Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Mª José Campanario se marcha a Portugal a estudiar

Está empeñada en cumplir su sueño y hacer Odontología. Sabe que su marido, Jesús Janeiro, la apoya y que se volcará en cuidar a sus hijos, así que ha decidido matricularse en Oporto aunque se vea obligada a aprender portugués.

Está empeñada en cumplir su sueño y hacer Odontología. Sabe que su marido, Jesús Janeiro, la apoya y que se volcará en cuidar a sus hijos, así que ha decidido matricularse en Oporto aunque se vea obligada a aprender portugués.

1 de 20
Mª José Campanario crea su propio 'Erasmus'

Adora a su familia por encima de todo, pero María José Campanario tiene una meta y no va a parar hasta alcanzarla aunque tenga que separarse de los suyos algunos días: acabar sus estudios de Odontología.

El camino está siendo largo, pero no pierde la ilusión. Viajará todos los meses a Oporto (Portugal) para estudiar en la Universidad de CESPU. Continúa así con la carrera que inició en 2010 y que abandonó tras ser expulsada de un centro de Madrid por su implicación en la 'Operación Karlos'.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 20
Ilusionada con el futuro

Que fuera expulsada de la Universidad la deprimió durante muchísimo tiempo hasta que lo asumió y decidió buscar alternativas. Por eso, María José, una persona a la que se le nota enseguida su estado de ánimo, se enfrenta con ilusión a su nuevo futuro y muestra en esta ENTREVISTA EXCLUSIVA alegría y felicidad pero siempre contenida ya que, después de tantos 'palos', tiene miedo a que le sorprenda alguna mala noticia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 20
Hará 1.600 km al mes y pagará 5.000 euros al año

Septiembre 2012
La Universidad CESPU de Oporto supone el cuarto intento de María José para poder hacer sus estudios. No le importa recorrer 1.600 kilómetros todos los meses con tal de cumplir su sueño. Lo hace con una buena amiga, con quien ya estudió en Madrid.

Ahora, antes de que empiecen las clases, María José Campanario está haciendo un curso intensivo de portugués. Según el plan de este centro, tiene que ir a las clases una semana al mes, así podrá compaginarlo con su vida familiar.

Durante el tiempo que esté en Oporto, se alojará en hoteles baratos. Además le saldrá más económica que las otras universidades por las que ha pasado, ya que en Oporto pagará unos 5.000 euros por curso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 20
La entrevista

-Empiezas de nuevo en la universidad.
-(Risas.) En mi vida todo es empezar de nuevo otra vez. Más que empezar lo que voy a hacer es intentar continuar, adelantar cositas poco a poco.

-Sigues estudiando Odontología, ¿no?
-Sí, continúo con Prótesis Dental y algunas asignaturas de Odontología. Las que me permite mi tiempo, mi familia y mi estatus ahora mismo.

-¿A qué te refieres con estatus?
-A mi estatus familiar. Es que fue muy complicado la última vez que fui a la Universidad porque tenía que dejar a mi familia durante muchísimo tiempo y no podía ser. Ahora quizá tarde más en terminar la carrera, pero lo que quiero es intentar adelantar asignaturas y no estar parada este año. Además, lo puedo compaginar con Prótesis. Quiero seguir estudiando, necesito seguir estudiando.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 20
Estudios por partida doble

-Entonces, vas a Oporto a estudiar Odontología pero no abandonas tus estudios de Prótesis Dental en Sevilla.
-Sí, no los voy a dejar.

-¿Vas a poder con tanto?
-Lo voy a intentar. He cogido sólo algunas asignaturas de Odontología para terminar bien Prótesis Dental, que para mí ha sido un descubrimiento.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 20
''Oporto una buena opción''

-¿Por qué te vas a Oporto?
-Ya dije en su día que, si tenía que irme al extranjero a estudiar, lo haría. Me lo comentaron unos compañeros que se han ido también allí. He estado este verano viendo las opciones que tenía. Y ésta es una buena opción. Puedo ir adelantando cosas, y si algún día puedo ir a estudiar a la Universidad de Sevilla y continuar aquí, pues ya está.

-Oporto está en la otra punta del mapa para ti.
-Realmente es un poco más lejos que el viaje que hacía antes. No voy sola, voy con una amiga, y lo compagino bastante bien.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 20
Aprenderá portugués

-¿No es una paliza tanto viaje?
-Realmente sí. Es dejar mi casa algunos días y es un esfuerzo, pero lo que he hecho ha sido procurar hacer un plan que sea compatible con mi vida personal y que sea compatible a nivel académico. Intentaré rendir lo máximo posible en las asignaturas de las que me he matriculado, pero, si suspendo, no pasa nada, vuelvo a examinarme y no pasa nada.

-¿Las clases son en portugués? ¿Conoces el idioma?
-Sí, son en portugués. El tema de los idiomas no lo considero un problema. Para mí aprender portugués es un aliciente más. La ventaja que puedo tener es que hablo catalán. Hay palabras que son muy parecidas; escrito lo entiendo bastante bien y no creo que sea muy complicado a la hora de estudiar, sobre todo porque los términos médicos son muy parecidos. De todas formas, ahora he tenido que acudir a la universidad para realizar un curso intensivo de portugués.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 20
Arropada por una amiga y antigua compañera

-¿Y los exámenes escritos son en portugués?
-Lo que está claro es que si termino la carrera en Oporto tengo que acabarla hablando en portugués porque hay que hacer prácticas con pacientes, así que tengo que aprender a escribirlo y hablarlo bien. Estando en Oporto muy a menudo no me va a quedar otra que aprenderlo. Además, me parece un idioma muy bonito.

-¿Has comenzado ya el curso?
-Todavía no. He empezado con un curso intensivo de portugués que me va a venir muy bien y supongo que dentro de muy poquito empezaré las clases.

-¿Qué sabes de tus nuevos compañeros?
-Hay de todo, portugueses, españoles y de muchos países. (En esta imagen la vemos junto a una amiga con quien ya estudió en Madrid, y con la que compartirá esta nueva aventura estudiantil en Portugal).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 20
''Jesús dice que soy muy cabezota''

-¿Cómo lo conciliarás con tu vida familiar?
-Voy a hacer el plan Bolonia y me obliga a asistir a las clases prácticas, a algunas teóricas y a los exámenes. He intentado ajustar las asignaturas con tener tiempo para mi familia, que para mí es lo primero. Me dio muchísima pena dejar la Universidad Internacional de Cataluña porque estaba muy contenta, pero para mi vida familiar era imposible.

-¿Te apoya Jesús en esta aventura?
-Me dice que soy muy cabezota (risas), pero me apoya, le gusta que estudie. Y me da mucha rabia no acabar lo que empiezo. Me esforcé muchísimo el primer año de universidad en Madrid. Se me trató muy mal y me merezco la oportunidad de acabar la carrera. Si fuera por otras circunstancias, pues diría que no puede ser, pero me merezco algo bueno.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 20
Su futuro profesional, todavía una incógnita

-Cuando finalices Odontología, ¿pretendes ejercer como dentista?
-No me he planteado ejercer. Yo me planteé estudiar una carrera fuera Odontología, Enfermería, Biología o cualquier otra. Empecé Odontología porque el plan se ajustaba a mi vida personal y me encantó, lo que quiero es acabar la carrera, estudiar... No me planteo ejercer el día de mañana. Lo que no pensaba que me iba a gustar tanto es Prótesis Dental y no me importaría ejercer de protésico.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 20
Un buen momento personal

-Has pasado grandes tormentas como la 'Operación Karlos' y la expulsión de la universidad, ¿estás en una época de relajación?
-Sí, estoy muy contenta por seguir estudiando y encantada con el trato que me están dando. En cuanto al trato que me dieron en Cataluña, no tengo palabras para agradecerles lo que hicieron conmigo. Pero mi vida es como una noria y cada vez que digo que estoy bien, de repente, me pasa algo y por eso no quiero tirar cohetes. Ahora, estoy muy bien, pero no sé lo que va a pasarme mañana y esa incertidumbre es desagradable.

-¿Te asusta otro batacazo?
-Es que ha habido muchos ya.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 20
Lo positivo de una mala experiencia

-¿Has pasado página de malos momentos como la expulsión de la universidad o el juicio?
-Si te dijera que sí mentiría. Ha sido casi obligatorio tener que pasar página. Pero hay cosas que hacen mucho daño y que se quedan y te marcan toda la vida. Y básicamente estas dos me van a marcar de por vida.

-¿Te han servido para algo estas dos experiencias?
-Para afrontar las cosas de otra manera, para darme cuenta de que no se puede luchar contra titanes, ver quién realmente tengo a mi alrededor...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 20
No a más niños

-Viendo el año tan duro que tienes por delante, no sé si Jesús y tú tenéis pensado ampliar la familia.
-De momento, no quiero ampliar la familia. Estamos bien como estamos. Ahora no es el momento si quiero seguir adelante con mis estudios. Un bebé requeriría de toda mi atención y no podría hacer nada más.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
14 de 20
Un ejemplo para sus hijos

-¿Tus hijos te ven estudiar?
-Sí, ellos me ven estudiar y, de hecho, el ambiente de estudios en mi casa incluso les facilita a ellos el ponerse también a estudiar. Me hace muchísima gracia porque mi hija, cuando me ve estudiar, se viene a mi lado a hacer sus tareas, y la verdad es que es bastante satisfactorio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
15 de 20
Algo sobre lo que no habla

-¿Qué te parece la baja laboral de Belén Esteban?
-De eso no voy a hablar. No estoy al corriente absolutamente de nada de lo que pasa en televisión desde hace muchísimo tiempo. La gente se lo podrá creer o no, pero hace muchísimo tiempo que en casa no se pone la televisión.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
16 de 20
Un expediente muy movido

María José ha meditado mucho sobre su futuro en los meses de verano. Se ha pasado estos meses viajando para informarse de las posibilidades que tenía para poder continuar con sus estudios. Gracias a la información que le han dado antiguos compañeros con los que ha coincidido en su paso por la universidad, ha decidido que la mejor opción es estudiar en el extranjero y así lo hará.

Por esta razón y por la enfermedad y fallecimiento de su abuela, la joven ni siquiera ha pisado la playa. Incluso está más delgada, pero, según ella, no hace dieta, perdió peso durante el juicio que tuvo y no lo ha recuperado y, además, le gusta comer sano.

Madrid, septiembre de 2010
Hace dos años, Campanario comenzaba ilusionada sus estudios de Odontología en la Universidad Europea de Madrid, un centro privado donde daba clases los viernes y sábados. Pagó 15.000 euros por el primer curso. No le renovaron para el curso siguiente por el juicio que tenía pendiente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
17 de 20
Un expediente muy movido

Barcelona, 8 de noviembre 2011
Retoma segundo curso de Odontología en la Universidad Internacional de Cataluña, en la población de Sant Cugat de Vallés. Pagó 13.000 euros por el año y las clases eran martes, miércoles y jueves. El 23 de noviembre lo dejó porque, según ella, no podía compaginarlo con su familia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
18 de 20
Un expediente muy movido

Sevilla, febrero 2012
Sus deseos de estudiar la llevan a matricularse en un grado superior de Protésico Dental en la Escuela Técnica Superior Antonio de Solís de Sevilla. Cuesta 4.700 euros. Sólo acude para los exámenes y algunas prácticas. Ahora, lo compaginará con sus estudios en Oporto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
19 de 20
Un sólido matrimonio

Jesús Janeiro y María José Campanario llevan doce años juntos –desde septiembre de 2000, se casaron dos años después, el 27 de julio de 2002, y tienen dos hijos: Julia y Jesús– y han conseguido que su amor supere todo tipo de obstáculos.

Además de ser un matrimonio muy compenetrado, María José califica a Jesús como "un verdadero padrazo" y asegura que es él quien se ocupa de los niños cuando ella está estudiando, a pesar de tener una persona interna en casa que los ayuda.

De hecho, es él quien los lleva al autobús escolar muchas veces. Precisamente, si María José se marcha tranquila es porque cuenta con el apoyo de él, como ella reconoce, y al diestro le gusta que estudie.

Jesulín, mientras tanto, pasa más tiempo en casa. Sigue vinculado al toro y, aunque sus ingresos ya no serían como antes, no tiene problemas económicos ya que cuenta con otros negocios como el de las gasolineras. Además, les devolvieron parte del dinero de la fianza que tuvo que pagar por la 'Operación Karlos'.

Acabar con esto le ha dado tranquilidad, a ella y a su madre, también condenada. Aunque fueron declaradas culpables, no tuvieron que ingresar en prisión y siguen proclamando su inocencia. Pero no piensan recurrir más.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
20 de 20
Mª José, ausente por enfermedad

Jesulín y Mª José pasan juntos todo el tiempo que pueden y si ella no fue al pueblo gaditano de Villamartín el domingo 23 de septiembre al mano a mano entre Jesulín y su hermano Víctor –en la foto su hija Julia en el tendido y Jesús con su hijo– era porque estaba enferma.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo