Marta Sánchez: 'Muchas veces me pregunto por qué murió mi hermana y no yo''

Susanna Griso ha atravesado más de 7.000 km para encontrarse en Miami con Marta Sánchez. La cantante desvela su lado más íntimo en una entrevista en la que habla de la trágica pérdida de su hermana, de por qué sus relaciones fracasan siempre y las razones que le llevaron a abandonar España.

image

Susanna Griso ha atravesado más de 7.000 km para encontrarse en Miami con Marta Sánchez. La cantante desvela su lado más íntimo en una entrevista en la que habla de la trágica pérdida de su hermana, de por qué sus relaciones fracasan siempre y las razones que le llevaron a abandonar España.

1 de 15
Susanna Griso: ''Marta necesita muchos mimos''

Dispuesta a ganarse la confianza de Marta Sánchez, Susanna Griso acudió a la casa de la cantante en Miami con un peculiar regalo lleno de significado: "Un amigo de Marta me dijo que le regalase una orquídea para hacerla feliz. Las orquídeas necesitan mucha luz y muchos mimos, y me dicen que es exactamente lo mismo que necesita Marta”.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 15
La muerte de su hermana le hizo perder la fe

En la iglesia de Santa Marta, el lugar al que Sánchez acude a rezar en ocasiones, la cantante reconoció ante Susanna que el fallecimiento de su hermana le hizo dudar de sus creencias: "Pasé un bache de fe cuando se fue mi hermana melliza".

Y es que a pesar de que Sánchez se considera una persona religiosa, cuando rezó por su hermana hubo un momento en el que no entendió por qué sus plegarias no eran escuchadas: "Si yo te he pedido que por favor no me la quites... Pues lo típico, no entiendes que no te escuchen”.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 15
Su hermana, la mitad de Marta

Claramente conmovida por el recuerdo de su hermana, Marta Sánchez reconoció que siempre tuvo claro que "tenía que aprender más de ella".

Su hermana, además de un ejemplo para la cantante, era su mejor amiga, a pesar de tener caracteres muy distintos: "Ella no tenía nada que ver conmigo. Era la estudiosa, la prudente, la callada. Aunque era una mujer con mucho sentido del humor, te partías de risa con mi hermana, tenía muchísima gracia", confesaba una emocionada Marta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 15
''Muchas veces me preguntó por qué murió ella y no yo''

Su hermana la marcó, y esta es una de las reflexiones que se repite a menudo Marta tras la muerte de su melliza: "Muchas veces me pregunto por qué ella y no yo. Éramos mellizas y de alguna forma, igual en la formación, yo me llevé un poco más la fuerza que ella. También sufrió una hepatitis muy fuerte de pequeña y la verdad es que yo siempre sentía como que ella era más débil, más frágil".

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 15
''Parece que el cáncer es un gran negocio''

Visiblemente preocupada por el cáncer, la enfermedad que le robó a su hermana y a muchos amigos, la cantante decidió opinar libremente sobre el tema: "Parece que el cáncer es un gran negocio".

Vimos entonces a la Marta más crítica, que llegó a afirmar que nos mienten sobre la enfermedad: "Me parece extraño que haya habido antídotos para casi todo en esta vida y que llevemos tantísimas décadas sin el antídoto de eso".

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 15
''Me dieron un gran susto con un quiste''

Marta Sánchez no escondió su preocupación por el cáncer, confesando que se hizo las pruebas: "Me dieron un gran susto con un quiste, no lo quiero llamar tumor. Pero resultó benigno, algo que me dio una alegría muy grande", reconocía una feliz Sánchez.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 15
''Siempre he tenido complejo de tetona''

A pesar de que Marta Sánchez ha sido una sex-symbol durante años, la cantante reconoció entre risas sus complejos: "Siempre he tenido complejo de tetona", llegando a asegurar que cuando era una niña llegó a andar encorvada porque muchos niños se metían con ella debido al tamaño de sus pechos.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 15
La razón por la que abandonó España

Situada en Miami, Marta Sánchez decidió abandonar España a pesar de que su familia aún reside aquí. "Vine porque ahora en España la música no está muy boyante", confesaba la cantante, que además cree que "es bueno que mi hija vea otros mundos, otros países".

