Màxim Huerta renueva con 'A partir de hoy': "He pasado momentos duros"

Tras su éxito durante el verano, 'A partir de hoy' seguirá en otoño, y su presentador, que vive tiempos de renovación, lo disfruta orgulloso.

Entrevista a Màxim Huerta
Raul Tejedor

Asegura Máximo Huerta que vive una etapa llena de ilusión, a lo que ayuda el éxito de su espacio A partir de hoy, que seguirá en otoño en las mañanas de La 1. Su vuelta a TVE ha supuesto una ‘recuperación’ tras su varapalo en la política, y gracias a su familia, la literatura y la pintura, ha superado unos duros momentos de los que ha aprendido a “medir las cosas con otros baremos”. Incluso ha rescatado su nombre y, de paso, su esencia. Ya prepara su próxima novela, y en noviembre publicará un libro ilustrado sobre Roma.

Estás teniendo mucho éxito con el programa

Es un sueño de programa. Estaba hablando con mi madre y le he contado los invitados tan maravillosos que han venido, como Concha Velasco, Verónica Forqué. Estoy encantado con todos ellos.

¿Y por qué crees que a la gente le gusta tanto?

Es un espacio amable y simpático, en el que se escucha. El tono es muy agradable, de terraza, y a los colaboradores les apetece escuchar. Es fantástico.

¿Se necesitaba un formato así en TVE?

Yo respeto mucho todo los programas, pero este me parece maravilloso. Se escucha, se habla y no se busca el conflicto. Todos los comentarios que recibo son muy buenos.

¿Este programa ha llegado en un momento especial de tu vida?

Me está dando la oportunidad de estar al lado de gente tan buena como Gemma Nierga, Ana García Siñériz… Cuando hice Destinos de película, también me dio otras cosas. A partir de hoy tiene todo lo que me gusta: actualidad, buena gente, buen tono y grandes invitados, y ha llegado en un momento vital muy importante.

Maxim Huerta se refugia en paris
TVE

¿Está dando otra imagen de ti después de tu etapa política?

Sí, estoy recuperando el tono periodístico y entregado al programa. Después de 20 años, ya me conoce la gente.

¿Y cómo participas en él?

Participo en todo. Es como mi casa, mi terraza, estoy en la elaboración de los contenidos, de las entrevistas. Participo en la escaleta, en el tono y en la elección de los invitados con los dos directores del programa, Marce y Julia Varela. Trabajar a gusto debería ser algo necesario, y yo lo hago aquí muy a gusto.

Durante un tiempo estuviste oculto y parece que te refugiaste en la literatura, ¿no?

Fue una época en la que me apetecía más volcarme en la literatura, en mi padre, que estaba enfermo en ese momento, y me apetecía bajar de estación, ordenar mi vida y continuar mi camino. También me fui a vivir fuera, a París, y dar un cambio y probar otros lugares de escenario de vida. Eso es bueno, parar en la estación, mirar el paisaje y luego volver a subir al tren.

¿Cómo recuerdas tu etapa de Telecinco?

Yo venía de Canal 9, de hacer informativos, y lo recuerdo como en dos grandes momentos. La época de los informativos, con grandes acontecimientos, bodas reales, el 11S, muy apasionante periodísticamente, y luego la época del magacín con Ana Rosa. Allí aprendí muchísimo de televisión, y sobre todo, de cómo se hace ese tipo de formatos.

Y luego llegó tu etapa de político ¿Cómo la viviste?

Lo recuerdo como un tiempo en el que yo puse mucha ilusión y que se frustó, pero también aprendí mucho de cómo funciona el periodismo y la política.

maxim huerta como ministro de cultura
Víctor Blanco

¿Qué aprendiste?

Sobre todo, de las varas de medir y del eco que les damos a las noticias, según sean.

-Y te dañó tener que dimitir?

Fue duro, sobre todo en los personal, pero en lo profesional seguí escribiendo, dibujando. Me enfoqué mucho en lo familiar y en lo literario.

¿La familia fue tu mejor apoyo en esos momentos tan crudos?

Sí, por supuesto. La familia, si la tienes y es buena, es un pilar. Mi madre es fundamental, ha estado conmigo en los alegres y en los menos buenos, Y eso une mucho más. Yo siempre destaco la parte buena de la familia.

¿Crees que las vicisitudes te han cambiado como persona?

Muchas gracias. Yo me encuentro muy a gusto, y este programa me permite sacar lo mejor de mí. También me pilla con 48 años, muy seguro de la profesión y con todo lo que he hecho en mi vida.

Y hubo un momento en el que también cambiaste tu nombre…

No lo cambie, lo recuperé. Pero que la gente me llame como quiera. Me lo cortaron cuando estaba en Canal Nou, y yo tenía ganas de volver a recuperarle. De todas formas, en mi casa me llama Maxi, mis amigos, Max. Era el momento de recuperar las cosas buenas, incluso el nombre.

¿En que te inspiras para escribir y qué quieres contar con ellas?

Ya llevo doce libros, y me inspiro en una conversación en un bar, cuando contemplo un campo de lavanda, por ejemplo, o en el mar, o en mi pueblo, en conversaciones… En los sitios normales de la vida. Me gusta escribir novelas costumbristas.

¿Y qué has contado en tus libros hasta ahora?

Hace poco lo pensaba y la mayoría habla de perseguir la felicidad, de buscarla y de la necesidad de sentir bien. Me voy a tener que releer a mi mismo.

¿Escribir es una terapia para ti?

Sí, leer y escribir, las dos cosas. Porque hablan de cómo te sientes y de la manera de ser feliz.

¿Y de qué hablará tu próxima novela?

Aún no sé cuando saldrá. La estoy cerrando todavía y no tiene nombre. Pero sí puedo decir que estoy muy feliz con ella. Uno siempre escribe movido por lo que quiere transmitir, pero también por lo que ha vivido. Supongo que mi última etapa se notará en la novela. En noviembre saldrá un libro ilustrado sobre Roma, como el que hice de París. Los publico con Planeta.

maxim huerta libro
María José Rasero / HEARST

¿Y tienes algún ritual como escritor?

Siempre escribo por la tarde, y a veces por la mañana. Escribo después del café, y como no estaba en televisión este tiempo de atrás, pues le dedicaba más horas. Yo soy muy disciplinado. Soy una persona de horarios y de rutinas.

Y también dibujas muy bien a acuarela

Muchas gracias. He hecho alguna exposición. Y siempre que viajo hago un libro con dibujos de lo que voy viendo, pero eso es una costumbre de mi infancia, porque mi madre me llevaba de niño a clases de pintura, en Buñol, con un pintor, Mora, y siempre tenía dos aprendices, y un de ellos era yo. Y mi madre siempre pintó también. Todos los cuadros que hay en mi casa son de ella.

¿Te ha transmitido ese amor por la pintura?

Sí, y por la cultura. De niño me regalaba muchos libros y también hacía talleres de todo tipo, de cerámica…

¿Y talento de escribir también te viene de ella?

Supongo que de leer mucho, porque en mi casa siempre se ha leído mucho. Mi padre me regalaba muchos libros porque él no los tuvo de niño.

¿Pintar te ha ayudado también a reciclar ciertos momentos complicados de tu vida?

Sí, la acuarela es muy terapéutica. Durante todo este tiempo he pintado mucho y era la única manera de relajarme.

¿Y cómo te definirías como entrevistador?

Creo que soy alguien que charla y que escucha. Me gusta que la gente hable y que la conversación vaya fluyendo, si el entrevistado está cómodo, al final la gente cuenta muchas cosas que no estaba previstas. Hay que recuperar la capacidad de escuchar, y en TVE se puede. Eso engancha al espectador y todo resulta mucho más rico.

¿Y qué estás aprendiendo de los invitados?

Que todos somos muy vulnerables y que pasamos por malos momentos. Hay que ser más tolerante con los errores y aplaudir más el éxito de lo nuestro, de nuestro arte.

¿Antes de este programa tuviste otras propuestas televisivas?

Sí, pero no acepté porque o no me gustaban o no era el momento. Ha habido bastantes propuestas, y agradezco a los directivos de las cadenas y de las productoras, que se acordaran de mí. Esto es como enamorarse, uno no elige de quién lo hace. Aquí me atrajo mucho el nivel de los colaboradores. Siempre salgo feliz cuando se apaga el micrófono. Sole Jiménez es la voz del programa, y es una mujer que se interesa por todo, y OlgaViza es una grande. Da gusto escuchar a personas con ese pese. Me encanta la ironía de Iturriaga, el saber estar de Ana García Siñériz y la personalidad de María Gómez, por no hablar de Boris.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Programas TV