Can Yaman, pillado en la cafetería del cuartel donde hace la mili

El popular actor turco ingresó en el cuartel de Esmirna el 6 de enero y tendrá que permanecer allí tres semanas para cumplir con la obligación de hacer su servicio militar.

El pasado 6 de enero tuvo lugar el ingreso del más popular de los actores turcos, Can Yaman, en el ejército para cumplir con su servicio militar obligatorio de tres semanas. El lugar donde está destinado es Esmirna, una importante ciudad al oeste de Anatolia, en el mar Egeo, que constituye el segundo puerto más importante de Turquía después de Estambul y la tercera ciudad turca en número de habitantes. Han pasado solo unos días y ya se han filtrado las primeras imágenes del galán en el interior del cuartel vestido de soldado.

En las fotografías se puede ver a un Can Yaman algo ausente y serio, con el pelo corto como en las últimas imágenes que se pudieron ver de él antes de irse a hacer la mili, y bien abrigado con el traje militar. Tan corpulento como siempre, el apuesto protagonista de Pájaro soñador y Dolunay, al que se ve sentado en una de las mesas de la cantina, destaca al lado de sus compañeros.

Por la instantánea, captada con un móvil desde otra mesa, se diría que está solo comiendo, mientras otros compañeros a su lado ríen y conversan entre ellos. También se han compartido en redes sociales otras imágenes donde se le puede ver en la cola para pedir su comida, detrás de otro compañero de filas.

Un servicio militar obligatorio de 21 días

Van a ser solo 21 días lo que Can pasará en el interior del cuartel de Esmirna y posiblemente hará buenos amigos entre sus compañeros, como ya le ocurrió a otro actor que tuvo que hacer la mili obligatoria como él, Aras Bulut İynemli, y quien al despedirse se fotografió con el grupo de colegas con los que hizo amistad en el cuartel. Pero de momento parece que Yaman está todavía integrándose y posiblemente el hecho de ser tan famoso tenga sus pros y sus contras en ese entorno.

Todos los varones turcos que nacieron antes del 1 de enero de 1994 deben cumplir con esta obligación, tras una reciente ley que se aprobó en Turquía. Hasta ese momento, podían evitar hacerla pagando una cantidad de dinero. Pero ahora es obligatoria, aunque tienen la posibilidad de reducirla solo a tres semanas si pagan 2.500€ (menos de lo que se abonaba antes por no tener que realizar este servicio). Durante esos 21 días, los soldados reciben entrenamiento militar.

Así, el 21 de enero Can Yaman ya estará fuera del cuartel y habrá cumplido con su deber hacia la patria. De momento, se desconoce si se embarcará entonces en el proyecto que el productor Faruk Turgur anunció hace unos meses que había firmado con el actor. Desde la visita del intérprete a España, en nuestro país no se deja de hablar de él; sin embargo sus movimientos han sido más discretos que nunca, fruto de la polémica que se generó en su país.

Publicidad - Sigue leyendo debajo