'La otra mirada': Melina Matthews, la villana de la serie

La actriz catalana se ha sumado a la ficción para generar conflictos, y también la veremos en lo nuevo de ‘La peste’, y en ‘Warrior Nun’, de Netflix.

'El Jugador de Ajedrez' madrid photocall
Eduardo ParraGetty Images

La conocimos en El Príncipe como espía francesa. Luego Melina Matthews rodó la miniserie Thirteen para la BBC en Bristol, Reino Unido, y Fugitiva, para La 1. Ahora ha regresado a la cadena pública con su primer papel fijo en la segunda temporada de La otra mirada.

¿Qué tal fue el aterrizaje?

Con nervios, y algo perdida, pero más fácil de lo esperado. Conocía a Patricia López Arnaiz [Teresa] y Dariam Coco [Inés]; estaban en la misma situación que yo, así que en seguida nos acogieron como una más de la familia.

Carmen, tu personaje, tiene mucho peso.

Sí, es la nueva administradora contratada para hacer recortes, lo que genera tensión con las docentes. Y como profesora de gimnasia da pie a tramas sobre la discriminación de la mujer y las pioneras en el deporte.

Pero engaña a todos. Y eso el público lo sabe. ¿Qué tal llevas ser la villana?

Es divertido y me encanta, sobre todo jugar con su doble personalidad; encantadora y agradable con su amiga Manuela [Macarena García], y la de los negocios sucios que tiene con los Peralta. Ella es su mejor cómplice para destruir la academia desde dentro.

Imparte clases de tiro con arco. ¿Te has preparado para ello?

Sí, había practicado antes en campamentos de verano, pero di unas clases con Abril Montilla [María Jesús]; el arco de los años 20 es distinto al de hoy.

"La Otra Mirada" RTVE Photocall
Eduardo ParraGetty Images

¿Has sido deportista?

Sí, hice mucho atletismo, pero lo dejé porque se me desgastó el cartílago. Ahora practico las artes marciales, no tanto como querría, y camino mucho.

¿Qué te aporta esta serie?

El ir a trabajar cada día y rodar de manera cronológica es una rutina que me viene genial para poner en práctica la técnica y ganar experiencia. Y es mi primera ficción española con mi acento real, porque solía hacer de extranjera. Me encanta seguir colaborando en otros países, pero es aquí donde quiero trabajar y hacer una carrera.

Por tu apellido lo pareces.

Mi padre británico y mi madre francesa, que, a su vez, es hija de exiliados españoles. Vinieron a Barcelona, y ahí nací yo. Por eso hablo varios idiomas.

¿Siempre quisiste ser actriz?

Hacía teatro amateur, pero quería ser periodista de guerra. Hice la carrera en Londres, y algunas prácticas, y allí me surgieron proyectos de cine y esto pudo más.

Day 8 - Malaga Film Festival 2017
Carlos AlvarezGetty Images

¿Enganchada a series?

A algunas como El cuento de la criada, Big Little Lies… y a documentales de crímenes y asesinos en serie, por su psicología. Me interesa estudiar a este tipo de personas.

¿Qué proyectos tienes?

He grabado la segunda temporada de La peste, soy la mujer del alcalde de Sevilla; y Warrior Nun, de Netflix, que compaginé con La otra mirada. ¡Era divertido pasar de un personaje de los años 20 a hacer una monja de cómic!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Teleprograma