Tamara Falcó apoya la relación de su padre con Esther Doña

Esther Doña, la nueva novia de Carlos Falcó, se enfrenta a las acusaciones de no ser quien dice ser. Mientras tanto, Tamara Falcó sale en defensa de la pareja de su padre y Carlos Falcó se declara muy feliz y enamorado. Sigue leyendo y descubre todos los detalles.

image

Esther Doña, la nueva novia de Carlos Falcó, se enfrenta a las acusaciones de no ser quien dice ser. Mientras tanto, Tamara Falcó sale en defensa de la pareja de su padre y Carlos Falcó se declara muy feliz y enamorado. Sigue leyendo y descubre todos los detalles.

1 de 8
Tamara Falcó sale en defensa de la novia de su padre

La hija del marqués de Griñón, Tamara Falcó, ha querido demostrar su apoyo hacia la novia de padre. Y lo ha hecho subiendo a su cuenta de Instagram una foto de la pareja en la entrega de premios 'Il magnifico Virgin Olive Oil Awards', donde Carlos fue premiado en honor a su trayectoria en el negocio del aceite.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 8
Esther Doña, la nueva novia de Carlos Falcó

Desde que Carlos Falcó se dejase ver con su nueva novia, Esther Doña Morales, los rumores sobre ésta no han cesado.

Por eso, para aclarar todas las dudas sobre su persona, Esther Doña y Carlos Falcó acordaron que ella concediera una entrevista no remunerada para hablar de su trabajo como modelo y de su relación con el marqués de Griñón.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 8
Esther Doña borra su pasado

Sin embargo, y a pesar de los esfuerzos de la pareja por aclarar las cosas, la polémica sobre la verdadera identidad de la joven ha llegado a crecer hasta el punto de cuestionarse su edad, su pasado como modelo e incluso el color de su pelo.

La primera sospecha de que Doña podría estar mintiendo se ha dado al descubrir que la modelo ha borrado de Internet todo rastro de su pasado (perfiles de redes sociales y fotos en las que aparece de rubia).

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 8
Traicionada por sus amigos

Además, fuentes cercanas a Esther Doña aseguran que la imagen que está dando dista mucho de la realidad, y que no sólo miente en su edad, ya que tiene 36 y no 42, sino que afirman que Esther siempre tuvo como objetivo salir con Carlos Falcó y convertirse en parte de la jet set.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 8
Un pasado de hombres famosos

Además, Esther ha sido acusada de interesarse por hombres populares con la intención de hacerse famosa, relacionándola con el círculo de amigos de Bertín Osborne, José María González de Caldas o Máximo Valverde.

Confirmando esto último, el actor Máximo Valverde se ha pronunciado: "Fuimos novios cuando ella tenía 19 años... Ahora tendrá 35 más o menos", ha afirmado Valverde de su ex pareja, de quien guarda un buen recuerdo: "Era divertida, guapa y con ganas de triunfar".

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 8
Un matrimonio tormentoso

Aunque si ha habido una relación amorosa que haya marcado a Esther Doña fue la vivida con su anterior marido, de quien se separó hace tiempo y con quien compartió una relación "tormentosa", según han confirmado allegados a la modelo.

Según parece, fue después de su separación cuando Esther decidió borrar todo su pasado de las redes, dispuesta a encontrar el amor de nuevo.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 8
Carlos Falcó, enamorado

Ajeno a toda la polémica desatada, Carlos Falcó se muestra feliz y enamorado con Esther Doña, a la que conoció en una cata de vinos hace seis meses y con la que comparte secretos de belleza: "Los dos usamos el aceite de oliva para cuidar la piel".

Algo que por el momento no comparte con Esther son panes de matrimonio: "Ya me he casado muchas veces", afirmaba recientemente Carlos Falcó, que todavía no está divorciado de Fátima de la Cierva.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 8
Esther es feliz

Esther Doña, consciente de los rumores y críticas que ha despertado, ha desmentido que haya estado casada, afirmando que se siente feliz a pesar de lo que se diga de ella.

"Soy tan feliz, que no me afecta lo más mínimo", afirmaba una enamorada Esther.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo