Borja Thyssen y Blanca Cuesta, con la casa a cuestas

El hijo de la baronesa Thyssen pasa sus primeras vacaciones como padre de familia numerosa en la Costa Brava, muy cerca del lugar donde veranea su madre.

image

El hijo de la baronesa Thyssen pasa sus primeras vacaciones como padre de familia numerosa en la Costa Brava, muy cerca del lugar donde veranea su madre.

1 de 9
Divertida jornada en alta mar

Borja Thyssen y Blanca Cuesta han puesto rumbo a Sant Feliu de Guíxols, donde pasan su primer verano como padres de familia numerosa. El matrimonio y sus tres hijos: Sacha, de cinco años; Erik, que el 5 de agosto cumple tres; y Enzo, de nueve meses, en alta mar con sus tres hijos, las dos cuidadoras de éstos y unos amigos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 9
Papá súper cargado

El matrimonio se aloja en un hotel de lujo que se encuentra a sólo dos kilómetros de la casa de Carmen Thyssen. Aunque madre e hijo, que llevan años sin hablarse, no van a coincidir, ya que Tita ha puesto rumbo a Ibiza.

Borja, que luce una barba más poblada, cargaba con los bártulos de playa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 9
Enzo, un pequeño intrépido

A bordo de la lancha, Enzo no paraba quito. Blanco lo llevaba en brazos pero el pequeño, inquieto e intrépido, intentaba asomarse por la borda.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 9
Sus hermanos mayores, igual de inquietos

El pequeño de la familia parece haber heredado ese espiritú inquito de sus hermanos mayores. Sacha, de cinco años, intentaba asomarse a la popa de la lancha, mientras que su cuidadora lo cogía por la camiseta para que no cayera al agua.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 9
Intentando consolar a Erik

Muy pendiente de sus hijos, Blanca corrió a consolar a Erik cuando lloraba, pese a que una de las dos cuidadoras también estaba atenta a lo que hacía el pequeño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 9
Una jornada de compras

El 24 de julio, Borja cumplió 33 años y lo celebró junto a su familia y unos amigos en alta mar. Un día antes, Blanca visitó algunas tiendas de la ciudad buscando el regalo perfecto para su marido.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 9
Recargando pilas

Blanca y sus compañeras se compras se sentaron en una terraza para recargar pilas y seguir con su jornada de compras. La enfermera se llevó a su hijo pequeño, Enzo, con ellas y todas estuvieron muy pendientes del bebé.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 9
Y para finalizar el día al parque de atracciones

El día finalizó con toda la familia en una zona con atracciones infantiles. Blanca, que llevaba una sencilla camiseta blanca con shorts vaqueros, se refrescaba bebiendo agua mientras sus hijos mayores se subían en las atracciones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 9
Sacha y Erik, juegos adaptados a sus edades

Sacha y Erik se separaron para subirse en atracciones adaptadas a sus edades. Mientras que el mayor se sentaba en una que subía por los aires, el medio de los hijos de los Thyssen, prefería quedarse en un cochecito a pie de calle.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo