Cristina Ramos, ganadora ‘involuntaria’ de ‘Got Talent’: “Nunca he creído en este tipo de programas”

“Me enfadé muchísimo cuando mi pareja me apunto al casting”, reconoce esta cantante canaria que ha sorprendido por su fusión del lírico y el rock: “Mis profesores estaban en contra de que mezclara los dos estilos”.

“Estoy aterrizando, todavía tengo que asimilar lo que ha pasado”, asegura Cristina Ramos, primera ganadora de Got Talent España en Telecinco. Se impuso en la final pese a que actuó “muy justita de voz” por un resfriado, todo gracias a su original combinación de música lírica y rock. La cantante nos cuenta cómo nació este peculiar estilo.

¿Te veías con posibilidades?
La verdad que en ningún momento he pensado en mis posibilidades o en la final. He ido pasito a pasito, disfrutando de lo que estaba haciendo. ¡Ten en cuenta que ni siquiera quería apuntarme al casting! Era consciente de que había un gran nivel y solo me quedaba disfrutar. Disfrutar medianamente, porque ayer no estaba bien de la voz.

¿Qué te pasaba?
He estado toda la semana con resfriado, se complicó y ayer estuve toda la tarde en el hotel, sin salir y callada, con antiinflamatorios porque no podía hablar. Solo confiaba en el chucte de adrenalina del directo.

Sorprendiste cantando Who wants to live forever, un tema en el que no has jugado con la mezcla rock y lírico que tanto ha sorprendido en las galas anteriores.
Quería un cambio radical y creo que lo conseguí. Fue una propuesta del programa. Es un tema muy íntimo que he cantado muchas veces en mi espectáculo.

Has ganado un coche y 25.000 euros. ¿Qué tienes pensado hacer con el premio?
No lo sé, estoy aún que no me lo creo. Veía el cheque, el coche y no paraba de pensar en que acabo de terminar de pagar el mío (risas).

¿Cuándo empezaste con esa mezcla de estilos tan llamativa?
Mi base es lírica; en Las Palmas no hay escuelas de canto moderno y era la única opción que tenía. Y los fines de semana tenía que cantar otra cosa para ganarme las lentejas, porque el circuito de lírico, salvo óperas o zarzuelas, es bastante cerrado. Tenía mi grupo y siempre he tenido que hacer malabarismos entre una técnica y otra. Mis profesores estaban en contra de que lo mezclara, pero no me quedaba otra. Poco a poco, entendiendo las técnicas, he ido perfeccionando una y otra y viendo las similitudes que tienen. En realidad fue Íñigo [su pareja y ‘culpable’ de que se presentara al casting] el que tuvo la idea de mezclar.

¿Quiénes son tus referentes en la música?
Puedo escuchar óperas, música clásica, bandas sonoras, Iron Maiden, AC/DC, Mariah Carey, soul… Tampoco escucho mucha música, supongo que cuando te dedicas a cantar y llegas a casa no es lo primero que haces.

Antes de entrar en el programa, ¿te dedicabas profesionalmente a la música?
Sí, Íñigo y yo somos cantantes. Me dedico a esto, pero claro, en las islas Canarias, cantando en hoteles...

Así que esto supondrá un salto.
Creo que sí. Ya desde la primera gala ya hay un pequeño gran empujón. Han salido ofertas, la gente te conoce, el vídeo se ha visto mucho…

El vídeo de tu primera actuación tiene 8,5 millones de reproducciones en Youtube fuera de España (aquí solo está disponible en Telecinco.es). ¿Eres consciente de que tu imagen ha dado al vuelta al mundo?
¿Tanto? Ha tenido una viralidad bastante gorda. Ha sido como “¿a qué huelen las nubes?”. Son cifras tan grandes que cuesta asimilarles. Da un poco de vértigo.

Edurne apretó el botón dorado por ti y siempre te ha apoyado. ¿Habéis hablado después de la gala?
Sí, estuvimos hablando y la considero mi madrina. Cada vez que la abrazaba le decía: “¡Qué madrina más guapa tengo!”.

Sin embargo, Jorge Javier te ha dicho varias veces que no se emociona contigo.
Sí, estoy de acuerdo con él. Soy consciente de que lo que hice en la segunda gala puede impactar, pero no procedía hacer otra cosa, había que sorprender. El primer vídeo fue tan viral que teníamos que rizar el rizo. No podíamos hacer una balada, había que hacer el más difícil todavía. Y ya en la final haría algo más íntimo...

Haciendo un repaso a tus actuaciones, ¿cómo valorarías tu paso por Got Talent?
He ido de menos a más y también de más a menos (risas). En la final estaba muy justita de voz.

Anunciada la segunda edición, ¿qué consejos les darías a los próximos participantes?
El secreto está en disfrutar, porque si lo disfrutas lo transmites. Creer en lo que haces, que es lo difícil.

¿Habías probado suerte antes en otros concursos?
La verdad es que no, porque nunca he creído en este tipo de programas ni me llamaban la atención. Es cierto que veía Operación Triunfo por la Academia, por las clases y las visitas de artistas de renombre. ¡Me ponía mala viéndolo! Pero cuando pasó la moda de OT, no tenía interés. Yo no quería hacer el casting de Got Talent, fue íñigo. Me enfadé muchísimo al enterarme. Le llamaron a él porque habían visto un vídeo suyo cantando con su padre, y me dijo que él iba a ir sí o sí. Insistió para que yo probara y mira...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Programas TV