Lucas Casillas Carbonero, alias "Lucas locura", cumple tres años

El hijo pequeño de Sara Carbonero e Iker Casillas celebra este 2 de junio su tercer aniversario.

image

El hijo pequeño de Sara Carbonero e Iker Casillas celebra este 2 de junio su tercer aniversario. Con su llegada, Lucas revolucionó la "tranquilidad" de toda la familia convirtiendo cada día en una nueva aventura. Repasamos cómo ha sido su primer año de vida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Lucas Casillas,Sara Carbonero,Iker Casillas,Martín Casillas, Cumpleaños
Instagram

Este dos de junio, Lucas Casillas Carbonero celebra su tercer cumpleaños. Tres años de una dulce revolución que llegaba para alegrar los corazones de la familia y de todos aquellos que lo conocen. Sara Carbonero ha querido dedicar unas tiernas palabras a su pequeño.

"No lo tuviste fácil llegando después de tu hermano, el típico “bebé trampa” que siempre nos puso las cosas muy fáciles y que se convirtió en el centro de nuestro universo. El mismo que hoy te ha dicho al felicitarte que tienes cara de más mayor, pero que no se te ha quitado la herida de la nariz y que sigues diciendo las mismas palabras que no se deben decir. Llegaste para revolucionarlo todo de la manera más dulce que uno pueda imaginar. No fuiste el primer hijo, el primer nieto ni el primer sobrino y sin embargo junto a ti hemos vivido un montón de “primeras veces”. Como cuando te cogí en mis brazos hace hoy justo 3 años con la seguridad de que ya sabía hacer las cosas bien mientras pensaba ya en ese momento que eras muy diferente a tu hermano y que quizá la aventura sería completamente distinta. . Enseguida supiste encontrar tu sitio, desde muy chiquitito, con tu fuerte personalidad, tu pillería, tu descaro y tu alegría. Tus canciones a todas horas, tu afición futbolera, tu pasión por todo lo que tenga ruedas y tus “te quiero” zalameros. Quien te conoce sabe que no es “amor de madre”, que tienes el don de alegrar los corazones y que es imposible no partirse de risa con tus ocurrencias. Ayer precisamente me preguntaste si podía ocurrir que al cumplir 3 años te convirtieras en Superhéroe, sin tú saber que ya tienes un montón de poderes como el de multiplicar los momentos bonitos o el de hacer olvidar las penas.Además, como dice tu querido Spiderman, “ser un Superhéroe es más que enfrentarse a tipos malos, a veces hay que enfrentarse a la vida real”. Hoy es tu cumpleaños pero tú fuiste, eres y serás siempre el mejor regalo que pudo llegar a nuestra familia. Felicidades, pequeño Lucas".

A continuación repasamos los tres años de vida del pequeño Lucas.

El mejor apoyo de Sara Carbonero e Iker Casillas. Sus hijos se han convertido en el mejor refugio de sus padres en estos momentos en los que necesitan sacar más fuerzas que nunca.

“Da a tus seres queridos alas para volar, raíces para volver y razones para quedarse”. Feliz día de la madre.#DalaiLama #energíadelabuena#mamádedragones #Porto #slowlife",

Dos hermanos muy unidos. Sus dos años y cinco meses de diferencia les hace tener a estos dos hermanos una gran complicidad de la que Sara no duda de presumir en redes sociales.

Una familia feliz. Sara Carbonero e Iker Casillas viven felices en Oporto, la ciudad que les ha acogido con los brazos abiertos y en la que les podemos ver pasear así de felices.

Ver esta publicación en Instagram

Los segundos . Los segundos son de otra pasta, los segundos tienen el cielo ganado, los segundos son más independientes, espabilados y autosuficientes. Son unos supervivientes...Estamos hartos de escuchar y repetir estas frases . En esto de la maternidad, como en todo, no se debe generalizar pero es verdad que los segundos desde que nacen tienen que ingeniárselas para hacerse su sitio y lograr sin ellos apenas sospecharlo que sus hermanos mayores no les vean como el enemigo. No son los protagonistas de muchas primeras veces de sus papás ni de los temas de conversación en la mesa, se acostumbran a que en el álbum de fotos haya una suya por cada diez del primogénito, aprenden a compartir desde el minuto 1, heredan con alegría ropa y juguetes y se debaten entre imitar y repetir todo lo que hacen los héroes de sus hermanos y forjarse su propia personalidad. Son pacientes, conformistas y conciliadores, pero también fuentes inagotables de energía, unos auténticos terremotos que crecen aprendiendo lo bueno y lo menos bueno de los pequeños maestros que tienen en casa. Claro que ellos también vienen para enseñarnos, por ejemplo que si los papás pensamos que lo sabemos todo de ellos porque son los segundos estamos muy equivocados. O que el amor no solo no se divide sino que se multiplica por infinito. Que lo que nos “funciona” con un niño no tiene por qué hacerlo con otro. Que los retos, emociones y miedos seguirán siendo los mismos y que por mucho que tratemos de no repetir los errores cometidos, caeremos en otros diferentes. Que esa rebeldía que les caracteriza no es otra cosa que su manera de marcar terreno para ir haciendo su camino desde chiquititos. Que no hay momento de mayor seguridad para una madre o padre que cuando le ponen por primera vez a su segundo hijo en brazos . Si los segundos no existieran, habría que inventarlos . #TB #reflexionesdelunesdevueltaalcole #nuestrapequeñagranrevolución #lossegundos #buenasnoches # #Porto #slowlife

