Aitor Trigos, sobre su pasado como gigoló: ''Por una semana me llegaron a pagar 3.000 euros''

El presentador recordó en 'Sábado Deluxe' su experiencia como acompañante y los motivos que le llevaron trabajar así.

image

El presentador recordó en 'Sábado Deluxe' su experiencia como acompañante y los motivos que le llevaron trabajar así.

1 de 10
Recuerda su pasado como chico de compañía

De la noche a la mañana Aitor Trigos se convirtió en uno de los presentadores estrella de la pequeña pantalla. Trabajó en diversos programas de Antena 3 y Cuatro, pero con la misma rapidez que alcanzó la fama cayó en el olvido, viéndose obligado a trabajar como chico de compañía mientras perdía todo lo que había ganado en sus años de gloria. "Hacía pasar un buen rato a señores", confirmó hace unos días en 'Sálvame'.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10
''Ejercí la prostitución en el campo de los chicos''

Dispuesto a aclarar todo lo rumoreado, el vallisoletano se sentó en 'Sábado Deluxe' sin miedo al qué dirán. "Ejercí la prostitución en el campo de los chicos", afirmó sin dobles tintas. "Vivía en el piso en el que me prostituía. Cuando me quedé en la calle, acabé en una casa que se dedicaba a la prostitución de chicas transexuales", recordó sobre sus comienzos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10
''Cobraba 50 euros por cosas sencillas''

"Cuando empecé por lo más bajo los clientes más comunes eran gente casada y con hijos y que no tiene otra vía de escape para hacer lo que realmente quiere", dijo sobre sus comienzos como chico de compañía en Barcelona. "No enviaba fotos de cara, solo de cuerpo. Cobraba 50 euros por cosas sencillas, 100 euros por una hora…".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10
Ofrecía sus servicios por internet

El presentador ofrecía sus servicios a través de internet, siendo siempre precavido para no ser reconocido. Y es que comenzó a trabajar como prostituto nada más terminar su relación laboral con la televisión debido a sus innumerables deudas. "Tenía miedo de que eso perjudicara a mi trabajo en televisión. Todo vino casi a la par y me dio mucho miedo", declaró.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10
''Entre mis clientes había gente conocida''

Poco a poco fue posicionándose en el sector y comenzó a prostituirse en otros países europeos: "He estado en casa de jeques en París. En cuatro o cinco horas te podías llevar 4.000 o 5.000 euros", señaló. "Entre mis clientes había gente conocida, empresarios, gente vinculada a la religión… Una persona muy conocida del mundo del cine me contrató sabiendo quien era".

Aunque asegura no haber vivido experiencias especialmente traumáticas, recordó una que le marcó: "En Bruselas tuve un problema. Quedé con un chico, era muy joven, pero insistía mucho. Odiaba a los chaperos y me tiró del coche. Me dejó tirado en una cuneta".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10
Agobiado con las deudas

María Patiño quiso saber por qué se decantó por esta vía rápida cuando podía haber ejercido otros trabajos. El vallisoletano le contestó que tenía una deuda muy grande y que era la manera de ganar mucho dinero en poco tiempo. "Mi deuda era de unos 500.000 euros… En París se gana mucho. A 200 euros, tres o cuatro servicios al día, eran 800 euros".

Trigos confesó que en su etapa como presentador llegó a ganar unos 2 millones de euros, pero que su mala gestión le llevó a perderlo todo. "Yo me creía que esto era para siempre. Que el dinero jamás se iba a acabar", afirmó.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10
''Por una semana me llegaron a pagar 3.000 euros''

El joven, que ahora está en terapia y afirma haber podido ordenar su vida en los últimos meses, señaló que rechazaba a aquellos clientes que veía que se estaban enamorando de él, y que jamás intentó aprovecharse de nadie. "Por una semana me llegaron a pagar 3.000 euros… Puedo prostituir mi cuerpo, pero nunca jamás mi alma", sentenció.

Aunque no quiso entrar en detalles, Aitor desveló que no se lleva bien con su familia y que tuvo una infancia difícil. "Con mi familia rompí desde que me vine a Madrid", declaró.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
''He utilizado en algún momento las drogas''

Además, dejó claro que hoy por hoy no se volvería a prostituir: "Nunca te acostumbras a que te toque alguien que no quieres, o que te encuentres con una persona horrorosa y no quieres que te toque… He utilizado en algún momento las drogas, aunque por suerte, no he tenido ningún tipo de problema".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
''Dejaron de llamarme por mi irresponsabilidad''

Tras afirmar que conoce otros casos de presentadores famosos que han ejercido la prostitución, Trigos se echó toda la culpa de acabar en ese pozo sin fondo. "Dejaron de llamarme por mi irresponsabilidad… Me salí del círculo de la televisión por mis problemas personales", señaló.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
Entona el 'mea culpa'

Aunque en su momento nadie le tendió una mano, el presentador no quiso recriminar nada a nadie. "Era una secta. Me metí yo solo. Me metí en una secta donde vivíamos por y para la televisión. Pero yo me metí en eso porque quería… Yo nunca he gestionado bien mis relaciones personales. Compraba a la gente", recordó.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo