Gregorio Pernía, de ‘Sin senos sí hay paraíso’: “La suerte es para los mediocres”

No esperar, ir a por ello. Ese es el lema de este actor colombiano de 47 años, que incluso ha fingido un secuestro para lograr un papel.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Aprovecha un descanso en el rodaje de Sin senos sí hay paraíso, que ya ha firmado tercera temporada, para atendernos al teléfono desde Colombia. Se le nota feliz de volver a ser el Titi ocho años después de Sin senos no hay paraíso y habla orgulloso de su familia: su esposa Erika y sus hijos, Emiliano, fruto de su relación con Marcela Mar, Luna, Valentino y Julián. 

¿Te sorprendió el regreso de tu personaje a la novela?

Yo lo perseguí. Cuando supe que Gustavo Bolívar escribía la segunda parte, lo convencí de que recuperara al Titi, a quien no pensaba incluir. Siempre he conseguido las cosas yendo a por ellas. La suerte es para los mediocres, para quienes esperan que les toque la lotería. El éxito está en los que se mueven.

¿Nunca te han dicho que no?

Sí, claro, pero han sido más los síes. Para la película Rosario Tijeras (2010) buscaban a un secuestrador, leí el libro, me interesó y pedí el guión. Me dijeron que no había, que improvisara, y secuestré a 18 personas de la producción. El director, Emilio Maillé, me fichó pero la productora me rechazó por haberme excedido.

¿Qué destacarías del Titi?

Representa la maldad, el narcotráfico, la guerrilla, el paramilitarismo… y transmite un mensaje claro: si la haces la pagas, lo que vale la pena es obrar bien.

¿Cómo de cerca has vivido tú el mundo que retrata la historia?

En Colombia hemos sufrido durante décadas esa realidad, en todas las familias hay un consumidor o vendedor de droga, un abogado de un narco… Hoy los barrios se han limpiado mucho. 

¿Has sufrido algún accidente en las grabaciones?

Varios, el más grave lanzándome desde casi cuatro metros. No quise doble y me rompí la cadera. Lo hice por necio, ignorante y pasional, pero he escarmentado (risas). Con 47 años hay que decir que no a ciertas cosas, pero mientras uno siente ese cosquilleo en el estómago sigue arriesgándose.

¿Cómo te mantienes en forma?

El deporte ha sido una constante en mi vida, de chico practicaba fútbol, baloncesto, voleibol, taekwondo…Y tengo unas barras en casa de las que me paso horas colgado porque me fortalecen física y mentalmente. El ejercicio es como otra comida del día y no debes saltártelo.

¿Te piropean por la calle?

Suelen hacer comentarios agradables, pero también me han dicho que les parecía más alto, más moreno y que vaya narizota (risas).

¿Te consideras un galán?

Después de hacer varios villanos, me llamaron para protagonizar una novela y la directora aseguró que era antagonista en la ficción y en la vida real. A veces genero situaciones polémicas porque siempre digo lo que pienso. Me empeñé en encabezar un reparto y lo conseguí en Milagros de amor, con Maritza Rodríguez, y luego con Paola Rey en Las detectivas y el Víctor…  Así que el galán que no lo es resulta que ha sido protagonista.

En dos ocasiones te has presentado al Senado colombiano, sin éxito, ¿vas a insistir? 

Si se menciona la política en mi casa, mi esposa me echa. Hay poca gente íntegra en ese mundo y mucha traición, deslealtad y egos. Prefiero ser útil organizando campañas en contra del maltrato a la mujer, charlas, talleres gratis de actuación, manifestaciones en contra de la corrupción…

¿El colectivo de las mujeres te preocupa especialmente? 

Son sinónimo de vida y amor, protegen y siempre están ahí. No hace falta ser feminista para defenderlas, merecen respeto como los hombres.

Tienes siete hermanos, ¿quieres también ese número de hijos?

(Risas). No, son mucha responsabilidad para quien hace como yo y no los deja a cargo de nadie. 
Yo los baño, los llevo al colegio, al trabajo si puedo…

¿Alguno quiere seguir tus pasos?  

Emiliano, que tiene 17 años, ha protagonizado Los carteristas, la primera película colombiana de Netflix. Es un chico noble y humilde. Y Luna, de 11, está en teatro y danza y le llama la atención el mundo de los youtubers.

Lee la entrevista completa en la revista Telenovela.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Telenovela