'Alta Mar': Claudia Traisac es la 'chica más misteriosa' del reparto

La actriz se incorpora desde hoy a la temporada 2 de 'Alta Mar' , en la que interpreta a una chica que tiene una sensibilidad especial para sentir y presentir casos de asesinos.

'Vivir Sin Permiso' Photocall - 66th San Sebastian Film Festival
NurPhotoGetty Images

La segunda temporada de Alta mar atraca hoy en el puerto de Netflix y lo hace con Claudia Traisac como principal novedad en los pasajeros del buque. La hija de Nemo Bandeira en Vivir sin permiso es de Leganés (Madrid) y su verdadero apellido es Hernández, pero utiliza Traisac en homenaje a su abuela francesa, a la que abandonaron de bebé en un orfanato con su apellido escrito en un papel. Esto y más cosas nos desvela en esta entrevista.

Ha sido el primer amor de Carlitos en Cuéntame y luego ha vuelto esporádicamente a la serie. Ha trabajado en Amar en tiempos revueltos. En el biopic de Carmen Ordóñez hizo de su hermana Belén. Trabajó en inglés en Escobar, el paraíso perdido. Ha trabajado con Almodóvar en Volver y con los Javis en La llamada.

¿Quién es Cassandra?

Es una chica muy misteriosa, que atrae mucha curiosidad al barco porque tiene una sensibilidad especial para sentir y presentir casos de asesinos, de muertes…. Nadie sabe quién es, por qué aparece de repente en el barco, y si es verdad o no lo que cuenta.

Claudia Traisac en la segunda temporada de 'Alta Mar'

-A los 9 años ya participaste en un corto. ¿Cuándo te interesaste en el mundo de la interpretación?

Desde muy pequeña. Mis padres siempre me ponían películas clásicas, hemos visto también muchas series y de niña ya me apunté a teatro y a música. Mi madre está metida en el mundo del cine y mi padre ha sido mi coach desde siempre, me preparaba con él antes de presentarme a un casting

-Desde que empezaste con la serie “El inquilino” e hiciste la película “El séptimo día”, de Saura, en 2007, con solo 12 añitos, ¿qué has aprendido?

Todo. A interpretar, a estar en un escenario…he madurado también como persona en ese proceso.

-¿En algún momento fuiste una niña prodigio con todos los inconvenientes que implica?

Nunca me he sentido así. Para mí, actuar era algo natural y mis padres siempre controlaban que nunca hiciera más de un proyecto al año y que no tuviese que trabajar demasiadas horas seguidas. En el cole siempre he tenido los mismos amigos y me he sentido arropada y, además, tengo un nombre artístico distinto al mío para separar ambos mundos.

-¿Marca haber actuado en “Cuéntame cómo pasó” como Julia Valcárcel, el primer ligue de verano de Carlitos Alcántara?

Más que marcar, me hace mucha ilusión haber trabajado en esa serie. Además, me encanta la historia que vivieron Carlitos y Julia cuando eran pequeños. Era una trama preciosa y se trató con muchísimo cuidado.

-Allí le diste tu primer beso, pero era el primer beso también en tu vida real. ¿Cómo lo recuerdas?

Pasé mucha vergüenza y muchos nervios, más el día anterior que cuando tuve que rodar la escena y recuerdo que fue un día de rodaje muy bonito.

-Hace cinco años rodaste tu primera película en inglés, “Escobar, paraíso perdido”. ¿Cómo fue la experiencia en Hollywood?

En realidad yo no estuve en Hollywood. Lo que hice fue una coproducción hispano-francesa-americana muy interesante con la que hicimos una gira por los distintos festivales y fue maravillosa la experiencia. Cuando conocí Los Ángeles por primera vez pensé que era una ciudad muy difícil para relacionarse porque todo el mundo está en su casa, no hay plazas o sitios públicos donde reunirse…y también es una ciudad difícil para un actor, porque allí vive mucha gente que quiere cumplir su sueño. Pero si te sale una película, es increíble trabajar con esos equipos tan profesionales y con gente como Benicio del Toro, del que aprendí mucho.

-¿Fuiste con un buen nivel de inglés a Estados Unidos?

¡Qué va! Yo estudié inglés en un colegio público de Leganés. Creía que me defendía hasta que llegué a Los Ángeles y me di cuenta que no tenía ni idea (risas). Afortunadamente, el director de la película quería eso, una persona a la que se le notase que no era de habla inglesa. Fue un rodaje muy intercultural.

-En esa película conociste a tu pareja, Josh Hutcherson. ¿Es difícil mantener una relación a distancia?

Se lleva como se puede, con mucho Skype y mucho avión. Ahora, cuando viajo a Los Ángeles ya me siento mucho más cómoda.

Alejandra Onieva, Claudia Traisac e Ivana Baquero en 'Alta mar'
Manuel Fernandez-ValdesNetflix

-Creía que tenías miedo a subir a un avión…

Le cogí miedo a los aviones de tanto ir a Galicia a rodar la serie “Vivir sin permiso”. Cogía aviones pequeños para trayectos cortos y con aeropuertos difíciles para aterrizar, tuve muchas turbulencias, otras veces tuve que volver a Madrid porque no podía aterrizar el avión…Y después de varios episodios así, me empezó a entrar ansiedad, pero una vez que despega estoy feliz en el avión.

-¿Ya cantabas antes de participar en el musical “Hoy no me puedo levantar” y luego en “La llamada”?

Tengo estudios de música porque desde los 7 hasta los 17 años estudie en el Conservatorio y además toco la guitarra clásica, pero no he hecho clases de canto como tal, aunque me flipa cantar desde que era pequeña. Y cantar en un escenario ha sido un sueño hecho realidad.

-Toda tu familia está muy unida al club deportivo Leganés. ¿Por qué?

Yo he tenido el carnet del Leganés de toda la vida. Esto viene de mi abuelo, que tenía una tienda de ultramarinos y vendía bebidas en el campo cuando mi padre era pequeño. También tengo un primo que ha sido el jefe de prensa del Leganés durante muchos años y mi hermano pequeño es muy futbolero y el momento que el equipo subió a primera, lo vivimos con una ilusión tremenda. Pero ahora hace un año y medio que no veo un partido de fútbol.

-Te han dado un premio en tu pueblo, el ‘Premio al Independiente del año’. ¿Eres profeta en tu tierra?

Tampoco me siento así, me siento normal, pero es cierto que el año pasado me concedieron ese premio y además di el pregón de las fiestas.

-Háblame de tus aficiones fuera del trabajo.

Me gusta mucho la fotografía, hacer fotos y que me hagan y también el cine. Me gusta bailar y aunque no soy una gran deportista porque soy vaga, lo hago porque me hace sentirme bien. Disfruto paseando, pero últimamente voy más por Madrid en bici eléctrica.

-Creo que eres bastante desordenada. ¿Ese es tu defectillo?

Si soy desordenada, pero estoy trabajando para no serlo. He crecido en ese terreno y ya no soy tan desastre.

¿Y tu mejor virtud cuál es?

Soy muy extravertida y confío rápidamente en la gente. Y, sobre todo, quiero mucho a mis amigos y se lo hago notar.

-Creo que te gustan los tatuajes. ¿Cuantos tienes?

Me gustan mucho pero luego tiendo a arrepentirme de habérmelos hecho. Tengo cuatro en total. Uno en el tobillo que me hice en Coachella. Es una gota por el mar de Panamá y cuatro puntos, cada uno de ellos por mi padre, mi madre y mis hermanos. Tengo también un ancla en los pies y una rosa debajo del brazo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Programas TV