Boris Izaguirre presenta 'Lazos de sangre': "Me había quedado como un personaje histrónico"

Boriz Izaguirre ocupa el lugar de Ines Ballester y presenta y dirige el debate de 'Lazos de sangre', el programa de La 1 que repasa las grandes familias de la sociedad española.

Boris disfruta de su nueva etapa profesional
Guillermo Jimenez HEARST

¿Nervioso ante esta nueva aventura?

La verdad es que sí. Me siento como super privilegiado. Realmente habrán barajado varios nombres y que pensaran en mí me honra muchísimo. Me entusiasma que confíen en mí. Es verdad que soy bastante especialista en los contenidos de Lazos de sangre. Es muy probable que no me sepa las batallas de la independencia de mi país, Venezuela, pero sí muchísimo sobre la sociedad española, sobre todo de la mitad del siglo pasado para acá. Todo ese universo de sagas y victorias personales me ha acompañado y me ha formado como persona. Es un mundo en el que creo mucho y admiro, y puede generar increíbles enseñanzas.

Pero el concepto de fama ha cambiado mucho.

Sí, igual que ha cambiado el país. No olvidemos que muchas de estas familias tienen su propio relato que confían al espectador y que servirá también para entender los cambios de la sociedad española. Y eso es también una aportación importante de estos documentales.

¿Al darles voz recuperarán su sitio?

Sí, porque nos contarán lo que les une y desúne, y eso es vital para cada familia. Pero yo creo que en esta edición vamos a ver la importancia del rol de la mujer, no solo en el entorno familiar, también en el país. Qué representan para todos Pepa Flores, Carmen Cervera, Isabel Preysler… Mujeres que han alcanzado su propia marca y han luchado por su independencia sin traicionar sus criterios, y eso es interesante de contar en estos tiempos. Yo siempre defendí a las reinas del corazón como figuras claves para analizar el mundo femenino y lo que significa ser mujer.

Boris Izaguirre presenta 'Lazos de sangre' 
Guillermo Jimenez HEARST

¿Quizá el tiempo ha distorsionado su realidad?

Al revés. Yo creo que les ha otorgado más mérito. La sociedad machista no permite a las mujeres envejecer; son señaladas por su edad. Y ahora vemos que muchas han hecho del paso del tiempo su mejor arma, y han cambiado con el resto del país y eso lo reflejan en sus vidas. esto es un homenaje a ese crecimiento. Algunas deberían ser más honradas por el país, como Carmen Cervera, por ejemplo, por su labor en el arte… No debemos olvidar que el programa se nutre también del maravilloso archivo de TVE, y es impresionante ver imágenes del recuerdo.

¿Cuál es tu aportación al programa?

Ya había colaborado en la temporada anterior. A muchas de nuestras protagonistas las conozco personalmente, tengo una intensa amistad y las admiro por sus victorias personales. A partir de ahí, como yo también tengo una gran memoria para recordar anécdotas y momentos, me volvieron a llamar. Sé tanto de sus vidas, que ese será mi verdadero aporte, y moderar un debate como el que podríamos tener cada uno en nuestra casa después de ver el programa.

¿Qué personajes nos sorprenderán más?

Todos… Será sorprendente el testimonio de Eugenia Martínez de Irujo ver hablando de sus padres, tan distintos el uno del otro, y también sus hermanos. Piden el reconocimiento de la figura de su padre (Luis Martínez de Irujo y Artázcoz) que murió pronto. Tita Cervera contará lo mal que lo pasó durante su matrimonio con Espartaco Santoni, y la diferencia abismal que había entre el actor y el barón Thyssen… Y también veremos a Pepa Flores, un personaje fantástico que no hemos vuelto a ver y oír; a Isabel Preysler con sus hijas, cada una con una personalidad distinta, pero todas funcionan en equipo porque poseen cualidades asombrosas que encajan.

Y también habrá una edición dedicada a Isabel Pantoja.

Sí, veremos cómo esta mujer durante cuatro décadas ha copado la atención de los españoles.

Ahora está en Supervivientes. ¿Dará la cara en TVE?

Bueno, tenemos que reservarnos también algunas sorpresas. El programa propone sobre todo el debate sobre muchos aspectos de nuestra sociedad, con criterio y libertad, sin que falte el entretenimiento.

Boris Izaguirre, eliminado de 'MasterChef Celebrity 3'
TVE

Boris, ¿este es tu momento como comunicador?

Me siento feliz de vivir esta aventura y encima con un elemento que conozco y disfruto. Yo he nacido para trabajar y pasármelo bien. Parezco de otra generación, pero creo en el trabajo. Solo pienso en compartir un buen rato con la gente y eso me ayuda a tener mejor actiud como comunicador. Además, en este programa hay mucha labor de investigación, de gran valor documental . Por eso es importante hacer pensar al público sobre lo que hemos contado.

¿Y el comienzo de otra etapa profesional?

La clave en este desarrollo personal fue participar en Masterchef Celebrity 3. Habían intentado convencerme antes, desde el principio, pero no me veía. Estaba instalado en Miami. Pero luego descubrí que no hay nada más sexy y seductor que servir un plato, y el programa me recuperó para la tele.

¿Qué vamos a descubrir de Boris?

Pienso que me había quedado como un personaje histriónico y ahora vuelvo a mi esencia. Sigo siendo un poco alocado y con opiniones controvertidas, pero me noto más relajado.

Pronto repites también con la segunda edición de Prodigios.

Sí, disfruté muchísimo con ese programa, y encima tuvimos el consentimiento del público gracias a tanto talento. Hicimos felices a todos y yo aprendi a manejarme en el escenario.

¿Algo que quieras cambiar, que te preocupe?

No, no, hay que despojarse de cualquier temor en la vida. Los que trabajamos en televisión estamos atentos al dato, pero en este caso creo en la calidad del programa y estamos envueltos en una burbuja de tranquilidad. Ya me pasó en Prodigios y Masterchef, así que no me preocupa nada. Solo crecer, cambiar y hacer…

¿Te gusta opinar sobre los últimos cambios sociales y políticos?

No soy persona que hable de política . En las últimas elecciones recibimos una enorme lección de democracia. La gente ha escogido bien y ha lanzado un mensaje que piensa defender. Es verdad que ha resurgido la extrema derecha pero todos estos cambios también nos enseñan y animan reflexionar. Yo no creo en las estridencias, solo existen en la tele, pero no en la vida real. Y no debemos actuar con miedo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Programas TV