Sarah Jessica Parker, una reina católica en Nueva York

La temática de este evento benéfico era controvertida: 'Cuerpos celestes: la moda y la imaginación católica'. Sarah Jessica Parker, Blake Lively o Emilia Clarke recurrieron a las agujas más sagradas para tocar el cielo (y a veces el infierno) de la alfombra roja de la gala MET con sus modelos.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Sarah Jessica Parker, de Dolce & Gabbana, no escatimó recursos para convertirse en la reina de la alfombra roja. A su modelito no le faltaba de nada, ni siquiera un pequeño Belén en el tocado.

Blake Lively, Serena en Gossip Girl, de Atelier Versace, Christian Louboutin y Lorraine Schwartz.

La actriz, considerada un icono de la moda, ha sido su propia estilista.

Claire Danes, embarazada de su segundo hijo, acaba de anunciar el fin de Homeland tras ocho temporadas.

Emilia Clarke, Daenerys Targaryen en Juego de tronos, fue una de las más elegantes de la noche con su diseño de Alta Costura Dolce & Gabbana Alta Moda. Como una verdadera Reina de Tronos, Emilia lució una corona dorada y un diseño de encaje negro y bordados en oro con estampado de ángeles celestiales.

Kerry Washington (Scandal), de Ralph Lauren.

Salma Hayek (Betty la Fea), toda curvas de Altuzarra.

La actriz Brooke Shields (The Middle, Jane the virgin), de Zac Posen.

Jennifer López (Shades of blue), con un vestido de Balmain, que conjuntó con las sandalias y clutch de Jimmy Choo.

La actriz Eiza González (Amores verdaderos), una monja moderna de Prabal Gurung.

Kim, la más conocida de las Kardashians, más tapada de lo que acostumbra de Atelier Versace.

George Clooney, que protagonizará la miniserie Catch-22 en la plataforma Hulu, cedió todo el protagonismo a su mujer, Amal. La abogada eligió un diseño de Richard Quinn con sobre-falda y larga cola.

La exchica Disney Selena Gómez, blanca y celestial.

Zoë Kravitz (Big Little Lies) de Saint Laurent.

De cabeza al infierno iba Miley Cyrus con este vestido negro de escotazo interminable firmado por Stella McCartney.

Las tiernas gemelas Olsen de Padres forzosos, fieles a su estilo boho. Ashley y Mary-Kate se adaptaron a la temática de la fiesta luciendo estos vestidos a medio camino entre una túnica y una sotana.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Famosos TV