Cecilia Suárez es Paulina de la Mora en ‘La Casa de las Flores’: “En la vida hay que arriesgar”

Más de veinte años en cine y teatro no han impedido a la actriz asumir un nuevo reto y ha sido un acierto

Una dicción muy particular y una comedia que ha cautivado al público son las claves del éxito de Paulina, la hija mayor de la familia de La casa de las flores, que se emite en Netflix. Cecilia Suárez comenzó su carrera en cine con Sexo, pudor y lágrimas y a sus 46 años tiene en su haber premios como el Emmy Internacional a la Mejor actriz por la serie Capadocia.

¿Cómo se decidió que tu personaje tuviera esa forma de hablar?

Ya llevábamos unos días grabando cuando de repente el director, Manolo Caro, dijo que Paulina hablaría de esa manera tan especial. Con él siempre sé que el personaje va a ser distinto al anterior. Ese cambio me obligó a acelerar porque había que repetir escenas que ya estaban listas. Ha sido algo atrevido… En la vida hay que arriesgar y si se presenta la oportunidad con un personaje, se debe probar. Así sales de la zona de confort y siempre es bueno hacer algo distinto de lo que te ofrecen.

¿Qué tal con Verónica Castro y los demás actores?

La relación de todo el equipo fue muy buena, como siempre con este director que sabe integrar a todos muy acertadamente. Compartir escenas con Verónica fue un placer; es una mujer profesional, entregada, encantadora, sincera y una líder nata.

¿Qué te ha parecido el proyecto?

Manolo ha entrado en el melodrama con su peculiar estilo de humor negro y ha logrado un equilibrio. Es digno de aplauso. Me ha gustado mucho que se toquen temas fuertes jamás permitidos en televisión años atrás, pero que forman parte de nuestra sociedad, y sobre todo la fuerza que le ha dado a las mujeres.

La ficción está enfocada a muchos públicos. ¿Cómo has visto eso?

Creo que ayudó al éxito. Las distintas generaciones de actores que hay en la serie acercan la historia tanto a un adolescente como a un adulto.

¿Piensas que ha llegado el fin para las telenovelas tradicionales?

El género no se ha movido de sitio, pero es un formato que funcionaba muy bien hace cuarenta años. La situación ha cambiado y debemos adaptarnos, porque ahora el lenguaje es distinto y todo es mucho más abierto. En las series vemos la realidad que acontece en cada país.

¿Qué balance haces de tu carrera?

Me siento muy agradecida a todas las personas que me han invitado a trabajar y con quienes he podido compartir una escena o un escenario, tanto actores como equipo técnico. He aprendido de todos ellos.

¿Tienes alguna meta?

Seguir trabajando y descubriendo papeles que me lleven a participar en cosas increíbles, que no haya hecho antes y que a mí misma me sorprendan.

¿Cuál es tu serie favorita?

Aunque parezca mentira, no veo muchas por falta de tiempo. Me enganché a Luis Miguel, la serie, aunque no soy fan de él, y esperaba impaciente el siguiente domingo para ver qué ocurría.

¿Te planteas actuar en EE. UU.?

Hasta ahora no, porque me gusta trabajar en México, donde me ofrecen papeles muy amplios y que siempre son un reto. Pero ahora que hay más apertura para los actores latinos en Hollywood, ojalá llegue alguna oportunidad allá.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Telenovela