'El tiempo del descuento': Adara y Gianmarco, cerca de la reconciliación

Adara y Gianmarco se han sentado frente a frente para mostrar sus sentimientos y ver qué es lo que ha pasado realmente tras salir de 'GH VIP 7'.

'El tiempo del descuento'

A altas horas de la madrugada, Adara y Gianmarco se han sentado frente a frente en El tiempo del descuento para mostrar sus sentimientos, decir sólo verdades y ver qué es lo que ha pasado realmente tras salir de 'GH VIP 7'.

Gianmarco le preguntó a Adara durante la tarde de ayer si quería hablar con ella, algo a lo que la joven accedió explicándole que "hasta antes de grabar la llamada, yo lo hubiera arreglado contigo". El italiano se justificó explicando cómo se sentía: "tienes que entender mi situación: estaba mal, no entendía nada, todo el mundo me decía que no te conocía. Esa persona me habló fatal de tí. Te pido perdón, soy humano y puedo cometer errores".

El italiano estaba derrumbado en su cama, mirando al techo y con los ojos rojos. Adara, al verlo así, acude a su lado para entablar la conversación. "Estoy nerviosa", reconoce la ganadora con los brazos encogidos. Gianmarco, con la voz rota y llorando, le explica que "estaba pensando en cómo han cambiado las cosas, antes estábamos los tres aquí y ahora ha cambiado rápidamente".

Mucho que perder

Adara volvió a explicarle al joven concursante que ella era la que más difícil lo tenía: "tú sabes cuál es mi vida. Solo quería no hacer daño a Hugo porque es el padre de mi hijo. La que más ha apostado por esto soy yo, he arriesgado. Yo tengo un hijo y tú no tenías nada que perder".

Al ver al italiano derrumbarse, Adara no aguanta más y se funden en un eterno abrazo. Pese a que no han llegado a una conclusión, la protagonista le deja claro a Gianmarco que "estoy muy decepcionada por todo lo que ha pasado fuera, siento que te hubieras reído de mí".

No me creo que estés llorando y en Navidad no me hayas llamado", le reprocha Adara. Además, sigue soltando zascas al decir que "si no hubiéramos vuelto aquí no nos hubiéramos vuelto a ver". Gianmarco, que no sabe por dónde le vienen las críticas, responde sonriendo: "Pero estamos aquí".

El silencio reina durante varios minutos, dejándonos la mítica estampa de los dos mirándose a los ojos y tocándose las manitas. Luego, Gianmarco quiere hacer las paces y le dice: "¿Entonces no nos vamos a volver a ver nunca más?". Ella, muy segura, le responde: "Eso me decías la otra vez".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Programas TV