Alberto Chicote ('¿Te lo vas a comer?'): "Me emocionan las historias que contamos porque me pongo en los zapatos del otro".

El chef se ha convertido en el azote de las administraciones públicas en su programa de denuncia '¿Te lo vas a comer?'. Hablamos con Alberto Chicote de los casos que vemos en la segunda temporada del espacio de La Sexta.

Alberto Chicote

Visiblemente más delgado –“he perdido cuarenta kilos, estoy en 72 kilos”- el cocinero está emocionado con la segunda temporada de ¿Te lo vas a comer? y se le empañan los ojos al recordar la historia del abuelo de una niña de 13 años con el 92 por ciento de minusvalía, que aparecía en el primer programa y a la que le tienen que llevar ellos mismos la comida por la lamentable situación del centro escolar: "Esta historia la he visto muchas veces y no puedo evitar que se me caigan las lágrimas. Me he pasado dos meses llorando", asegura.

Alberto, te veo muy afectado por casos como el de ese abuelo…
Es que si no te emocionas es porque no tienes sangre en las venas. El caso de este abuelo con su nieta disminuida es sangrante, pero también he visto a una madre que ha tenido que sacar a su hijo del colegio porque estaba desnutrido….Para poder contar estas cosas tienes que ser empático, ponerte en los zapatos del otro.

Mucha gente ha enviado sus propias denuncias…
La gente nos ha mandado sus propias denunciar, sus historias, sus quejas y necesidades. Mi Instagram se llenó de gente diciendo "Alberto ven" e hicimos oído a todo aquello. No puede ser que tratemos a la gente más desvalida de este país, como los ancianos o los niños minusválidos como si fuera un cero a la izquierda. Sus familiares sienten desesperación ante el silencio de empresas e instituciones por cuestiones obvias. Y cuando me he hecho eco de los problemas alimenticios que tienen a través del programa, he vivido situaciones tan insólitas que no sabía si echarme a llorar o liarme a garrotazos.

¿Están bien alimentados nuestros mayores?
En muchos casos no están bien alimentados. De hecho, entre denuncias de familiares de niños y mayores igual he recibido 500 en Instagram. Piensa que es un tema muy sensible porque todos tenemos algún mayor cerca y ojo, todos acabaremos pasando por ahí. En la primera temporada hablamos exclusivamente de residencias de ancianos y ahora hemos querido hablar también de las personas que se alimentan en su propio domicilio, a través de la ley de dependencia.

¿Qué casos has encontrado?
La normativa indica que los menús deberían estar vigilados por un profesional especialista en nutrición, que firma que esas personas están tomando una comida adecuada a su edad y su situación, pero falla esa vigilancia en muchos casos. También he visto el aspecto de muchos de esos menús y no hay quién se lo coma y de ahí he recogido testimonios como el de esa mujer que decía que su madre había entrado en la residencia pesando 45 kilos y al año y medio después murió con 29 años. ¡Estaba raquítica! Hay perros que pesan más.

¿Cuál es el que más te ha sorprendido?
El de los colegios de educación especial por dos motivos: primero porque no conocía ningún caso y segundo porque no puede ser que gente tan desvalida esté tan desatendida. ¡Estamos hablando de gente que tiene un 90 y pico por ciento de minusvalía! Gente que para comer necesita unas atenciones que ni te podías imaginar porque hay personas que no pueden deglutir…¡Y si no reciben alimentación, se mueren!

Tu misión, sobre todo, es ir a pedir explicaciones a quien corresponde, ya que las denuncias de los familiares de estas personas caen en saco roto.
Así es. Yo me he quejado al colegio, yo me he quejado a la dirección, me he quejado a las empresas, me he quejado a la Xunta, me he quejado a todo Cristo Pichichi. Y lo más flipante es que la gente que es la mayor responsable de esto no tiene ni puta idea en muchos casos. Entonces te preguntas: ¿Es peor que no haya puesto solución a los problemas o que ni siquiera los conozcan? Eso sí, como se ha podido ver en el primer programa, pedimos permiso para entrar a grabar los menús y las instalaciones de colegios de educación especial en once comunidades autónomas, pero en todas nos denegaron el permiso.

¿Qué excusas ponen las distintas Administraciones Públicas para no atenderte?
Que tienen problema de agenda, que si esta semana no podemos, que si tenemos vacaciones. Algunas nos han atendido semanas después, cuando ya habíamos acabado de grabar el programa y confiábamos en que se hubieran preparado bien el tema a tratar…Pues ni por esas. Alguna vez he salido peor de lo que he llegado.

image

En la primera temporada del programa, todo el mundo te abría las puertas…
Y en la segunda temporada hemos visto el efecto contrario, pero al final no le ha quedado más remedio a la gente que retratarse, aunque sea negando la mayor. De hecho, todo el mundo sigue hablando de aquella directora de una residencia geriátrica en Babilafuente (Salamanca) que tuvo que abandonar su trabajo después de nuestras denuncias. También quiero realzar la valentía de un montón de gente que se ha puesto delante de las cámaras para denunciar y eso que no es nada fácil, sobre todo las denuncias de trabajadores de distintas empresas, aún a riesgo de sufrir represalias.

¿Has sufrido algún tipo de agresión o de situación comprometida?
Afortunadamente no. Nada más allá de que alguien se cague “en mi puta madre…”. Después de lo que pasó el año pasado en el centro geriátrico de Babilafuente (Salamanca), nadie se va a exponer a agredirme.

¿Has recibido mejor respuestas de las empresas privadas o de las instituciones?
Mitad y mitad. No te puedo hacer un balance específico porque cada caso es muy diferente al otro. Lo que sí puedo decirte es que al final, de todos hemos obtenido una respuesta, aunque en algunos casos sea una respuesta negativa a participar. Hemos propuesto varias veces a los inspectores de las consejerías de Sanidad acompañarles a ver cómo hacen su trabajo y la negativa ha sido general.

image

¿Por qué hay organismos que en lugar de tener sus propios cocineros externalizan la comida y la encargan a una empresa privada?
No lo sé. Imagino que porque quien lo hacía antes no lo hacía de una forma eficiente. Ahora hay hospitales, residencias y varios organismos públicos que lo hacen así y cuando he preguntado por qué lo hacen, nadie me ha sabido responder. Excepto cuando lo pregunte en el Ejército. Me contestaron que antes había profesionales militares que se encargaban de la alimentación, pero ahora se encarga a empresas privadas porque creo recordar que fue en el 2006, se decidió que todos los militares profesionales se dedicasen estrictamente a labores militares.

image

¿Qué tipo de fraudes has encontrado en el mundo de los deportistas de élite?
Ese mundo es muy diferente al resto porque los deportistas de élite no es un colectivo que esté desvalido. Dedican su vida al deporte y el resto nos sentimos orgullosos cuando consiguen una medalla o ganan un campeonato. Son marca España. Uno de sus trabajos es entrenar de la manera más adecuada posible y para eso, la alimentación es fundamental. Y te quedas pasmado cuando encuentras a algún deportista que te comenta sus dudas sobre si podía haber conseguido cuatro décimas más y haber conseguido tal o cual medalla si hubiera echado "gasolina adecuada" a su cuerpo en materia de alimentación. Y cuando ves la diferencia de cómo se trata a un tipo de deportistas y a otros, no solo de distintas disciplinas sino en distintos centros, te quedas pasmado. Y enseguida ves cómo hay centros que funcionan muy bien y otros que no. No tanto porque no hay presupuesto sino porque ese presupuesto pasa por muchas manos distintas.

Si las cosas se pueden hacer bien, ¿por qué se hacen mal?
Desconozco el motivo, pero deduzco que en parte por dejadez, por falta de interés, falta de cariño o de autoridad. No lo sé, pero he encontrado responsables máximos que no tenían ni idea de lo que les hablábamos pero al final han reaccionado bien y otra gente que directamente niega cualquier problema. Y hasta gente que me dice: "Eso es lo que tú dices", pero claro, le llevo documentación. No es que yo lo diga porque sí.

El pasado otoño, tu programa ya minó a 'Operación Triunfo'. ¿Crees que podrás competir con 'La voz senior' de Antena 3 o con 'La que se avecina' en Telecinco en esta ocasión?
Son programas tan diferentes que hay audiencia para todos. No somos una comedia como La que se avecina ni un programa de entretenimiento como La voz. Somos otra cosa, completamente diferente y es el público el que elige.

Además de este espacio, aún tienes pendiente de estreno la séptima temporada de 'Pesadilla en la cocina'…
Sí, ya está grabada, pero no sé en qué fecha se emitirá.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Programas TV