascualete', en el que recogía el día a día de los condes de Romanes en su finca de Extremadura, uno de sus refugios favoritos.

El círculo de amistades de Aline era de lo más peculiar. Lo mismo compartía tertulia con presidentes de EE.UU. como Richard Nixon y Ronald Reagan, que se iba a los toros con Jacqueline Kennedy, quedaba con Audrey Hepburn o disfrutaba de un sarao con Paquita Rico –en la imagen–.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Gtres

La capilla ardiente de la Condesa se ha instalado en la iglesia San Francisco de Asís, de Madrid. Hasta allí se han acercado rostros conocidos como Eugenia Osborne, hija mediana de Bertín Osborne, y la nieta de la difunta, Lulú Figueroa Domeq, que ha estado arropada por su pareja, Adrián Saavedra.

Publicidad - Sigue leyendo debajo