Angelique Boyer confiesa que lloró con la maldad de ‘Teresa’

La francesa ha contestado a las preguntas de los periodistas sobre la telenovela, su futuro profesional y su posible boda con Sebastián Rulli.

Con motivo de la retransmisión de Teresa de nuevo en el canal Las Estrellas, la protagonista Angelique Boyer ha hecho un encuentro con la prensa. A través de sus preguntas, la francesa ha revivido la experiencia de la grabación de la telenovela.

“Muchas veces hacía cosas, como poner la zancadilla a Arturo, arruinando a la suegra, clavándole un puñal a Fernando... y yo me tenía que salir del ensayo porque me ponía a llorar. ¿Por qué hace estas cosas? ¿Cómo puedo ser tan mala y que se me vea la cara de mala y no derrumbarme?”, confesaba.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

“Este personaje logró, dentro de su maldad, justificarse. La gente la ama, la justifica, ¿qué nos está pasando como sociedad, adonde vamos a parar?”, bromeaba. La francesa también destacó el buen ambiente existente entre el equipo que a día de hoy continúa.

Además, los periodistas la han cuestionado acerca de sus planes de futuro. “Ahora estoy en un periodo de parón no porque quiera, ni porque quieran, porque no está el proyecto adecuado en Televisa que es mi casa”, explica. Aunque se ha confesado con ganas de trabajar. “Tenía muchas ganas de estrenar nueva telenovela pero como está de nuevo Teresa habrá que esperar”.

Por otro lado, la francesa ha asegurado que la televisión no es la única plataforma en la que quiere trabajar. Preguntada por si querría entrar en el cine, la actriz confesó que “en eso estamos” mientras que, más tarde, se mostró interesada en abrir un canal de YouTube. “Nunca me lo habían propuesto pero trabajaremos en ello”.

En cuanto a los rumores de una segunda parte de la telenovela, Boyer confesó que volvería encantada para grabar un nuevo final que diese pie a esta segunda parte. “Me encantaría. Sería increíble. Pero sería difícil retomarlo hasta para la misma escritora”.

Finalmente, la joven actriz animó a aquellos actores que quieren sacar adelante una carrera fuera de sus países a que lo hagan respetando la cultura a la que llegan. “Mis padres llegaron a los 30 años y se adaptaron poco a poco a la cultura mexicana, no se impusieron, hay que valorar el espacio. Y no es complicado en México porque aquí la gente es muy buena. Si vemos, porque me considero mexicana, a alguien que necesita ayuda le ayudamos”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

“El respeto es fundamental en un lugar de trabajo. Ahora yo estoy aquí adelante pero ¿cuánta gente hay detrás? Yo dependo de todos ellos y por eso yo tengo que llegar puntual”, añadió. “Eso es respetar a la gente con la que trabajas y valorar a la gente. Yo sin ellos no soy nada. Ellos nos ven desfilar, subir y bajar. A ellos es a los que hay que respetar. Porque la gente de vestuario es la primera en llegar y la última en irse. Hay que respetar y ser agradecido. Y ser agradecida. Sonríe a alguien por la calle, mi madre me decía que nunca sabes si esa sonrisa le va a cambiar a alguien el día”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Telenovela