El chef José Andres arremete contra Ivanka Trump

El chef español denunció en un tuit que la hija del presidente había vetado su entrada a una fiesta en un lujoso local de Washington.

El cocinero español José Andrés, uno de los más prestigiosos del mundo y con residencia en Washington desde hace años, lleva desde 2015 en pie de guerra contra Donald Trump.

El origen de esta lucha proviene de cuando el chef español rompió un acuerdo con el millonario para gestionar un restaurante de lujo en uno de los hoteles propiedad del magnate. La razón por la que José Andrés rompió el acuerdo es porque está totalmente en contra de las medidas sobre inmigración de Donald Trump. Desde entonces, Trump le reclama una indemnización de 10 millones de dólares.

Desde ese año, su relación podría calificase de nefasta y el cocinero español ha levantado la voz contra Trump con gran repercusión al ser uno de los mejores cocineros del mundo y estar muy bien relacionado en Estados Unidos. De hecho, el ex presidente Barack Obama le condecoró con el Premio Nacional de Humanidades de EE UU y la revista Time le incluyó en la lista 100 Personas Más Influyentes en el mundo en 2012.

Ahora el cocinero español retoma su lucha contra la familia Trump. En esta ocasión ha sido Ivanka, la hija del presidente de EEUU y su asesora, a la que ha acusado de vetar su entrada al Café Milano, un lujoso establecimiento de Washington, donde iba a tener lugar la cena del Alfalfa Club un prestigioso evento de la capital americana.

José Andrés no dudó en compartir el incidente en su perfil de Twitter preguntando a Franco Nuschese, propietario del local, el por qué de su veto. "¿Es porque Ivanka Trump te lo ha pedido? Debería darte vergüenza de ti mismo".

El mensaje del español no tardó en contar con apoyos en todo el mundo y algunos invitados aseguraron ver a Ivanka dentro hablando con Nuschese. Jorge Guajardo, amigo del chef y antiguo embajador de México en China, señaló que al chef se le había impedido entrar "ya que su presencia incomodaba" a Ivanka Trump.

La polémica ha sido tan relevante en EEUU que la propia Ivanka ha emitido un comunicado donde aseguraba no tener nada que ver con este incidente. José Andrés aceptó sus disculpas, pero siguió defendiendo sus ideas al escribir: "Ahora creo que no tuviste nada que ver. Vamos a trabajar ahora en lo que es importante: la reforma migratoria, donde los DACA y los ciudadanpos sin papeles pueden formar parte de unos EEUU fuertes. Con fronteras seguras. Con crecimiento económico".

El restaurante Café Milano también se disculpó con el cocinero español pero él siguió defendiendo su postura en otro tuit: "No confundamos mi intento de ser generoso y seguir adelante con cualquier otra cosa. Lo que sucedió sucedió y yo defiendo mi postura. Estoy listo para seguir adelante".

De hecho, tan convencido está José Andrés que en una entrevista al The Washington Post afirmó: "Se me dijo que no estaba en la lista. Se me dijo que no era bienvenido. Se me dijo que incomodaba a alguna gente".

El pasado lunes siguió aclarando en su Twitter estas declaraciones sobre Ivanka: "hizo la llamada para que no me dejaran entrar... Quizás ella no lo sabía, pero pasó... Y este no es el Washington que conocemos".

Publicidad - Sigue leyendo debajo