‘Granjero busca esposa’: entrevistamos a los protagonistas

Lander, Rocío, Juanmi y Sigi nos cuentan cómo sido la experiencia de buscar el amor en el campo y ante las cámaras: ¿Han encontrado pareja? ¿Cómo ha reaccionado su familia? ¿Qué tal se han llevado con Carlos Lozano?

image

Naturales, sin artificios ni aditivos, directos al grano. Un aristócrata vallisoletano, un exitoso vaquero, un cabrero enamoradizo, una granjera rociera, un broker de las reses y un ganadero futbolero están dispuestos a abrirse al amor y encontrar una pareja que les acompañe para el resto de sus vidas. Quieren casarse, formar una familia, llevar una vida plena y que sean correspondidos. Este es el perfil de los protagonistas de la quinta temporada de ‘Granjero busca esposa’, el dating show más veterano de Cuatro, que ha demostrado su ‘lozanía’ con su segundo mejor dato de estreno histórico: lo vieron 1.781.000 espectadores en simulcast (todos los canales de Mediaset menos Telecinco), 1.309.000 de ellos en Cuatro.

Con Carlos Lozano como conductor, narrador y celestino, en esta temporada ‘Granjero busca esposa’ viajará por primera vez fuera de nuestras fronteras para llevar a las candidatas a lugares mucho más remotos y exóticos de lo que se podían imaginar.  Flechazos a primera vista, variopintas técnicas de seducción, abandonos, desengaños, giros sorprendentes y momentos muy ‘locos’ se sucederán a lo largo de esta edición.

En el primer programa los granjeros conocerán a sus primeras cinco candidatas -candidatos en el caso de Rocío Jurado- a conquistar sus corazones, elegidas por ellos mismos después de seleccionar sus cartas y fotos. Don Luis, José, Juanmi, Rocío, Sigi y Lánder deberán afinar bien su intuición porque sólo podrán elegir a tres de ellas, con las que iniciarán la convivencia en sus respectivas fincas. Los nervios de los granjeros más inexpertos en el trato con el sexo opuesto se unirán a la competitividad entre las candidatas a convertirse en sus elegidas.

Flechazos, un abandono sorpresa, algunos besos, mentiras y un gran secreto que se mantendrá a lo largo de la temporada se verán en una primera cita, en la que los granjeros, asesorados por un familiar o amigo, descartarán a la primera de las cinco  pretendientes.
La segunda eliminada será aquella que peor se desenvuelva en las distintas pruebas de adaptación: aguantar el mayor tiempo posible en una piscina llena de insectos; demostrar destreza en una ginkana con obstáculos; someterse a un polígrafo para determinar quién dice la verdad; desenvolverse en clases de cocina extremeña; mantener equilibrio en un toro mecánico y componer y recitar poesía.

‘Granjero busca esposa’, adaptación del formato de éxito internacional ‘Farmer wants a wife’, se ha emitido en más de 30 países, entre ellos Francia, Holanda, Italia, Alemania, Suecia, Australia y Canadá y se ha convertido en el dating show más adaptado del mundo. En Holanda se ha convertido en el programa de entretenimiento más visto desde 1995, llegando a superar los cinco millones de espectadores, mientras que en Francia ha liderado su franja superando los siete millones de espectadores. Además del éxito de audiencias, ‘Granjero busca esposa’, en todas sus versiones internacionales, ha propiciado que se formen 86 matrimonios y, fruto de todas las relaciones, hayan nacido 140 bebés.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Lander, un futbolero amante de las vacas

Conquistar a este vaquero vasco no va a ser nada fácil, ya que tendrá que competir con Rebeca, su vaca favorita, que le regaló su madre hace tiempo y a la que adora por encima de cualquier cosa. Y también tendrá que ser futbolera, concretamente del Athletic de Bilbao, su segunda pasión en la vida. Volcado en su explotación ganadera de 200 vacas, ha acudido al programa para buscar alguien con quien compartir trabajo y amor. Xandra, Cristina, Paula, Natalia y Rebeca intentarán conquistar su joven y exigente corazón.

¿Contento con tu experiencia en Granjero busca esposa?
Bastante. Ha sido muy positiva.

¿Qué esperas que la gente conozca de ti por el programa?
Pues que me llamo Lander, tengo 25 años y soy de Bilbao. Mi gran pasión es mi vaquería, mis animales, y de allí no me saca nadie.

¿Alguien te ha aconsejado sobre tus ‘chicas’ en el programa?
Sí. He tenido un amigo que me ha aconsejado en todo momento.

Tres años sin novia

¿Por qué te presentaste al programa?
Porque quería encontrar el amor. Llevaba tres años sin novia, y siempre es bueno tener una mujer al lado que te ayude y te aconseje en la vida.

¿Y es importante que a esa chica le guste el campo como a ti?
No es algo primordial para mí, ella puede tener su trabajo y no pasaría nada. Lo que sí me gustaría es que fuera deportista, y del Athletic de Bilbao…

¿Y qué buscas en una chica?
Sobre todo, que sea natural, que me entre por los ojos y que me haga reír, porque si no me aburro.

Rocío Jurado, rociera y con mucha personalidad

Tiene el mismo nombre y procedencia andaluza que la gran cantante Rocío Jurado, y una personalidad y verborrea que no deja indiferente a nadie. Algo que pudieron comprobar muy de cerca sus cinco candidatos en el programa: Carlos, Diego, Poli, Domingo y Jordi. Dice tener las ideas y las cosas muy claras, sobre todo, lo que busca en un hombre: que la respete, la quiera incondicionalmente y que no la decepcione, como ocurrió con alguna de sus relaciones anteriores. Amante de los caballos, el campo y el cante, Rocío quiere formar una familia y por eso se apuntó a Granjero busca esposa: para encontrar al padre de sus hijos.

Eres la única mujer del programa. ¿Qué te animó a presentarte al casting?
Pues porque yo creo en el amor verdadero y auténtico y vi la oportunidad de conocer chicos de otros lados que me podían aportar otras cosas.

¿Los candidatos se ajustaban a lo que tú estabas buscando?
Hay un poco de todo. Al principio no mucho, pero a la gente hay que conocerla interiormente y darle una oportunidad. Poco a poco, a lo largo de las grabaciones, fui descubriendo otras cosas.

Se te ve una mujer con las ideas muy claras. ¿También eres así para los hombres?
Yo tengo las cosas muy claras. Sé muy bien lo que quiero, pero todavía sé mejor lo que no quiero. En este caso, un hombre para mi casa, un padre para mis hijos y formar un hogar sólido y confortable.

Un padre para sus hijos

¿Te imaginabas concursando en el programa cuando lo veías desde casa?
Pues no, pero yo soy una persona emprendedora y me encanta vivir experiencias nuevas.

¿Y te impresionaron las cámaras?
No. Para mí ha sido todo muy natural y han grabado lo que han querido.

Los candidatos y candidatas han vivido en vuestras casas durante el programa. ¿Cómo ha sido la convivencia?
Las personas de campo tenemos casas grandes, con espacio suficiente, y eso ha ayudado bastante. El problema era cuando tenían que ir al campo. Al principio todos iban con muchas ganas, pero cuando pones a alguien a limpiar el estiércol de los animales, y si además nunca lo ha hecho, pues eso si puede ser un problema.

¿Y ha habido muchas situaciones de ese tipo?
Si no se ha hecho nunca, puede echar para atrás el olor, entre otras cosas. El trabajo del campo es duro, no es como estar en una oficina, y siempre hay cosas que hacer.

¿Y en tu caso han trabajado en otras actividades además del campo?
Hay que verlo, pero en mi caso han hecho de todo. El programa está lleno de sorpresas y la gente se va a reír mucho.

¿Y a Carlos Lozano cómo lo has visto?
Ha sido espectacular. Es una persona muy cercana y hemos contado con él en todo momento. Conmigo, personalmente, se portó muy bien.

Juanmi, un enamorado de las cabras

Juanmi, como buen gaditano, bromea, sonríe y habla sin parar de cualquier cosa, y más si se trata de sus cabras, a las que adora y cuida con mimo, junto a su padre y su hermano Elio, su gran consejero y apoyo incondicional. A sus 21 años, ha acudido al programa para encontrar el amor de su vida (confiesa que solo ha tenido una novia). Competirán por conquistar a este divertido andaluz cinco chicas intrépidas: Carolina, Isa, Vanesa, Nagore e Irene. Como condición, la elegida tendrá que amar el campo y a los animales tanto como él y hacer ‘buenas migas’ con su familia, cuyo proyecto es montar, nada menos, que una empresa ganadera.

