Platós fuera de peligro: así han vuelto ¡Boom! y 'Ahora caigo' tras el coronavirus

Tomar la temperatura facial y corporal, así como mascarillas, mamparas y distancias para trabajar, son las normas de los rodajes.

juanra bonet presentando el programa boom

Ha costado volver a grabar en los platós de televisión, pero el ingenio que han desarrollado las cadenas y las productoras de programas como ¡Ahora caigo!, ¡Boom!, El cazador y Typical Spanish, entre otros, ha dado sus frutos y ya lo hacen con ‘normalidad’, eso sí, aún sin un público que anime las horas de rodaje y con todas las medidas de seguridad exigidas.

Nueva era audiovisual

Hay un antes y un después en la televisión tras la pandemia”, dice Bruno Pena, director de producción de El cazador, que nos cuenta cómo se graban –unos cuatro programas al día– las nuevas entregas del concurso de La 1 desde el pasado 19 de mayo. “Tenemos medidas extremas. Para poder volver se han hecho test de la covid-19 a todo el equipo. Por ejemplo, hay mamparas de separación en los distintos departamentos del espacio: guion, redacción, realización... , y plataformas para aislar algunos puestos”, explica.

programas de television

Mediacrest, su productora, sigue un estricto protocolo diario. “Por la mañana se toma la temperatura a todos los trabajadores. Tenemos un dispositivo que hace un reconocimiento facial de este valor, el único que hay en televisión, y si se tiene más de 37,5 grados, no se entra al plató. En el caso de la comida, cada pedido, que se elige el día anterior, lleva el nombre de la persona del equipo, incluidos los ‘cazadores’, y se come por separado”.

Además, una persona se encarga del control interno, del reparto de mascarillas, que llevan todos en el rodaje, y de desinfectantes de manos. “Hemos echado toda la carne en el asador en este momento. Apostamos por los aplausos enlatados, por lo que la gente no va a notar la diferencia de programas antes del confinamiento”, concluye el productor.

arturo valls habla con un carton

Especiales como recurso

Según fuentes de Antena 3, las medidas de seguridad en ¡Ahora caigo! y ¡Boom! también son muy estrictas. Para evitar el movimiento de mucha gente en las grabaciones, que comenzaron a principios de mayo, se han realizado entregas especiales de ambos programas.

Durante cuatro semanas, en el concurso diario de Arturo Valls estarán 11 personas fijas, Los fantásticos, y mientras dure el estado de alarma, y en posteriores programas, se seguirá emitiendo esta fórmula televisiva. Y con el equipo técnico imprescindible en plató, guardando la distancia de dos metros, y con mascarillas, los que están detrás de la cámara, y con la higiene establecida.

En el programa de Juanra Bonet, Los Dispersos han vuelto a competir con otro equipo y se ha recuperado el bote que tenían acumulado, de más de 1.300.000 de euros. Para grabarlo con total seguridad se han dispuesto en el plató del espacio atriles individuales, en este caso ocho, para los dos equipos que juegan cada día. Además, delante de la bomba estratégica, el momento en el que los concursantes están más cerca los unos de los otros, se ha puesto una mampara de separación para evitar el contacto entre ellos.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Programas TV