Iván Montes es Matías Castañeda en ‘El secreto de Puente Viejo’

Amante del rock, el rap y el ‘break dance’, este actor madrileño de 23 años, que lleva cinco en la novela, sueña con dirigir y producir con sus amigos. Además, le gustaría diseñar ropa.

image
Gema Checa HEARST

Reconoce que de pequeño le gustaba llamar la atención y, aunque al principio se decantó por el baile, a los 13 años comenzó a actuar. Con solo dos producciones en su currículum, la telenovela El secreto de Puente Viejo, y la película No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas, su nombre ya suena entre el de los jóvenes talentos.

¿Cuál es la clave de El secreto…?

La angustia sostenida. Si la gente está enganchada es por el drama, las muertes y que siempre pasa algo en el pueblo. No todo es felicidad para sus habitantes, sino que hay altos y bajos.

¿Cómo evolucionará Matías?

Yo creo que podría llegar incluso a ser el alcalde de Puente Viejo.

¿Te casarías obligado como él?

Nunca. Afortunadamente vivimos en una sociedad más evolucionada que la de la novela.

¿Crees en el amor?

Sí, pero también me ha hecho sufrir mucho. Tuve una relación tóxica con la primera chica de la que me enamoré y eso me marcó para siempre. Como me vuelco mucho cuando me gusta alguien, si se rompe la relación lo paso bastante mal.

Iván Montes en No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas,
Fotograma de No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas

En No culpes al karma… eres el terror de las nenas. ¿Tú también eras así de jovencito?

¡Qué va! Yo era el raro porque nunca hacía lo mismo que los demás. Cuando otros jugaban al fútbol, mis amigos y yo bailábamos break dance o rapeábamos. Tampoco es que fuera el friki, sino el que animaba la fiesta de fin de curso.

¿A cuál de tus dos personajes te pareces más?

A Aarón. A mí siempre me ha gustado arreglarme y sentirme guapete. Me encanta un espejo; de adolescente me miraba y me arreglaba el tupé a todas horas (risas). Sin embargo, Matías es muy inocente y enamoradizo; se las cuelan todas.

¿Te gusta la moda?

Me encanta y no me importaría estar en algún proyecto de diseño. Además, soy muy de complementos, suelo llevar anillos y pulseras, estilo rockabilly.

También se te da bien dibujar…

Siempre me ha gustado. De pequeño quería hacer cómics. Era fan de Mortadelo y Filemón y de su creador, Ibáñez.

¿Llevas tatuajes?

Cuatro. En el pecho, un trébol de cuatro hojas con el personaje de Matías; en la rodilla, la frase ‘Elige vida’, de Trainspotting; en el codo, un triángulo que representa el equilibrio; y en la zona baja de la tripa, una reproducción de Spotify.

¿Te consideras supersticioso?

Siempre que salgo a escena me toco el trébol que llevo en el pecho; es mi amuleto.

¿Tienes fobias?

Aracnofobia, no puedo ver una araña; me aterran.

Iván Montes
Instagram

¿Qué música te gusta?

Toda menos el reguetón, pero sobre todo la de Elvis Presley, Little Ritchie, Johnny Cash… Tengo una guitarra y una tabla de mezclas: me gusta pinchar y hacer de DJ.

Además de actuar, cantas y bailas, ¿te gusta también imitar?

De pequeño lo hacía mucho y seguía Tu cara me suena. Es un programa en el que me encantaría participar, porque está muy relacionado con los musicales, que es lo que yo hacía hasta que empecé a actuar. Estuve en Grease y Hoy no me puedo levantar.

¿Cuáles son tus ídolos?

Mi favorito desde pequeño es Jim Carrey, un actor capaz de cambiar incluso físicamente con un chasquido de dedos. Entre los españoles, admiro a Javier Bardem –para mí el mejor que tenemos– y a Álvaro Morte, con quien he tenido la suerte de trabajar y es una maravilla como actor y como persona.

¿Vienes de familia de artistas?

No. Mi padre es ingeniero, mi madre gerente de guarderías y mi hermano, más pequeño que yo, estudia Ingeniería. Pero mis padres son muy creativos, les gusta el cine y la fotografía.

¿Qué te dijeron cuando les contaste que querías dedicarte a esto?

Me animaron mucho, aunque también me advirtieron que debía tener un plan b por si acaso.

¿Vives con ellos?

No, me he independizado y estoy solo. Me ha costado un poco aprender a cocinar y a recoger todo, pero he corregido mi caos y ahora soy buen amo de casa.

Iván Montes
Gema Checa HEARST

¿Cómo te definirías?

Soy sociable y espontáneo y muy amigo de mi gente. Me encanta escuchar música, podría estar 24 horas haciéndolo, y de vez en cuando aprecio hacerlo en soledad, sin que nadie me moleste. Lo bueno es que mis colegas me entienden y respetan mis tiempos. Mi signo es Cáncer y soy muy sentimental, rozando la nostalgia.

¿Tu película favorita?

La que más me ha gustado es Las posibles vidas de Mr. Nobody.

¿A qué serie le eres fiel?

Soy muy seriéfilo y sobre todo me apasiona el terror. Veo algunas de Netflix como Sex Education o Black Mirror. Y entre las españolas, Élite.

¿Crees que eres parte de la nueva cantera de jóvenes actores, como pasó con los de Al salir de clase?

Me encantaría. Quiero ser positivo y tirar para adelante, pero aunque desee triunfar como actor también aspiro a dirigir, que me gusta desde que era pequeño.

¿Con qué sueñas?

Con dirigir y producir mis propias películas con mi grupo de amigos. Ya estamos hablando de hacer un corto. En el plano personal, me veo con mi casita y rodeado de toda la gente que quiero.

¿Hay algún personaje que te apetecería interpretar?

Alguno complicado, como un psicópata que me haga perder la cabeza, algo parecido a lo que hizo Jack Nicholson en El resplandor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo