Paola Rey: “Soy la señora cremas”

Han pasado ya quince años desde ‘Pasión de gavilanes’ y acaba de ser madre por segunda vez, pero la belleza de esta colombiana parece imbatible.

Conquistó al público con la dulce Jimena de Pasión de gavilanes y desde entonces no ha dejado de crecer como actriz y persona. Madre de dos niños, Oliver, de 5 años, y Leo, de tres meses, la familia se ha convertido en su prioridad, aunque sigue trabajando, ahora más detrás de las cámaras con la empresa de producción que regenta junto a su marido, el también actor colombiano Juan Carlos Vargas.

Has vivido tu segundo embarazo grabando Las muñecas de la mafia 2. ¿Cómo ha sido la experiencia?

He disfrutado mucho. Amo estar embarazada: me siento feliz, plena y de buen humor y no sufro ningún dolor. Además, no subí mucho de peso, igual que con el primero, así que pude grabar normalmente hasta el final cuando adaptaron el guion para que Brenda se quedara encinta.

¿No supuso ningún problema para la producción?

Lo avisé cuando empezamos a ensayar, que es cuando lo supe, por si querían sustituirme. Al final dijeron que era una bendición y decidieron que siguiera. Fueron muy lindos conmigo.

¿Y tus compañeros qué decían?

Todos estaban pendientes de mí, les parecía muy bonito que hubiese un bebé en camino, me tocaban el vientre, le hablaban… Fueron días maravillosos.

¿Te cuidaste mucho?

Hice pilates hasta que pude. Siempre como bastante sano, cosas de casa, frutas, verduras… y tengo la suerte de que mi cuerpo es muy agradecido. No necesito hacer mucha dieta.

¿Te ha gustado el proyecto?

Mucho. No había hecho antes una narcoserie y veo una calidad de imagen y de guion impresionantes. Además, esta segunda temporada tiene un enfoque muy interesante: no desde la opulencia sino desde las consecuencias, lo que pasa cuando el que ha estado dentro quiere salir y cómo le persigue esa sombra.

¿Alguna vez te ha tentado el lujo?

Afortunadamente tengo una familia con valores morales y éticos muy fuertes. Desde pequeña me educaron a dar importancia a otras cosas, como ser honesto, trabajar en lo que quieres, luchar por tus sueños, ser mejor persona y superarte cada día. Lo último, el dinero, porque lo fundamental está en el crecimiento interno.

¿Qué recuerdos guardas de telenovelas como Pasión de gavilanes?

Los mejores. Tengo en mi corazón proyectos como ese o La mujer en el espejo y Amores de mercado. El cariño de la gente es el premio más valioso y todavía hoy me escriben y me mandan regalos desde todo el mundo. Especialmente a Jimena la querré siempre porque me abrió las puertas al reconocimiento internacional.

¿Te habría gustado trabajar en España como hicieron otros?

Mucho. Siempre me han tratado bien allí, pero no pude porque tenía otros proyectos

¿Has cambiado mucho desde entonces?

Vamos creciendo y también el hecho de ser madre hace que todo sea diferente porque tienes otras prioridades.

Por ti no pasan los años. ¿Cómo lo haces? ¿Te has retocado?

No, nunca. No me gustan las cosas invasivas, aunque tampoco lo critico. Me cuido por dentro y el cuerpo responde muy bien si haces eso. Siempre estoy pendiente de tomar vitaminas, hago ejercicio habitualmente y tengo una vida equilibrada y sin excesos. El estilo de vida es clave. Además, soy la señora cremas: me limpio la piel y me pongo muchas. Gracias a la genética de mi madre, tenemos una piel bonita.

¿Qué ha significado la maternidad en tu vida?

Me encanta ser mamá. Siempre quise serlo y es lo mejor que me ha pasado. Evolucionas como mujer, redescubres la vida a través de los hijos y entiendes lo que es el amor incondicional. Gracias a ellos soy mejor persona.

¿Cómo os organizáis en casa con los niños?

Somos unos padres presentes e intentamos no dejarlos en manos de terceras personas a no ser que sean los abuelos. Cuando Oliver era pequeño me lo llevaba conmigo a trabajar para no separarme de él. Además, Juancar y yo hablamos el mismo lenguaje porque los dos somos actores y él me ayuda mucho. Es excelente como papá. Siempre que podemos hacemos vida familiar y vamos a pasear o a la finca.

¿Y la niña para cuándo?

De momento estamos bien así. Estoy enamorada de mis dos niños. Soy la única chica en casa y me consienten un montón (risas). Me siento muy querida.

¿Qué planes laborales tienes?

Voy a estar con mi chiquitín unos meses pero sigo trabajando en una película, de animación, de la que somos productores mi esposo y yo. No estoy tanto frente a las cámaras ahora.

¿Has aparcado las telenovelas para hacer más series?

Últimamente he hecho Sala de urgencias, Pobre rico y Las muñecas de la mafia. Y también trabajé en cine. Respeto mucho el género y le debo mi carrera, pero la televisión ha cambiado y me parece interesante abrir mi carrera a otro tipo de productos.

Hace unos años fuiste portada de Interviú. ¿Te costó hacerlo?

Yo soy muy recatada y nunca he hecho toples pero esas fotografías fueron muy bonitas y sensuales, nada explícitas. De otro modo, no lo habría hecho y menos teniendo hijos.

¿Qué valores quieres inculcarles a tus pequeños?

Sobre todo el amor propio. Me parece importante que nadie influya en lo que eres y quieres, que te valores. Quiero que luchen por sus sueños sin pisar a nadie, que se respeten y sean honestos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Telenovela