Una publicación compartida de Sara Carbonero (@saracarbonero) el

La gran lección de vida de Lucas. "Los segundos. Los segundos son de otra pasta, los segundos tienen el cielo ganado, los segundos son más independientes, espabilados y autosuficientes. Son unos supervivientes...Estamos hartos de escuchar y repetir estas frases.En esto de la maternidad, como en todo, no se debe generalizar pero es verdad que los segundos desde que nacen tienen que ingeniárselas para hacerse su sitio y lograr sin ellos apenas sospecharlo que sus hermanos mayores no les vean como el enemigo. No son los protagonistas de muchas primeras veces de sus papás ni de los temas de conversación en la mesa, se acostumbran a que en el álbum de fotos haya una suya por cada diez del primogénito, aprenden a compartir desde el minuto 1, heredan con alegría ropa y juguetes y se debaten entre imitar y repetir todo lo que hacen los héroes de sus hermanos y forjarse su propia personalidad. Son pacientes, conformistas y conciliadores, pero también fuentes inagotables de energía, unos auténticos terremotos que crecen aprendiendo lo bueno y lo menos bueno de los pequeños maestros que tienen en casa. Claro que ellos también vienen para enseñarnos, por ejemplo que si los papás pensamos que lo sabemos todo de ellos porque son los segundos estamos muy equivocados. O que el amor no solo no se divide sino que se multiplica por infinito. Que lo que nos “funciona” con un niño no tiene por qué hacerlo con otro. Que los retos, emociones y miedos seguirán siendo los mismos y que por mucho que tratemos de no repetir los errores cometidos, caeremos en otros diferentes. Que esa rebeldía que les caracteriza no es otra cosa que su manera de marcar terreno para ir haciendo su camino desde chiquititos.Que no hay momento de mayor seguridad para una madre o padre que cuando le ponen por primera vez a su segundo hijo en brazos.Si los segundos no existieran, habría que inventarlos.#TB#reflexionesdelunesdevueltaalcole#nuestrapequeñagranrevolución#lossegundos #buenasnoches # #Porto #slowlife".

Amantes del fútbol. Con una papá futbolista y una mamá periodista deportiva, Lucas y Martín adoran este deporte, aunque al que le gusta especialmente es al pequeño.

La dulce revolución
Instagram

El día del segundo cumpleaños del pequeño Lucas Casillas Carbonero. Y como bien dice Sara, "los segundos tienen el cielo ganado'", y así ha querido felicitarle su mamá con un tierno mensaje; "Dos años de la más dulce revolución. Felicidades, Lucas".

Los peques más cariñosos
Instagram

Tanto Lucas como Martín son de lo más cariñosos con su papi, y claro, Iker Casillas se derrite con cada abrazo. Pero no es el único, Sara, al ver esta estampa, no puede evitar inmortalizarla... ¡Qué tiernos!

Una mamá orgullosa

En su primer cumpleaños, sus papás decidieron pasar el día en la playa junto a él y su hermanito Martín, de tres añitos.

Sara Carbonero quiso felicitar a su hijo con un tierno mensaje que colgaba en las redes sociales junto a esta instantánea en el que se puede apreciar lo mucho que había crecido Lucas en tan solo 12 meses.

"Solo un año con nosotros y ya no podemos imaginarnos la vida sin ti", escribía la periodista junto a esta imagen.

¡Felicidades Lucas!

De esta imagen hace ya dos años, cuando Sara Carbonero e Iker Casillas presentaron a su segundo hijo a la salida del hospital donde la periodista dio a luz.

El pequeño de la casa ha sido toda una revolución en la familia Casillas-Carbonero, su madre le llama "Lucas locura", que ha conquistado a sus padres y a su hermano Martín.

Sara Carbonero anunciaba con esta tierna imagen, en la que Martín le besa la tripa, la feliz noticia de su segundo embarazo: "Y entonces entiendes que no te mentían los que te decían que lo mejor, está siempre por llegar. #viviresincreíble #besodehermanomayor".

Sara Carbonero anunciaba con esta tierna imagen, en la que Martín le besa la tripa, la feliz noticia de su segundo embarazo: "Y entonces entiendes que no te mentían los que te decían que lo mejor, está siempre por llegar. #viviresincreíble #besodehermanomayor".

Su primera fotografía

Sara compartió la primera imagen de su pequeño Lucas en la que tan solo se ve su boquita y una manita.

"¡Bienvenido a nuestro mundo, Lucas ! Te conocimos ayer y no nos puedes hacer más felices . #viviresincreible #yasomos4 #Veráscuandoconozcasatuhermanomayor", comentaba la periodista junto a la instantánea.

Un momento muy íntimo

La periodista compartió en su blog una imagen muy tierna e íntima en la que aparece dando el pecho a su bebé, mientras Martín se encuentra jugando a sus pies.

Sara encontró un rato para contar, a través de un post en su blog 'Cuando nadie me ve', cómo transcurrieron los primeros días en su casa tras la llegada de Lucas: "Aún me cuesta creer que ya seamos cuatro. Al igual que me ocurrió con Martín, cuando conocí a Lucas, sentí que había vivido toda la vida con las manos vacías… Esta frase no es mía, pero describe perfectamente ese momento. Lucas ha venido para completar el trébol".

El rey de la casa

Iker Casillas y su primer hijo, Martín, se deshacen en mimos con Lucas, como muestra la imagen. Con la llegada de Lucas al mundo, Martín quedó destronado.

Los celos de su hermano

Como todos los niños, Martín sufrió los típicos celos de "príncipe destronado". Como explicó Sara: "Estuvo unos 15 minutos pegado al capazo sin separarse, sólo mirando a su hermano. Entonces pensé que lo más difícil estaba hecho y que Martín había encajado muy bien lo de tener un hermanito. ¡Qué equivocada estaba!"

"Lo más complicado de estas primeras semanas con los dos peques en casa han sido los celos de Martín. Difícil porque yo no estaba preparada para ello. (...) Nadie me había contado que de un día para otro, a mi hijo le cambiaría el carácter radicalmente. No me habían hablado de su tristeza. Los tres primeros días fueron así. Martín estaba triste, hasta el punto de que me pedía irse a la cuna temprano y se quedaba allí solo mirando al techo, pensativo. No quería saber nada de nadie. Esa escena me rompía el corazón", contó en su blog.

Después de la tormenta llega la calma...

"Si me lo dicen hace un mes y medio no me lo creo", escribía Sara junto a esta imagen en la que Martín se come a besos a su hermanito.

Un bebé rockero

Durante los primeros meses de su vida, Lucas ha dado algo de "guerra" a sus papis por las noches. Como dice en su body: "Los jóvenes rockeros nunca duermen".

Su primera visita al gimnasio

En estos años, también hemos podido ver cómo se desenvuelve el pequeño en el gimnasio. Con solo cuatro meses ya estaba en plena forma. Su mamá nos contó el truco: "Mañanas en el gimnasio", comenta junto a la imagen.

Una mala racha

Como todos los peques, Lucas ha estado malito alguna vez. Durante estos momentos, sus padres lo pasaron muy mal. "Se que es ley de vida pero con Martín tuvimos la suerte de no conocer tan pronto las temidas "itis". No valoramos lo afortunados que somos cuando los peques están sanos y fuertes y estos días que no lo están solo queremos cambiarnos por ellos, ¿verdad ?", escribía la periodista preocupada.

¡Por fin le conocemos!

Esta fue la primera instantánea que compartió Sara en sus redes en la que se veía la cara al pequeño. Su madre la titulaba: "Lo mejor del 2016 has sido tú".

Compartiendo juegos

Para Lucas, su hermano Martín se ha convertido en su ejemplo a seguir. Los hermanos, a pesar de la diferencia de edad, se lo pasan en grande compartiendo juegos.

Sus primeros pasos

Fue la propia Sara quien informó de los primeros pasos de su "pelirrojo" compartiendo una fotografía del pequeño en el que lo vemos de pie al lado de su sillita y en el que aparece luciendo unos pantalones negros, una camiseta a rayas y unos calcetines de lo más molones de color mostaza con nubes blancas.

"Nueve meses. ¡Empieza la fiesta! #Lucaslocura #mipelirrojo", son las palabras con las que la periodista describe el último progreso de su hijo menor.

Un super papá

Lucas está rodeado de amor y vive feliz en Oporto con toda su familia. Y no solo comparte juegos con su hermano, también lo hace con su padre. "Feliz día a todos los papás. En especial a los que se tiran al suelo durante horas e inventan historias de indios y vaqueros", comentaba Sara junto a esta bonita imagen.

Un niño feliz

Lucas ha disfrutado y crecido rodeado del amor de su familia. Esperamos seguir viéndole crecer así de feliz muchos años más. ¡Felicidades!

Publicidad - Sigue leyendo debajo