'Love is in the air': avance semanal de los capítulos de la serie

Qué va a pasar en Love is in the air: Eda y Serkan descubren por fin cuál es el sexo de su futuro bebé. Divinity. 18.15 h. Del lunes 25 al viernes 29 de octubre.

love is in the air el bebé es un niño
  • Qué ha pasado en 'Love is in the air': Eda confesó a Serkan que está esperando un hijo suyo y el arquitecto reaccionó de la mejor forma posible.
  • Los avances de todos los capítulos de esta semana de 'Love is in the air'.

    El embarazo de Eda continúa adelante bajo la atenta mirada de Serkan, que no quiere perderse ni un solo minuto de estos intensos nueve meses. La pareja prepara la llegada del bebé con mucho entusiasmo, pero pronto aparecen las primeras discusiones, como decidir si quieren saber el sexo de su futuro hijo o hija, la sobreprotección del arquitecto o aprender a llevar los celos de la pequeña Kiraz, que si antes deseaba tener un hermanito, ahora no lo tiene tan claro. No obstante, cualquier problema de estas características queda relegado a un segundo plano cuando Eda sufre un pequeño percance.

    Pasan los días y Bolat sigue en sus treces de saber si lo que tendrán será niño o niña, a pesar de la oposición de su mujer, que prefiere que sea sorpresa. El arquitecto no se piensa quedar de brazos cruzados e idea con Engin un plan para descubrir el sexo del bebé. Ya todos saben sobre el embarazo. “Si huele fuerte, es un niño. Si no, una niña. Si tiene los pies helados, es un niño. Si la tripa es redonda, una niña. Si es ovalada, un niño”, leen por internet.

    Eda quiere seguir trabajando

    Sin embargo, ninguna de dichas teorías le sirven para nada. Eda, que ya sabe que su marido ha intentado averiguar el sexo de su futuro retoño a escondidas, se molesta mucho con él. Pero todo se pasa cuando el pequeño da su primera patada en el vientre de su madre. Kiraz, de nuevo celosa, pega a su padre en la espinilla: “Yo también sé dar patadas, no sé qué veis de especial”. Horas más tarde, reciben la llamada del médico que les confirma que tendrán ¡un niño!

    Otra cuestión importante es la del trabajo de Eda. Ella se siente bien y en forma, por lo que no piensa en cambiar su rutina. “Estoy embarazada, no enferma y puedo hacer una vida normal”, le comenta a su marido. Pero él, fiel al su estilo autoritario, se muestra preocupado y le pide que trabaje desde casa y empiece a tomarse las cosas con más calma: “Lo único que quiero es cuidarte a ti y también a nuestro chiquitín”.

    This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
    Publicidad - Sigue leyendo debajo