¿Qué te impulsó a participar en el programa?
Pues llevaba algunos meses sin novia, y en mi entorno me animaron a presentarme y aquí estoy. Tuve la oportunidad y la he aprovechado.

¿Cómo ha sido la experiencia?
Inolvidable, sobre todo por conocer a mis compañeros de programa. Y con las candidatas también he estado bastante contento.

 

Lo dejaría todo por amor

¿A qué te dedicas en el campo?
Tengo 400 cabras, en una empresa familiar que comparto con mi padre y mi hermano.

¿Y dejarías la granja si tu novia te lo pidiera?
Yo lo dejaría todo si me enamoro de verdad, y si encuentro también un trabajo para vivir, claro. El amor mueve montañas y el mundo.

¿Cuál es tu objetivo en la vida?
Pues lo que cualquier chico de 21 años busca: disfrutar de la vida. Quiero enamorarme y tener una pareja. Aún me quedan muchos años por vivir. 

Sigi, el broker de ganado de Badajoz

Este joven ganadero de Talarrubias, un pueblo de la provincia de Badajoz, de 24 años, es uno de los seis granjeros del programa que busca novia, y quizá esposa, entre sus cinco candidatas: Yanira, Bea, Laura, Iris y María. Se define como emprendedor, trabajador y responsable, y tiene en su madre, Guadalupe, su mejor consejera. Presume de simpático y cabezón y busca en el programa “una mujer para toda la vida”. Ha creado una empresa de compra-venta de ganado, y asegura que “es muy cabezota y que siempre suele tomar sus propias decisiones”.

¿Cómo te presentarías con tus palabras?
Tengo 24 años, soy de Talarrubias, Badajoz, y me dedico a la compra-venta de ganado. Soy un gran amante de los animales, pero no me puedo encariñar con ellos porque al final siempre los acabo vendiendo.

¿Por qué te presentaste al casting?
Porque en el pueblo nos conocemos todos, allí no me como un colín con las chicas y había que abrir espacio.

¿Quién te presentó al casting?
Llegó solo. Me dieron la oportunidad y me presenté.

¿Habías visto las ediciones anteriores?
Sí, y me gustaron mucho. No es que me muriera de ganas de participar, pero como me gusta el campo, pues me lancé.

Se ha enamorado en el programa

¿Qué es lo que más te atrae de una chica?
Lo primero, que sepa estar, que se lleve bien con mi familia y amistades y que me guste.

¿YHas encontrado el amor en el programa?
Claro. Yo me enamoro muy a menudo. Sí, lo he encontrado.

¿Te has sentido bien delante de las cámaras?
Sí, he estado muy cómodo, y cada día más. Al final te acostumbras a que las cámaras estén por todos lados.

¿Te han sorprendido tus candidatas?
Pues sí. Algunas para bien y otras mal. Las chicas han sido muy razonables conmigo, porque yo soy para ‘echarme de comer aparte’. Me han aguantado muy bien.

¿Y cómo se han tomado los vecinos la grabación del programa?
El programa ha creado mucha expectación. En el pueblo nos conocemos todos y se enteran de todo. Ha sido una buena publicidad para Talarrubias.

¿Y tu madre te ha ayudado mucho con la elección?
Ella siempre me da su opinión, aunque yo la suelo llevar la contraria y hago siempre lo que me parece. Ella me ha aconsejado sobre las chicas, pero yo luego he tomado mi decisión.

José, un vaquero-dentista afincado en el paraíso

De origen madrileño, José vive en un auténtico paraíso: ha montado una granja con 115 vacas y acaba de comprar ocho terneros para ampliar su producción. Además, por las tardes ejerce de odontólogo en la consulta de su hermana. Educado y con un corazón enorme, le falta lo más importante, el amor.

Después de haber tenido varios fracasos sentimentales, José es bastante desconfiado porque cree que las mujeres de su entorno sólo le quieren por intereses económicos. Busca una chica española con inquietudes intelectuales que comparta su paraíso y con quien formar una familia. “En la vida he conseguido todo lo que me he propuesto, pero el amor se me sigue resistiendo, así que espero conocer a una chica hermosa tanto por dentro como por fuera”, explica.

 

Don José

Convive con su padre, Don José, un hombre risueño, extrovertido, enamorado del amor y de las mujeres y con una profesión peculiar: es productor musical.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Programas TV