A la pregunta de si pretendía quedarse en Miami para siempre, Marta lo tiene claro: "¿Qué sabe nadie, como diría Raphael o Lola Flores?"

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 15
Una mamá ejemplar

Así pues, instalada en Miami con su hija, Marta Sánchez es una mamá ejemplar que hace lo que todas las amas de casa: "Me levanto con la niña a las 7:15h. Aunque hay veces que me quedo en la cama porque me acuesto tarde trabajando. Además, tengo una ayudita en casa y hay veces que me hago la remolona. Luego me voy al gimnasio, que hay mucho músculo guapo para alegrarme la vista. Después llego a casa, me ducho, me encargo un poco de los quehaceres del hogar…".

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 15
Su momento más especial

Pero, ¿qué hace Marta Sánchez para relajarse tras hacer la casa, trabajar y cuidar de su hija? "Me suelo ir a una playita que conozco que está cerca... Me tumbo y escucho música o leo una revista o llevamos una bolsita de picnic para comer".

Eso sí, lo que no hace es tomar el sol: "Hay algo curioso con el sol de Miami. A mí no me pone morena, me pone amarilla".

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 15
Su madre, la persona que más echa de menos

Uno de los grandes incovenientes de Marta Sánchez al mudarse a Miami es echar de menos a su madre, que reside en España: "No la dejo mucho tiempo, ni ella a mí. Es una mujer fuerte y que sigue sonriendo, a pesar de no tener a su marido y a su hija, pero me tiene a mí y a una nieta, así que tiene que tirar para adelante. No le queda más remedio".

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 15
Galicia, una tierra llena de dolor

A pesar de todo, si hay un sitio al que Marta no suele ir demasiado a menudo es a Galicia, donde se encuentra la mayor parte de su familia: "Mi madre está en La Coruña, pero yo no voy mucho a Galicia porque tengo cierto dolor de haber perdido seres de mi familia y me cuesta ir porque hay mucha nostalgia para mí en esa tierra. Me cuesta pisar esa tierra. Lloré mucho ahí".

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 15
Su gran problema con la comida

Susanna Griso consiguió que la cantante hablara de su gran problema con los kilos de más: "Me apasiona comer", reconocía Marta Sánchez.

Además, también confesaba su relación con la báscula: "Toda mi santa vida he estado peleando con los kilospara vestirme y para ponerme ropa que a mí me gusta y que si no estoy en línea me queda fatal". Lo más curioso es que la cantante afirmó que no le gustan las curvas, a pesar de que en Miami son lo más deseado.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
14 de 15
''Sufrí una vez por amor''

A la pregunta de si ha sufrido por amor, Marta Sánchez lo tiene clarísimo: "No, no he sufrido prácticamente nada, aunque sí sufrí una vez". Esta última, una experiencia que Marta afirma haber pasado "malillamente" y de la que no quiso concretar nombres o razones.

Pero, ¿cuál es la razón de que las relaciones le duren tan poco? "No soy nada exigente. Yo creo que me enamoro demasiado deprisa sin antes conocer un poco más. Digamos como que me lanzo al romanticismo sin conocer un poco más."

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
15 de 15
''Soy como soy, no finjo nada''

Marta Sánchez se define como una mujer fuerte, indomable, entregada al amor y, sobre todo, auténtica: "Soy como soy y no finjo nada", confiesa la cantante con sinceridad en sus palabras.

El programa terminó con una actuación de Marta junto a Rosario Flores, y la impresión que se llevó Susanna sobre la entrevista fue más que grata: "Marta desprende tal mezcla de autenticidad, ingenuidad, sensibilidad que no he podido evitar darle un abrazo", decía la presentadora, a la que le han bastado exactamente dos días y una noche para 'enamorarse' de la cantante.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo