Padre en apuros; ‘Mi mentira más dulce’

Nejat no se atreve a confesar a Kayra que su madre los abandonó y pide a Suna que finja serlo por unos días. Divinity. Del 5 al 9 de octubre. 15.45h

mi mentira más dulce
Picasa

QUÉ ESTÁ PASANDO

A tres días de su sexto cumpleaños, Kayra recuerda en su mansión de Estambul que su madre, a quien cree en África y no conoce, le aseguró en una carta que estaría con ella en esa fecha. Ignora que quien le escribe es su padre, Nejat Yilmaz. Este ha alimentado esa mentira en lugar de confesar que la mujer los abandonó, ya que creía que su hija olvidaría la promesa y ahora no sabe qué hacer. Desesperado, intenta contactar con su esposa para que asista a la celebración, pero Aylin no coge el teléfono. Ajena a esto, la niña convence a Hayri, el mayordomo, para que la lleve a comprar todo lo necesario para la fiesta.

En otro lado de la ciudad, Suna Dogan, una joven camarera que trabaja en la cafetería familiar con su padre, Sevket, y sus hermanos, Saniye y Rafet, está feliz porque va a comprar el local donde sus padres se conocieron y convertirlo en una pastelería.

Burcu descubre quién es el señor Yilmaz

Incapaz de lograr contactar con su mujer, Nejat envía otra carta a su hija en la que su madre le comunica que no podrá viajar a Turquía. La niña sufre una gran desilusión. Suna también se decepciona cuando descubre que Rafet recurrió a un prestamista para reflotar el negocio y que ahora los amenaza con quedarse con él si no pagan. Sevket pide apoyo a sus hijos para saldar la desorbitada deuda y a ella no le queda más remedio que utilizar sus ahorros.

Esa noche, Nejat, que dirige una agencia de publicidad, convence a Serkan, su socio, para que lo acompañe a ver el establecimiento donde quiere grabar un anuncio. Al verlos entrar, Suna cree que se trata de los extorsionadores y los echa, sin que Burcu, su compañera, pueda evitarlo. Esta descubre el malentendido al día siguiente y se lo cuenta a Suna, quien, tragándose su orgullo, se presenta en casa del empresario y se disculpa.

Aclarada la confusión, el publicista decide alquilar el local y los dos lo celebran bebiendo, pero ella se emborracha y acaba dormida. Horas después, la despierta con un beso Kayra, que cree que se trata de su madre. Su padre, incapaz de contar la verdad, ruega a Suna que finja ser Aylin durante unos días.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Telenovela