Aroa Rodríguez: “Cinta saca mi lado alegre”

Esta joven ibizenca, que de pequeña sintió la llamada de la actuación, ha vencido su timidez gracias a la frescura y vitalidad de su personaje.

Aroa Rodríguez
Guillermo Jimenez HEARST

No es la primera vez que se viste de época para participar en una ficción, ya lo hizo después de que el director Alberto Rodríguez se fijara en ella para trabajar en una escena de la serie La peste. Desde pequeña, Aroa se dio cuenta de que la actuación era su pasión y gracias al apoyo de sus padres siguió formándose como actriz. Su gran oportunidad le llegó al recibir la llamada de Acacias 38. Abandonó su Ibiza natal y se mudó a Madrid para dar vida a Cinta.

Creías que no te darían el papel.

Así es. Después de hacer el casting no salí con buenas sensaciones. Sentía que no lo había hecho del todo bien y pensé que no me elegirían. Aún doy gracias por haberme equivocado.

Tu llegada coincidió con el salto temporal de diez años que hizo la telenovela. ¿Cómo lo viviste?

Con mucha responsabilidad y bastante vértigo, porque no sabíamos cómo iba a sentarle al público ese cambio tan brusco. Tenía presión por hacerlo lo mejor posible y que las ausencias del anterior elenco no se notaran demasiado en la historia.

Aroa Rodríguez en Acacias 38
Pedro Valdezate

¿Contenta con el recibimiento?

Sí, creo que al final los espectadores se han acomodado muy bien a nuestras tramas y les gustan. Recibo muchos mensajes de cariño por las redes sociales y eso me llena de energía.

¿Cómo van las grabaciones?

Lo más complicado es usar lenguaje de época. Además, yo me crié en Andalucía, por lo que tiendo a irme a mi acento y mi personaje no lo tiene, entonces esa entonación la modifiqué. También es difícil llevar bien el vestuario, en mi caso debo tener mucho cuidado para que no se me vean los tatuajes.

¿Qué está aportándote Cinta?

Está permitiéndome crecer como persona y sacar mi lado más alegre. A veces, soy muy tímida e interpretarla está ayudándome mucho, ya que ella tiene una frescura natural y un carácter fuerte e inconformista.

¿También tienes esa rebeldía?

Totalmente. Cinta miente mucho a sus padres, porque quiere hacer cosas que ellos no desean y eso me ha pasado a mí con los míos cuando era adolescente. Me inspiré en esa etapa de mi vida para meterme en su piel. Tu personaje es una gran artista

¿Eres tú quien canta?

Sí, y no me lo tengáis en cuenta (risas). Al principio íbamos a doblar, pero como tenemos tan poco tiempo, pues al final lo hice yo. No tengo ni idea de cantar, ni de bailar. María Gracia, que hace de mi madre, Bellita, es quien me ayuda a practicar entre toma y toma. Me enseñó mis primeras sevillanas.

image
Pedro Valdezate / Productora

¿Te dan consejos María Gracia y Manuel Bandera?

Muchos. Los admiro y aprendo de ellos. Por ejemplo, cuando estoy en maquillaje, veo cómo Manuel se va solo y se pone repetir el texto una y otra vez, hace ejercicios de vocalización… Me fijo bastante.

Compartes muchas escenas con José Pastor.

La trama de Emilio y Cinta ha ido ganando protagonismo. Representamos la pasión novedosa de un amor de juventud y me encanta. Además, José es un encanto, es como mi hermano.

¿Qué haces para desconectar?

Me gusta ver películas. Ni en mi tiempo libre dejo lo relacionado con la actuación (risas). Y si tengo vacaciones, viajar. Aluciné cuando fui a Bali.

¿Cómo te defines como actriz?

Empecé desde pequeña a hacer publicidad, alguna obra de teatro y cortos, y no he parado de luchar. Estoy empezando y soy consciente de que tengo que trabajar muchas cosas todavía, por ejemplo, la concentración.

A partir de ahora, ¿cómo te gustaría que evolucionara tu carrera?

Hacia el cine. Me encanta la televisión, porque me parece un reto, pero las pocas cosas que he hecho en la gran pantalla, alguna participación como en la película After, me hacían sentir como si no estuviera trabajando. No hay nada más bonito que disfrutar al máximo de tu profesión

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Acacias 38