Alejandra Ortiz: "Mis hijos disfrutan con el Día de la Madre"

La hija mayor de Bertín Osborne, que este sábado celebraba el bautizo de su sobrina Sandra, hija de Eugenia y Juan Melgarejo, está volcada en su familia y en Genstudies, una clínica dedicada a la prevención del cáncer, enfermedad de la que murió su madre. Ella se ha hecho las pruebas y han salido bien. Ahora, les toca a sus hermanas.

image

La hija mayor de Bertín Osborne, que este sábado celebraba el bautizo de su sobrina Sandra, hija de Eugenia y Juan Melgarejo, está volcada en su familia y en Genstudies, una clínica dedicada a la prevención del cáncer, enfermedad de la que murió su madre. Ella se ha hecho las pruebas y han salido bien. Ahora, les toca a sus hermanas.

1 de 7
Alejandra Ortiz para 'Gente con estilo

Madre de tres hijos –Santiago, de siete años, y los mellizos Fausto y Valentina, de dos–, Alejandra Osborne dice que la maternidad es lo mejor que le ha pasado en la vida, aunque los pequeños dan su guerra. Con ella celebramos el Día de la Madre.

-¿Cómo prefieres que te apelliden, Osborne (el apellido artístico de su padre) u Ortiz Domecq?
-Ortiz Domecq, que son mis apellidos. Suelen ponerme Osborne, pero soy Ortiz.

-Creo que de pequeña querías ser bailarina.
-Me encantaba. No me importaría haber sido bailaora, porque he nacido en Jerez y bailo todo tipo de flamenco. Mis hermanas y yo bailábamos con mi madre todos los días. Ése es uno de los mejores recuerdos que tengo de ella.

-¿Has aplicado esa experiencia con tus hijos?
-Sí, muchísimo. Los pequeños, de dos años, me lo piden.  Como les pongo la música por el móvil, en cuanto me ven el teléfono se ponen a bailar.

-Los niños de hoy son hijos de la tecnología avanzada.  
-Totalmente. Yo alucino. Con dos años se ponen el iPad y saben qué icono tocar para encontrar lo que buscan y hacen las fotos. Yo soy menos tecnológica que ellos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 7
''A veces, me puede el mal humor''

-Creo que en un momento de tu vida tuviste que hacer de madre de tus hermanas.
-Madre, no. Tuve que ocuparme de ellas, pero mis hermanas tenían sus padres. Ana Cristina, el suyo (Fernando Portillo); y mis hermanas, al mío. Ayudaron mucho ambos.

-¿Ana Cristina sigue contigo?
-Ahora está en EE.UU. estudiando empresariales bilingüe. Ha hecho medio curso en París, otro medio en Nueva York y el año que viene se va a Londres.

-¿Qué estudiaste tú?
-Diseño de moda, pero no me he dedicado a ello. Le cogí bastante manía porque, cuando estaba haciendo el proyecto de fin de carrera, mi madre se puso enferma y tuve que instalarme en Jerez sin terminarlo.

-Habéis tenido golpes de mala suerte en vuestra familia.  
-De esas cosas se aprende y te haces más fuerte. No creo en la mala suerte ni en el mal de ojo. Lo que nos ha ocurrido a nosotros son cosas de la vida que le pasan a mucha gente.

-¿Cómo definirías tu carácter?
-Soy tímida y algunas veces me puede el mal humor. Mis prontos son para echarse a temblar, como los de mi padre.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 7
''Mi marido tiene mano para la cocina''

-Alejandra, tienes una estatura considerable, 1,80 m. ¿Te costó encontrar un novio a tu altura?
-No iba buscando un hombre alto, pero llegó y me encanta. Que tu marido te coja y te achuche como si fueras un peluche es maravilloso.

-Joaquín Buendía, tu marido, ¿es cariñoso?
-Mucho, y cuando tiene que serlo. No es de esos 'pesaos'.

-¿Te ayuda en casa?
-Muchísimo; es un padrazo y, si no me ayudara, yo no podría con los tres niños.

-¿Cómo os repartís las tareas?
-De los mellizos me encargo yo y mi marido de Santiago. En mi rutina diaria yo baño a los niños y él prepara la cena porque tiene mucha imaginación y mano para cocinar. Le encanta. En Navidad le regalaron una paella y está como loco haciendo arroz. La primera le salió perfecta.

-¿Y tú?
-A mí me encanta cocinar y se me da bien, pero con niños tan pequeños te pasas la vida  haciéndoles sus comiditas y ya estoy aburrida. Algunas veces me pongo a cocinar a las ocho de la mañana, otras a última hora de la tarde, pero no a diario. Suelo preparar comida para dos o tres días.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 7
'Veo a mi padre menos que antes''

-¿Te emociona el Día de la Madre?
-Emociona sobre todo a los niños, pues en el colegio lo viven con ilusión y lo disfrutan mucho.

-¿Lo celebras con tus hijos?  
-Te hacen la protagonista de la casa, pero lo que me gusta es que, como es un día diferente, disfrutas más con ellos e intentamos hacer algo especial.

-¿Qué te regalan?
-En el colegio siempre inventan algo divertido para regalar y se sienten orgullosos de los regalos que me hacen. Suelen ser manualidades muy cariñosas. Aún tengo en mi mesita de noche una Virgen que coloreó Santiago hace unos años y me la regaló explicándome que el pelo lo había pintado en dos colores (marrón y amarillo) porque así es como lo tengo yo.

-Ahora que tu padre vive en Madrid, con qué frecuencia os veis.
-Menos que antes, porque yo vivo en Sevilla. Les echo de menos, a él, a Carlitos y a Kike. Kike tiene la edad de Santiago y jugaban muchísimo. Mi hijo mayor me pregunta muchas veces que cuándo vamos al campo a ver al abuelo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 7
''Me encanta comer y como muchísimo''

-Te gusta bailar, ¿y cantar?
-Me encantaría ser una Beyoncé de la vida, pero Dios no me ha dado ese don.

-¿Hiciste alguna dieta después de tener a los mellizos?
-Aunque parezca mentira, después de tener a los mellizos, estaba mucho más delgada que ahora. De todas formas me sobraban ocho kilos e hice la dieta del bocadillo, que es buenísima y funciona. Y yo, si no como con pan, me muero. Lo complementé con mucho ejercicio.

-¿Alguna vez has pasado hambre por estar delgada?
-Sí, claro, el año pasado ni te cuento. A mí me encanta comer y como muchísimo.

-¿Cuál es tu plato preferido?
-El puchero es lo que más me gusta del mundo. Siempre como lo que me da la gana. Me corto un poco cuando va a llegar el verano. Estoy dura por el gimnasio. En invierno, con el frío, tener algo de grasita viene bien.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 7
La belleza al descubierto de Alejandra Ortiz

Antes de acostarme... me lavo la cara y doy un beso a mis niños.

En mi bolso no falta... el cacao de labios.

Mi perfume favorito.... ahora el de Donna Karan, porque el que utilizaba antes y me gustaba muchísimo han dejado de fabricarlo.

En mi baño siempre hay... una crema para el cuerpo de L’Oréal.

Tu deporte preferido... voy todos los días al gimnasio y también salgo a correr. 

Cirugía estética si o no... depende. Si te va a cambiar la expresión de la cara, no; pero en el cuerpo, lo que sea necesario. 

Tacones o bailarinas... Botas. Los tacones me encantan, pero soy incapaz de andar con ellos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 7
Alejandra Ortiz, 'en privado'

"Me gusta vestir con vaqueros y botas. Los tacones me encantan, pero prefiero las bailarinas, porque soy muy cómoda. Mi hermana Eugenia dice que le gustaría ir como las de 'Sexo en Nueva York', y yo le digo: ¡Qué diferentes somos!'. nos cuenta Alejandra Ortiz.

"No voy a tener más hijos. En mi casa no caben... A diario me pongo rímel, colorete y crema Revitalift", también nos ha confesado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo