La boda de Lolita y Antoñito

Lolita y Antoñito se casan en una emotiva ceremonia en la que Servando hace de padrino y María Luisa llega por sorpresa para llevar a su hermano al altar. La1. Del 8 al 11 de enero. 17.20h

Acacias 38
Pedro Valdezate

La semana pasada: Liberto cae en el ring

Descubre lo que ocurrirá en Acacias 38 en la que Lolita y Antoñito se casan en una emotiva ceremonia en la que Servando hace de padrino y María Luisa llega por sorpresa para llevar a su hermano al altar; Telmo encuentra a Lucía inconsciente; e Íñigo triunfa como promotor de Tito en el boxeo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Pedro Valdezate

Tras semanas de incertidumbre sobre su salud, Celia confirma llena de ilusión que está embarazada y se lo comunica a Felipe, que no cabe en sí de gozo.

Pedro Valdezate

Las primeras en conocer la buena nueva son Lucía y Trini, a las que también embarga la felicidad y los felicitan.

Pedro Valdezate

Luego se enterará Susana.

Pedro Valdezate

Antes de dar una respuesta a Samuel, Lucía intenta hablar con el padre Telmo sobre sus sentimientos pero este la rechaza con todo el dolor de su corazón.

Pedro Valdezate

Llena de rabia, la muchacha acepta el anillo de compromiso del joyero y comunica su decisión a Celia. Esta, llevada por una inmensa felicidad, anuncia a los cuatro vientos la boda y que va a ser madre. Poco después, el novio lo comunica oficialmente a todos los vecinos.

Pedro Valdezate

Enterado del enlace, Espineira va a visitar al párroco para pedirle explicaciones y se lleva una desagradable sorpresa cuando descubre que fray Guillermo lo acompaña.

Pedro Valdezate

Una vez a solas con Telmo, el prior le muestra su enfado porque el enlace pone en peligro sus planes para conseguir la herencia de la joven. “Aunque no está todo perdido, ya he pensado en la solución”, le asegura misterioso.

Pedro Valdezate

A pocos días de su boda con Antoñito, Lolita pide a Servando que sea su padrino. El portero acepta emocionado y se convierte en el alma de la fiesta sorpresa que se organiza para agasajar a la criada.

Pedro Valdezate

Jacinto, que ha regresado al barrio, se suma a la celebración. Marcelina, al verlo, lo rehuye y luego confiesa a sus compañeras que está enamorada de él.

Pedro Valdezate

La alegría por el enlace continúa en casa de los Palacios cuando Susana muestra a la familia los arreglos realizados al vestido de novia, todos la felicitan.

Pedro Valdezate

Íñigo está muy satisfecho por cómo la prensa ha recogido la presentación de Tito y se afana por buscarle una gran pelea pero no le resulta fácil.

Pedro Valdezate

Para colmo, cuando da con ella, el boxeador no parece entusiasmado y apenas entrena lo que hace duda al dueño de La Deliciosa de la joven promesa que ha elegido para estrenarse como promotor.

Pedro Valdezate

Flora también se inquieta porque su hermano está gastando mucho dinero y, como él, empieza a pensar que no lo recuperará.

Pedro Valdezate

Consciente del sufrimiento de su pupilo, fray Guillermo propone le que se marche con él pero Telmo se niega.

Pedro Valdezate

María Luisa, acompañada de Víctor, llega por sorpresa desde París justo a tiempo de llevar a su hermano al altar.

Pedro Valdezate

Poco más tarde, Lolita llega del brazo de Servando, muy emocionado por poder ser el padrino de su amiga.

Pedro Valdezate

Una vez allí, el novio recibe a su prometida y ambos por fin se dan el “sí, quiero”. En el convite, Lucía comunica que se ausentará durante unos minutos porque debe ir a casa.

Pedro Valdezate

Sin que nadie se percate, un misterioso hombre la sigue hasta el edificio y se cuela en él para derramar sobre la escalera un líquido apenas perceptible. Al bajar, la joven se resbala y recibe un fuerte golpe que la deja inconsciente.

Pedro Valdezate

El padre Telmo se da cuenta de que Lucía tarda en regresar y va a buscarla. Al hallarla en el suelo, la toma en brazos y trata de reanimarla. Por fortuna, la muchacha se recupera pero todos se preocupan al saber que alguien provocó su caída.

Pedro Valdezate

El cura está convencido de que ha sido Espineira pero prefiere no comentarlo con nadie, ni siquiera con fray Guillermo, que le insiste en que abandone el barrio.

Pedro Valdezate

En la Sociedad Gimnástica todo está listo para celebrar el primer gran combate de Tito pero este no aparece. Cuando la organización se dispone a cancelarlo, el boxeador llega y vence a su rival sin el menor esfuerzo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Acacias 38