Joaquín Reyes, ‘feis tu feis’ con Jorge Javier Vázquez: “El físico me ha limitado bastante al imitarlo”

El cómico nos cuenta qué ha sido lo más difícil a la hora de meterse en la piel del presentador de ‘Sálvame’ y de los otros valientes que se sientan frente a él para reírse de sí mismos.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Acostumbrado a caracterizarse –sus celebrities todavía son un fenómeno en internet–, Joaquín Reyes ha dado un paso más con Feis tu feis, el espacio de Cuatro en el que convive con famosos para transformarse en ellos y responder metido en su piel a sus preguntas. Este viernes le toca el turno a Jorge Javier Vázquez.

¿Ha sido tu imitación más complicada?
Todos tenían su cosilla. Paco León es más tímido y lacónico de lo que parece, entonces tuve que buscarle las vueltas. Y con Jorge Javier Vázquez lo que pasa es que el físico me limitaba bastante, así que el maquillaje es increíble.

¿Estás satisfecho con el resultado?
Fue un trabajo con muchas prótesis, os vais a sorprender. Pensé que iba a salir corriendo, porque él dice que tiene un conflicto con su imagen y le daba pudor. No se le empañaron los cristales de las gafas porque ya no lleva (risas). Pero se portó genial.

¿Qué preguntas se hizo?
Me hizo muchísima gracia que se enfrentara a sí mismo como si fuera un invitado.

¿Y tú, qué nota te pones?
Es que ha sido algo distinto a todo lo que había hecho hasta ahora, y tuve que tirar de recursos para no quedarme en blanco. He sentido la magia y el vértigo de mis inicios, como si examinara mi comedia.

¿A quién te gustaría entrevistar?
Los invitados cuanto más diversos, mejor. Me gustaría charlar con gente muy distinta ideológicamente y profesionalmente.

Dices que esta vez el reto ha sido mayor. ¿Qué te preocupaba?
La reacción de mis parodiados, ya que ahora los tengo delante; antes, evitaba encontrarme con ellos (risas). Yo no imito voces, así que mi trabajo ha sido, sobre todo, psicológico: copiar su forma de expresarse, sus gestos… El objetivo era que el invitado se sintiera cómodo.

¿Reaccionan bien?
Sí, incluso alguno entraba a saco contra su álter ego, con preguntas muy incómodas. Ese momento en el que el famoso descubre su parodia a mí me ponía muy palote (risas).

Encima sin guión.
La conversación casi siempre la llevan ellos, así que he tenido que improvisar mucho.

Por primera vez has contado con un asesor. ¿Por qué?
Me ha ayudado Raúl Pérez porque la parte gestual era importantísima. A Pablo Iglesias, por ejemplo, ya lo había imitado y entonces tenía que superarme.

¿Irías a tu programa?
Me daría pudor….

¿Qué pregunta te harías?
“¿A veces no eres un poquito ‘estomagante’?” (risas). Me da pereza verme, y eso también me lo dijo Jorge Javier. Yo me veo poco, aunque quizá disfrazado puedo aguantarme un poco más.

¿Con qué audiencia te conformas?
A mí no me cuentan eso… ¡Yo soy un poeta y estoy alejado de los datos! [El estreno con Pablo Iglesias lo siguieron 1.366.000 espectadores, 8,6% de share]. Los bohemios somos así.

¿Quién es más duro contigo?
¡Mi mujer, qué poco me baila el agua! Yo le digo que no estaría mal que me adulara… pero nada. Ha visto el de Jorge Javier y le gustó pero luego añadió que si utilizo coletillas, digo muchos eh, que no cierro las preguntas… Yo le contesté que así resulta más natural, pero no está de acuerdo.

¿Anclados fue una decepción?
De lo malo siempre sale algo bueno. Soy muy oriental, antes me pillaba más disgustos. Fue una pena la cancelación pero ahora estoy muy contento.

¿Todo bien con Wyoming?
Sí. Mi relación con él y con el equipo de El intermedio es estupenda, somos amigos. Entendió que aceptara este proyecto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Programas TV