'Supervivientes 2020': Hugo y Elena se acercan

La tristeza por haberse perdido el primer cumpleaños del hijo que el uruguayo tiene con Adara propició el reencuentro entre el 'dios' de la isla y la que fuera su suegra.

image

Los primeros días han sido complicados a nivel sentimental para Elena Rodríguez y Hugo Sierra. Ambos sufrían por haberse perdido una fecha importante para ellos: el día 22 de febrero cumplía un año su nieto e hijo, respectivamente, el bebé que el uruguayo tiene con Adara. La triatleta estaba de bajón pensando en el pequeño y José Antonio Avilés le aconsejaba que se desahogase con Hugo precisamente por tener a esa "personita" en común.

image

Aunque en un principio ella se resistía, al final la acompañó al santuario para visitar a Hugo. Una vez allí, el 'dios' de la isla le confesaba a Elena el motivo por el que no se había acercado antes a ella: "Eres muy parecida a tu hija. Es como que quiero hablar pero mejor no porque huyo de la situación. Cierro los ojos, escucho tu voz y me desagrada", le decía.

image

"A ver si en esta experiencia conozco más al padre de mi nieto", le contestaba ella, dejando ver la distancia que había entre ellos a pesar de haber sido familia. Hugo se venía abajo pensando en el pequeño Martín: "Hoy es un día feo. No me había despegado del niño más de dos días y en Madrid, que sé que estoy a una hora de mi casa. Él no se da cuenta pero yo sí", le decía. Elena, a pesar de todas las diferencias que ha tenido con él, le tendía la mano: "Si me necesitas, cambiaré la voz", le respondía antes de darle un abrazo.

image

Mientras, en plató, Adara seguía la conversación de su madre y su ex con sentimientos encontrados. Por un lado, estaba contenta con el acercamiento, aunque por otro, no apostaba por esta tregua y estaba segura de que en algún momento saltarán chispas entre ellos.

Los mensajes de su pequeño

Mientras Hugo y Elena echaban de menos al pequeño que les une, el equipo del programa les había preparado una sorpresa en forma de pergamino. El ex jugador de baloncesto fue el primero en abrir el suyo y se vino abajo al ver que dentro estaba la huella de la manita de su bebé.

El uruguayo rompía a llorar al verlo y algo parecido le ocurría a la abuela del niño, que recibía un pergamino idéntico pero con un piececito en lugar de una mano. Elena aprovechaba el momento sensible para acordarse de sus dos hijos y decirles cuánto los quiere.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Programas TV