Aria Bedmar interpreta a Camino: “Nunca he tenido que esconderme”

Hace dos meses se casó con su novia, Kenzy, la vocalista de la banda Megara.

Aria Bedmar en Acacias 38
Gema Checa HEARST

Desde que era niña vio a su padre, médico de profesión, subido a un escenario. “Es actor aficionado y cuando lo observaba sobre las tablas, sabía que yo quería hacer lo mismo”, recuerda Aria Bedmar, que con tan solo 8 años se apuntó a una escuela de interpretación en su Almería natal. Su vocación aumentó y, después de terminar selectividad, se fue a Madrid a labrarse un futuro en la actuación. Tras su inicio ante las cámaras en la serie de La 1, La caza. Monteperdido, llegó, sin mudarse de cadena, al barrio de Acacias 38 para dar vida a Camino.

Con Acacias 38 debutas en una ficción diaria y de época.

Cuando le comenté a mi director de teatro en Madrid, Darío Facal, que me iba a una producción así me dijo: “Prepárate, que vienen curvas”. Tenía razón. El trabajo es agotador, pero tuve suerte de que mi personaje al principio fuera mudo

¿Te costó aceptar el proyecto?

No, me llegó en un momento en el que tenía unas ganas inmensas de aventurarme en todo lo que pudiera. Además, sabía que iba a aprender mucho y eso me encanta.

¿Y meterte en la piel de Camino?

La verdad es que nos asemejamos en bastantes cosas, por ejemplo, en los ataques de ansiedad. Yo los he tenido y, en las escenas en las que ella los sufría, acordarme de esos momentos me ayudaba mucho.

Además, os parecéis en que las dos amáis a una mujer.

Me casé hace dos meses con Kenzy, la vocalista en un grupo de metal llamado Megara. Siempre me ha gustado la música y bailar. Eso llevó a que nos conociéramos en una banda en la que yo tocaba el bajo.

Aria Bedmar y Kenzi
Instagram

¿Tu historia y la de tu personaje tienen algo en común?

Nada, porque a diferencia de ella yo nunca he tenido que esconderme. Desde siempre me sentí libre con mi familia y la gente que me rodeaba. Jamás estuve en un armario.

¿Te gustó que los guionistas crearan este idilio con Maite?

Me hizo muchísima ilusión. Protagonizar una relación entre dos chicas me parecía un reto precioso. Estoy contenta con esta bonita pareja.

¿Cómo te sientes compartiendo escenas con Ylenia Baglietto?

¡Es increíble! Formamos un gran equipo, desde el primer momento conectamos muy bien y eso se refleja en pantalla. Siempre intentamos improvisar varias cosillas cuando grabamos alguna toma. Ella es todo un huracán de alegría y el público la adora.

Y a vuestro romance también.

Teníamos algo de miedo, no sabíamos cómo iba a calar esta historia en los espectadores, pero los mensajes de cariño que recibimos son espectaculares. Estoy agradecida por lo bien que lo han aceptado.

¿Crees que faltan referentes homosexuales en las ficciones?

Sí, y pienso que los amores entre hombres se han tratado más que los que surgen entre mujeres. Ojalá algún día no impacte ver a dos personas del mismo sexo besarse en una escena.

Y mientras eso llega, ¿qué te espera en tu carrera y en tu vida?

Seguir colaborando musicalmente con Kenzy y disfrutar de mis padres y mis animales. Igualmente, seguiré en Acacias 38 y haciendo algún que otro casting como hasta ahora, aunque es complicado compaginar varios proyectos a la vez.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Acacias 38