Aleix, el ganador de 'Masterchef 7': "Dabiz Muñoz es mi ídolo"

En duelo frente a Teresa, el favorito de la edición, Aleix, se provlamó ganador de 'Masterchef 7' con un menú que homenajea a su tierra. Ahora dedicará su tiempo a formarse, trabajar con Jordi Cruz y abrir su propio negocio.

Aleix es el ganador de 'Masterchef 7'
MANUEL PINILLA CRUCES

Aleix Puig (27 años) es el ganador de Masterchef 7, un pescadero de Manresa (Barcelona), que desde los 16 años quería ser cocinero. Ahora, ese sueño se convertirá en realidad. Un ganador con una historia detrás de sacrificio, de esfuerzo y de sueños.

Los platos que te hicieron ganador del programa fueron un guiño a tu tierra…

Para el entrante quise usar productos muy habituales y económicos como el pan con tomate, que encuentras en todas las mesas, y lo que hice fue darle una vuelta y hacer unas texturas de pan con tomate y añadí un producto típico de mi casa, una sardina curada, ahumada, marinada. En el principal entramos en mi mundo, el del pescado, empecé con sabores muy suaves, como un tartar de gambas, para terminar con sabores fuertes, como una vieira curada con yuzu [fruta cítrica asiática], un rodaballo con ponzu [una especie de vinagreta japonesa] y al final el plato lo unía una salsa central de rodaballo que es lo que representaba esa evolución. Y el postre era una mirada al futuro, unas piedras lunares que hice con unos productos que llevaban un licor de naranja por dentro y en el centro coloqué un producto muy típico de mi tierra que es la crema catalana.

Has ganado 100.000 euros, la publicación de su libro de recetas y un Máster en Cocina, Técnica y Producto. ¿La clave del éxito está en el sacrificio?

La clave es el sacrificio, la perseverancia, la constancia y la actitud del trabajo diario. No hay más para conseguir éxito en cualquier cosa.

Aleix en la gran final de 'Masterchef 7'

¿Qué recetas incluirás en tu libro, que se publica el 9 de julio?

Las mejores que hice en el programa, como mi crema de carabineros, que me permitió entrar en 'Masterchef', y un plato muy sentimental, 'Recuerdos', que se hacía mucho en mi casa, con lenguado como ingrediente principal. Y más recetas mías que no pude hacer. Van a ser 25 platazos, que no son de alta cocina, aunque tienen su trabajo, para que la gente los haga en su casa.

Una receta fresquita para el verano.

Tataki de atún, un pescado que me encanta. Se trata de sellar las láminas del pescado, cortarlo en tiras y estirarlas y le añades una salsa ajo verde, que es como el ajo blanco pero en lugar de almendras, con pistachos, bien fresquito.

¿Qué vas a hacer con el dinero del premio?

Lo guardo porque tarde o temprano, en año y medio más o menos, voy a montar un proyecto personal, una mezcla entre chef privado, show cooking, catering, restauración…Me siento cómodo con gente. No sé todavía donde –estoy convencido de que el sitio me va a encontrar a mí. Igual puede ser Manresa, Barcelona o fuera de España.

¿Vas a aceptar la oferta de trabajo de Jordi Cruz para formar parte del equipo de su restaurante?

Primero voy a hacer el Master en técnicas culinarias en el Basque Culinari Center, donde voy a aprender muchísimo. Es un regalazo porque es caro y si no fuera por Masterchef no podría ir. Jordi Cruz me ha abierto las puertas de su casa, de su restaurante Àbac. Imagínate: estudiar en la Basque y practicar en el Àbac. No descarto en absoluto irme un tiempo con él. He estado comiendo allí y la cocina me encanta. Y Jordi es cañero pero es un tío del que se puede aprender muchísimo. De momento quiero digerir todo esto y saber un poco más adelante qué hacer.

aleix posa con el premio de 'Masterchef 7'
MANUEL PINILLA CRUCES

Dices que Masterchef te ha ordenado la vida y la cabeza. ¿Qué quieres decir?

Antes del programa ponía el foco en muchas cosas y me dispersaba. Masterchef me ha enseñado que si te centras en una, avanzas mucho más. Me ha ayudado a entender que cuando quiero hacer algo en la vida –da igual si es solucionar un problema personal o laboral-hay que poner el foco. Y normalmente, lo que es muy urgente, no es importante.

¿Tienes algún ídolo en el mundo de la alta cocina?

Me gusta mucho Dabiz Muñoz y le sigo en Instagram desde mucho antes de entrar en Masterchef. Me gusta cómo plantea su vida, que no se guía por corrientes, le da un poco igual cómo tiene que ser un restaurante tres estrellas, cómo tiene que ser como persona aunque sea un chef reconocido…Yo tengo una mentalidad parecida.

¿Qué opinas de Ferrán Adriá?

No me veo en ese nivel. Yo creo en una cocina muy rica, que yo disfrute cocinando y con y para la gente. Lo que hace Ferrán es experimentación en laboratorio.

De pequeño querías ser futbolista y luego cocinero. Empezaste a estudiar cocina pero tuviste que dejarlo a los 16 años para ayudar al negocio familiar de la pescadería.

Hubo un problema familiar y tuve que aparcar los estudios de cocina para meterme a trabajar en la empresa de mi madre, tres pescaderías y una empresa de distribución, todo con siete trabajadores, que viene de mis abuelos maternos. Llevan 80 años de tradición, trabajando muchas horas y con alegría.

Aleix y Teresa en la final de 'Masterchef 7'

¿Cómo ha influido tu madre en que se cumpla tu sueño?

Desde bien pequeño no he parado nunca, me he metido en todos los jaleos. Y cuando le dije que iba a presentarme al casting de Masterchef, enseguida me animó y me dijo que no me preocupara los tres meses que dura el concurso, que ella se hacía cargo de las pescaderías. Sin ella no sería quien soy ni estaría donde estoy; por eso, cada programa, cada prueba, cada éxito se lo he dedicado a ella. Yo soy emprendedor, pero porque lo he mamado de mi madre. Ella solita abrió la segunda y la tercera pescadería cuando tenía 45 años.

Tienes una hermana. ¿También trabaja en el negocio familiar?

Mi hermana Meritxell, un año menor que yo, ayuda los fines de semana. A ella también le gusta mucho la cocina, como a mí. En realidad es una afición que nos ha inculcado mi madre gracias a la manipulación de alimentos de primera calidad como el pescado. Y eso ya viene de mi abuela.

¿Cómo ha sido pasar de una cocina convencional como la de tu abuela, a una más profesional.

Es un proceso. Empecé viendo cocinar a mi abuela primero y a mi madre después. Siempre he estado en contacto con el pescado, los clientes me han pedido recetas, he servido pescado a buenos chefs y me he fijado cómo cocinaban. Luego empecé a cocinar yo, hago comida cada día y algo más especial para los amigos, los fines de semana…Una cosa te lleva a la otra y al final, te gusta la cocina. Y estoy dispuesto a luchar por mis sueños porque a mí no me gusta que me contraten.

¿Eres buen anfitrión?

Sí. No me gusta comer solo en casa; es deprimente. Prefiero cocinar para la gente a la que quiero.

¿Quién cocina mejor, tu madre o tú?

Mi madre. Yo soy de seguir una receta y entretenerme, pero mi madre te hace un plato exquisito con lo que hay en casa.

¿Se sorprendió cuando quedaste ganador?

Totalmente. Cuando me presenté al casting, mi madre se lo tomó como “otra cosita del niño”,porque ando metido en cien mil cosas. Pero claro, nadie pensaba siquiera que pudiera quedar seleccionado. Piensa que no presentamos 28.000 personas y eligieron a 15. Creo que a mi madre, con este triunfo, le he regalado una de las tres mejores experiencias que ha tenido en su vida. Y una vez conseguido, es la primera que me dice que no pare. Masterchef ha sido un trampolín y a partir de ahora, adelante.

Aleix Puig In Madrid
NurPhotoGetty Images

No hablas de tu padre. ¿Están separados tus padres y te has criado con tu madre?

Sí. Están separados y tengo una relación cordial con mi padre, pero lejana.

¿Qué te han dicho tus amigos?

Mi móvil está que saca humo. Piensa que yo sé que soy el ganador desde hace dos meses, que es cuando se acabó de grabar el programa, pero no se lo podía decir a nadie. Salvo mi madre, mi hermana y dos amigos íntimos, nadie más lo sabía. Y no veas lo difícil que es guardar el secreto en una ciudad como Manresa, con 70.000 habitantes y donde todos nos conocemos. Por eso empecé a disfrutar de la victoria cuando se vio en televisión.

Durante trece semanas tu lema ha sido: “Cuanto más exigente eres, mejor sabe la victoria”. ¿De dónde has sacado esa máxima?

Es mía. Masterchef no se puede ganaren una semana porque entonces no valoraríamos nada. La gracia reside en estar tanto tiempo pasándolo mal. Es lo mismo que los tatuajes que llevo –que me encantan- Si fueran pegatinas, te aburrirías de ellos a los dos días. Precisamente porque te pasas cuatro o cinco horas sufriendo, cuando terminan de hacerlos, dices: ¡¡¡”Qué gusto!!!” Todo lo que te cuesta esfuerzo, lo que has sudado, es lo que se valora.

Aleix Puig In Madrid
NurPhotoGetty Images

¿Qué destacarías de tu compañera, la finalista Teresa Abalde?

Los nervios de acero que tiene. Me parece una buena cualidad ser templada en los momentos tensos que te tocan vivir en el programa. Yo soy más terremoto, me guío más por instintos, pero las buenas decisiones deben tomarse de forma más sensata. Confío en que esa templanza –con Teresa nos llevamos casi25 años-me la de la vida.

¿Cuáles son tus aficiones cuando no trabajas?

Me encanta socializar. Salir a comer, salir por ahí con mis amigos, de fiesta o a pasarlo bien, a disfrutar. Me encanta la playa; en verano suelo ir a la Costa Brava, a Palls. He pasado la verbena de San Juan por Calella de Palafrugelly Llafranc y vengo enamorado de esa zona. Y en invierno voy mucho a Andorra, donde practico el snow board y además tenemos una casa en El Tarter.

¿Entre tus hobbies está la televisión?

Apenas la veo. Ahora con Netflix veo muchos documentales de cocina, veo cosas que me aportan alguna cosa y al final el fin de semana veo películas. No soy un adicto a la televisión, estoy todo el día en la calle, con el móvil en la mano. ¡Soy millenial!

Dicen que has sido el guapo oficial de esta séptima edición de Masterchef. ¿Te lo tienes creído?

No. Se agradece que te digan que eres guapo. Mejor que que te digan lo contrario. Pero ni me creo mejor ni peor que nadie.

¿Ligas más desde que sales en la tele?

Con las chicas siempre me ha ido bien, pero no por el físico sino porque me gusta charlar y creo que soy divertido. Ahora se me acercan chicas que me reconocen, pero no por eso ligo más.

¿Estás libre o tienes novia?

Tengo el corazón cien por cien libre, pero creo en el amor. El amor me encanta y enamorarme mucho más. Compartir la vida con alguien es lo ideal.

¿La gente que se te acerca es cariñosa?

Como Masterchef es un programa familiar, me encanta cuando me encuentro aun niño, a su madre y a su abuela y todos lo han seguido. Podemos charlar un buen rato y es muy ameno. Y no veas las clientes de las pescaderías. No paran de pedirme recetas y están encantadas. Son clientes fieles, de años y algunos son amigos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Programas TV