'Masterchef 7': Aleix se convierte en el ganador de la séptima edición

Una reinterpretación del pan tumaca, con sardinas y 13 productos diferentes del mar ha dado la victoria de 'Masterchef 7' a Aleix Puig, de 26 años, el ganador en todas las quinielas de la final.

Aleix es el ganador de 'Masterchef 7'

Una reinterpretación del pan tumaca, con sardinas, un plato principal con 13 productos diferentes del mar y un postre que incluía una crema catalana fue el menú elegido por Aleix Puig, de 26 años, para hacerse con la séptima edición de MasterChef imponiéndose a Teresa, que como dijimos en este especial, tenía muchas posibilidades de hacerse con un puesto en el duelo final.

La final fue muy larga, como de costumbre, y pasaron tantas cosas que es mejor empezar por el principio. Tenían que seguir al chef David Muñoz mientras este replicaba un plato exclusivo con salmonetes, de tres estrellas Michelin.

Los cuatro trataron de seguir al marido de Cristina Pedroche, aunque fue Teresa la que mejor lo hizo y se clasificó directamente para la final. "Nunca pensé que pudieras hacerlo tan bien cuando esta es la primera vez que te enfrentas a este plato", reconoció Muñoz.

Un menú de Quique Dacosta

La segunda prueba tuvo lugar en Dénia, donde los tres concursantes restantes cocinaron un menú diseñado por Quique Dacosta y tuvieron como comensales a antiguos aspirantes de ediciones anteriores.

Los nervios terminaron por traicionar a Aitana. La joven no pudo completar su cocinado como hubiera deseado y requirió de la ayuda de Quique Acosta. "De los trece programas que llevo aquí, este ha sido el peor", reconoció. Valentín plantó cara y estuvo a punto de vencer a Aleix, ya que "sacó dos planazos y uno antes de tiempo", reconocieron desde el jurado.

"No imagináis lo orgulloso que me siento de ser vuestro mentor. Me encanta ver lo buenos amigos que habéis llegado a ser y lo mucho que os habéis cuidado entre vosotros. Tenéis todo mi respeto y toda mi admiración", concluyó Jordi.

Teresa y Aleix en la gran final

El catalán elaboró un menú que pretendía "homenajear" a su tierra: pan tumaca con ajo negro y sardina ahumada como entrante; una recreación de productos del mar alineada con jugo de rodaballo como plato principal; y de postre rocas con helado de violetas y crema catalana. Teresa, por su parte, realizó un tartar de bogavante; oreja y merluza de chicharrones; y una crema fría de licor de café, chocolate y crema de orujo.

El plato principal de Teresa estuvo más flojo y Aleix lo bordó en el postre. Y más que la victoria, lo que más ilusión le hizo al catalán fueron las palabras de Jordi: "Tienes todo lo necesario para ser buen cocinero, pero encima creo que eres una persona maravillosa", le dijo, que incluso le invitó a formar parte de su equipo en su restaurante, el ABaC. "No es una propuesta banal. Creo que puedes pasar muchos años en mi casa".

Aleix, se ha hecho así con los 100.000 euros del premio, la posibilidad de publicar su propio libro de recetas y un curso de formación en la universidad de Ciencias Gastronómicas Basque Culinary.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Programas TV